fotovoltaica

Para con el medio ambiente y para con la salud de las personas

Autoconsumir energía solar es un ejercicio de solidaridad ciudadana

0
Cuarenta organizaciones de la sociedad civil -de consumidores, ecologistas, empresarios, sindicatos, cooperativas- han presentado esta mañana en Madrid la Alianza por el Autoconsumo, un nuevo actor del escenario energético nacional que nace con el ánimo de impulsar el desarrollo de esta forma de ahorro y con la intención explícita de que el autoconsumo sea reconocido "como un derecho ciudadano". La Alianza ha presentado hoy su primer manifiesto: «Con el autoconsumo ganamos todos».
Autoconsumir energía solar es un ejercicio de solidaridad ciudadana

El ingeniero Jorge Morales de Labra ha sido el encargado de presentar en sociedad la Alianza por el Autoconsumo. Lo ha hecho en la sede de la Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU), flanqueado por cuatro representantes de las 40 organizaciones cívicas que integran este nuevo colectivo: David Howell, que ha sido el portavoz de las organizaciones ecologistas; Carlos Martínez Camarero, portavoz de los sindicatos; Ileana Izverniceanu, en representación de las asociaciones de consumidores; y Laura Martín Murillo, directora de la Fundación Renovables y, a partir de hoy, responsable de la secretaría de la recién nacida Alianza por el Autoconsumo.

Todos han participado en la presentación de este nuevo actor del escenario energético nacional y entre todos han ido precisando qué es el autoconsumo, cuáles son sus virtudes y qué van a demandar de los poderes públicos para que este se desarrolle de manera eficaz, equilibrada y responsable. Para empezar, Morales de Labra ha explicado que la Alianza no es un conglomerado de asociaciones empresariales. Antes al contrario, está integrada por actores de muy diferente perfil -sindicatos, ecologistas, consumidores, cooperativas- y, sobre todo, abierta a cuantas organizaciones ciudadanas quieran sumarse. Con una excepción: los partidos políticos (la Alianza prefiere presentar una identidad estrictamente ciudadana).

Morales de Labra ha destacado la dimensión solidaria del autoconsumo
El autoconsumo es solidario con el medio ambiente -ha dicho Morales de Labra-, pues kilovatio que genero en el tejado de casa con una placa solar... kilovatio que no tendremos que producir en una central nuclear (que genera electricidad, pero también residuos radioactivos) o en una central térmica de gas natural (que, aparte de energía eléctrica, produce también gases de efecto invernadero). El autoconsumo es así mismo solidario con el país -"con la economía del país", ha añadido Labra-, porque cuantos más kilovatios generemos en nuestros tejados, menos gas (o uranio) habremos de importar desde otras naciones para producir electricidad. Y el autoconsumo es, por fin, solidario con nuestros vecinos, porque abarata el precio en el mercado mayorista.

¿Cómo?
El director general de la Unión Española Fotovoltaica, José Donoso, que también ha intervenido en la presentación de la Alianza (UNEF forma parte de ella), ha abundado en ese sentido: la electricidad que genera en el tejado de su casa un autoconsumidor es electricidad que, consecuentemente, dejará de ser negociada en el mercado mayorista. Y eso empujará a la baja el precio del kilovatio hora: menos demanda, precios más bajos. El diagnóstico de UNEF coincide con el de la Comisión Nacional de la Competencia, que ya avisó en su momento -véase el informe IPN 103/13- de que el autoconsumo puede introducir una "tensión competitiva relevante, en el mercado mayorista y minorista, incentivando precios más eficientes en ambos mercados”.

¿Cómo queda pues el escenario? O, ¿qué ocurre en un escenario en el que emerge la solución del autoconsumo?
Pues ocurre que (1) el autoconsumidor ahorra directamente en su factura -la energía que produce es energía que no tiene que comprar a un tercero-, y (2) la "tensión competitiva relevante" que introduce el autoconsumo en el mercado -así lo expresa Competencia en su informe 103/13- acaba traduciéndose en precios más bajos -apunta Competencia- "en ambos mercados" (mayorista y minorista), lo cual beneficia obviamente a todos los consumidores, sean o no autoconsumidores de energía solar fotovoltaica. Por otro lado, el autoconsumidor, el desencadenante de esa tensión competitiva adicional en el mercado, no le habrá costado nada a sus vecinos, pues se habrá costeado su instalación con cargo a su propio presupuesto.

