fotovoltaica

Anpier insinúa que el gobierno está estrangulando al sector FV para que quiebre y caiga en manos de Iberdrola

8
La Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables ha difundido hoy un comunicado en el que anuncia que se entrevistará la semana que viene con el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger. Anpier tiene previsto poner en conocimiento del comisario la "secuencia de acontecimientos" de lo que considera "una estafa de Estado sin precedentes en Europa, que afecta de manera directa a más de 55.000 familias españolas", pequeños productores-inversores particulares que hicieron posible en nuestro país la instalación de casi 5.000 megavatios fotovoltaicos.
Anpier insinúa que el gobierno está estrangulando al sector FV para que quiebre y caiga en manos de Iberdrola

La frase "no es una crisis; es una estafa" cobra cada vez más fuerza en el sector energético renovable español, hasta hace muy poco tiempo referente internacional. Y cobra cada vez más fuerza la Teoría de la Estafa porque la legislación aprobada a lo largo de los últimos tres años parece ideada con el único propósito de hundir a un sector que ha reportado a España, por una parte, un prestigio internacional del que ningún otro sector industrial español puede presumir y, por otra, pingües beneficios económicos para el país: todos los balances y estudios macroeconómicos publicados a lo largo de los últimos años revelan, uno tras otro, que los costes del parque renovable español han sido para el país menores (o mucho menores) que los beneficios que ha reportado el sector a la sociedad y al producto interior bruto españoles.

"Una expropiación en toda regla"
Pues bien, a pesar de todo ello, el último Ejecutivo Zapatero y el primero de Rajoy -al abrigo ambos de la crisis- no han hecho otra cosa que legislar retroactivamente para rebajar las primas a las renovables (el PP las eliminó definitivamente en enero de 2012) y, dado que el sector no acababa de morir, diseñar a continuación nuevos impuestos -la Tasa Soria- con los que gravar a un sector que es el único energético que puede presumir de la doble condición de limpio y autóctono. La situación ha llegado a tal extremo que el sector termosolar denunciaba hace apenas unas semanas que las leyes aprobadas en los últimos meses, sumadas todas ellas, han supuesto una merma en sus ingresos de un 33%, "lo cual es una expropiación en toda regla", denunciaba en Madrid en febrero el secretario general de la patronal termosolar, Luis Crespo.

"Estamos en la ruina"
Otro sector renovable, el eólico, anunciaba precisamente hoy que, con la entrada en vigor de los últimos decretos, la prima unitaria por kilovatio hora generado en un parque (incentivo que cobra el productor de energías renovables por reducir la dependencia energética y las emisiones contaminantes) ha bajado nada más y nada menos que un 21,4%. El sector FV va más allá, y habla de un recorte en los ingresos -suma del recorte retroactivo de las primas y los nuevos impuestos- que se elevaría casi al doble: "estamos en la ruina; nos han reducido en un 40% los ingresos: eso se llama engaño, estafa", decía hace unas semanas el presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca. ¿Beneficiarios? Pues, según esta asociación, el Banco Malo, que podría acabar controlando muchas de las huertas solares de las 55.000 familias susodichas.

La quiebra del 80% de estas instalaciones
¿Y quién está detrás del Banco Malo? Pues, entre otros accionistas, Iberdrola, que podría hacerse así con el control de parte del parque fotovoltaico nacional: "la magnitud de los recortes -apunta Anpier- supone la quiebra del 80% de estas instalaciones, todas las que han necesitado financiación para el proyecto, puesto que acumulan unas pérdidas millonarias en los últimos años que los bancos no están ya dispuestos a refinanciar por la volatilidad regulatoria". Una volatilidad cuya autoría corresponde al Ministerio de Industria, "mamporrero de la gran patronal eléctrica Unesa" -al decir de algún analista del sector- y meca de las puertas giratorias (véase lista de próceres públicos que al dejar la administración ficharon -sueldo estratosférico mediante- por las compañías eléctricas que integran Unesa, léase Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, E.ON y EDP, que controla Hidroeléctrica del Cantábrico).

Un histórico de Endesa
Por lo demás, entre los consejeros de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, que así se llama oficialmente el Banco Malo, uno brilla de modo especial: Rodolfo Martín Villa, político incombustible, de antecedentes ultraderechistas, gobernador civil en Barcelona durante el franquismo, luego ministro, miembro de la ejecutiva nacional del Partido Popular, el hombre que presidiera Endesa cuando esa compañía todavía era parcialmente pública –en un 67%–, el ejecutivo que la condujo hacia su privatización... Rodolfo Martín Villa o epítome de la "transparencia" del sector eléctrico nacional... (véase álbum fotográfico que repasa su brillante trayectoria). Pero estábamos con el comunicado que ha difundido hoy Anpier, comunicado encabezado por un titular contundente y que, por su interés, reproducimos, literalmente, a continuación.

Anpier destapará en Bruselas la estafa de Estado que padecen los productores españoles de Solar FV
«Anpier trasladará a la Comisión Europea la secuencia de acontecimientos de lo que este colectivo de productores españoles de energía solar fotovoltaica consideran una estafa de Estado sin precedentes en Europa, que afecta de manera directa a más de 55.000 familias españolas y a 15 grandes fondos internacionales de inversión, y que en ambos casos han llevado a los tribunales, nacionales los unos e internacionales de arbitraje los otros.

El presidente de Anpier, Martínez-Aroca, ha manifestado su indignación por “el atropello al que se ve sometido su colectivo de productores”, que en el año 2004 con el Partido Popular en el Gobierno y en mayo de 2007 con un ejecutivo socialista pudieron ver cómo, a través del Boletín Oficial del Estado, el Estado español les animaba a destinar sus ahorros o financiar la instalación de plantas de energía solar fotovoltaica a cambio de una “rentabilidad razonable” (RD 661/2007), puesto que se trataba de implementar unas tecnologías innovadoras y caras, pero necesarias para cumplir con los objetivos de reducción del CO2 a los que nuestro país se obliga como miembro de la Unión Europea y firmante del Tratado de Kioto.

El objetivo era alcanzar los 1.500 MW de potencia fotovoltaica pero, sorprendentemente, a causa de una flagrante falta de control