Qué es lo que no quiere la Alianza
La Alianza por el Autoconsumo que ha visto hoy la luz en Madrid no quiere primas ni subvenciones. O sea, que aboga por que cada cual pague por su cuenta su instalación, inversión estrictamente privada pues -cada particular se ocupa de la suya- que se traducirá directamente en ahorro para el inversor (que tendrá que comprar menos electricidad), pero que se traducirá también en ahorro para el país (cuanto menos gas y menos uranio haya de importar España, menos capitales habremos de enviar a Argelia, Nigeria o Catar), y ahorro también de emisiones de gases de efecto invernadero, ergo aire más saludable para todos. Según la Comisión Europea, la contaminación del aire es la primera causa medioambiental de muerte en el Viejo Continente.

La Alianza tampoco quiere trabas económicas y/o administrativas "como las que actualmente existen para el autoconsumo" en España. Esta solución de ahorro fue regulada por el Gobierno Rajoy en octubre de 2015 mediante el Real Decreto (RD) 900. Esa norma, que regulaba y regula las "condiciones administrativas, técnicas y económicas" del autoconsumo, incluye el conocido como impuesto al Sol, una tasa que grava a todos y cada uno de los kilovatios hora que produzco en el tejado de mi casa, recorren el cableado de mi hogar y consumo en el frigorífico de mi cocina, en el equipo de aire acondicionado, o en mi televisor, es decir, electricidad que nunca entró en la red pública. Pues bien, la Alianza pide la retirada de este impuesto.

El motivo que esgrime el Gobierno para mantener ese impuesto es el siguiente: si tú generas con los paneles solares que has instalado en el tejado de tu casa por ejemplo el 30% de la electricidad que consumes, dejarás de comprar en el mercado ese 30%; o sea, que te ahorrarás un 30% de los kilovatios que antes consumías; eso sí, te ahorrarás también el IVA de esos kilovatios y el impuesto a la electricidad que lleva asociado cada kilovatio; en fin, menos ingresos para el Estado. Además, los peajes que llevan asociados esos kilovatios –para financiar el mantenimiento de las redes, por ejemplo- también te los ahorras, lo cual afecta a la sostenibilidad del sistema. Dos afecciones: menos recursos para el Estado y menos para mantener el sistema.

¿Qué contesta la Alianza? Pues contempla el autoconsumo como solución de ahorro. El planteamiento es el siguiente
Un particular monta un sistema solar sobre la cubierta de su vivienda y genera electricidad que le sirve para ahorrar. No la vende, sino que la autogenera y la autoconsume. Simultáneamente, ese particular sigue conectado a la red y pagando lo que haya que pagar por esa conexión (la potencia que tenga contratada) y pagando cuanto haya que pagar por todos y cada uno de los kilovatios que consuma. Es decir, que el autoconsumidor -que adquiere una instalación solar para ahorrar- paga exactamente por los mismos conceptos que el que no autoconsume. La insensatez del planteamiento gubernamental queda delatada con este ejemplo: si adquieres un frigorífico que consume menos energía que el que tenías (esa es otra solución de ahorro), estás dejando de consumir unos cuantos kilovatios, ¿le ponemos un impuesto a esos no-kilovatios para mantener el sistema?

El argumento económico en todo caso ha sido puesto en tela de juicio
UNEF ha hecho las cuentas y resulta que el impacto económico del autoconsumo es ínfimo. Donoso lo ha explicado hoy en la presentación de la Alianza. El sistema eléctrico español ingresó el año pasado 16.795 millones de euros. Pues bien -ha dicho el director general de UNEF-, si partimos de ese número concreto y suponemos por ejemplo que este año (2017), en España, se van a instalar 250 MW de autoconsumo, que generarán equis megavatios hora (megavatios hora que no serán negociados en el mercado, pues serán autogenerados y autoconsumidos), el sistema que ingresó el año pasado esos 16.795 millones de euros ingresará este año 4,1 millones de euros menos, es decir, que el impacto en el sistema es del 0,00002%. El propio Donoso presentó un informe con estos números ante la Comisión de Energía del Congreso de los Diputados hace unos días.

Pero, ¿en qué medida se beneficia de todo eso (o sale perjudicado) el Estado? Bueno, pues UNEF también ha hecho las cuentas y, según ellas, lo que el Estado deja de ingresar como consecuencia de la menor actividad económica -menor negociación de kilovatios en el mercado mayorista- no es apenas nada en comparación con lo que ingresará gracias a los impuestos que habrán de pagarse por la venta de los paneles solares, la comercialización de los componentes (la tornillería, los soportes, el cableado…), la actividad económica de los instaladores, etcétera, etc… Según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), el Estado ganaría aproximadamente diez veces más que lo que pierde.

Empleo
Pero son más, y muy diversos, los beneficios que España puede extraer de la apuesta por el autoconsumo, según la Alianza. El representante de los sindicatos, Carlos Martínez Camarero, ha recordado en ese sentido el estudio «El autoconsumo energético y la generación distribuida renovable como yacimiento de empleo», estudio elaborado por el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (Istas) de Comisiones Obreras y según el cual esta solución de ahorro -el autoconsumo- podría generar hasta 80.000 puestos de trabajo en los próximos diez años. Martínez Camarero ha destacado algunos yacimientos de negocio, como los sectores agrícola y ganadero, que ya están apostando fuertemente por el autoconsumo, pero que podrían hacerlo más aún si el marco regulatorio fuera más propicio: con tramitaciones menos alambicadas y, por supuesto, sin gravámenes extemporáneos, como el susodicho impuesto al Sol.

Sobre la capacidad que tiene el autoconsumo para generar empleo e impulsar la actividad económica ha hablado también el representante de los ecologistas, David Howell, que ha citado el ejemplo de Portugal, "país en el que, entre 2015 y 2016 se ha incrementado en un 73% el número de instalaciones de autoconsumo". Howell ha sido muy duro con el ministro de Energía, Álvaro Nadal: "¿qué hacemos con un ministerio defendiendo el carbón cuando tenemos el sol que tenemos y, además, somos el país más vulnerable ante el cambio climático?". Howell ha hecho una interesante reflexión sobre la fuga de cerebros: "montar un tejido industrial, empresarial, social, en torno al autoconsumo es una manera de atraer todo ese capital humano que hemos perdido a lo largo de los últimos años, profesionales que hubieron de marchar a otros países porque aquí no había mercado y que ahora podemos recuperar".

La directora de la Fundación Renovables, Laura Martín Murillo, que ha asumido la secretaría de la Alianza por el Autoconsumo, también ha insistido en la necesidad de aprovechar "la oportunidad que nos brinda el autoconsumo", solución de ahorro que -ha dicho- constituye, además, una vía de cumplimiento de los compromisos climáticos que ha adquirido España como nación a nivel internacional. Martín Murillo considera el autoconsumo como una solución fundamental, una de las claves, de la transición energética que España debe emprender. La directora de la Fundación Renovables ha anunciado por otra parte la inminente adhesión a la Alianza de otras organizaciones que ya han expresado su interés por esta iniciativa que quiere presentar un carácter exclusivamente ciudadano. 

En fin, que la Alianza ha reclamado hoy la derogación del impuesto al Sol, gravamen que no tiene sentido lógico ni económico, y, además...
• reclama un marco regulatorio de largo plazo que genere confianza entre los inversores (así lo merece una inversión de estas características, que se amortiza en un plazo mínimo de siete años, es decir, que no estamos hablando de una inversión especulativa, ni mucho menos);

• la Alianza solicita por otra parte una simplificación administrativa (simplificación máxima en el caso de las instalaciones más pequeñas, las de menos de 15 kilovatios, y también en el caso de las instalaciones que tengan un dispositivo de inyección cero, dispositivo que impide físicamente que la electricidad que genere esa instalación llegue a la red);

• pide que se habilite la posibilidad de que varios consumidores compartan instalación de autoconsumo;

• solicita que se adopte el régimen sancionador en función del verdadero impacto del autoconsumo en el sistema eléctrico (el RD 900 prevé sanciones de hasta 60 millones de euros, lo que parece desproporcionado cuando la misma Administración General del Estado contempla "multas de 30 millones de euros -ha apuntado Morales de Labra- a quien deje abandonada una barra de uranio radioactivo en mitad de una ciudad";

• y, en fin, la Alianza reclama "una regulación adecuada que garantice el derecho individual y colectivo a generar energía para consumo propio con fuentes renovables".

Alianza activa y abierta a todos
Los portavoces de la Alianza por el Autoconsumo han anunciado hoy que "llevarán a cabo iniciativas para concienciar a la ciudadanía y a la clase política de que esta modalidad es un derecho ciudadano con múltiples beneficios, de forma que desaparezcan las trabas y barreras que hoy la frenan".

Los beneficios del autoconsumo

¿Qué medidas legislativas le propone al Gobierno la Alianza por el Autoconsumo?

Manifiesto “Con el autoconsumo ganamos todos” (incluye listado de las organizaciones que se han adherido)

Añadir un comentario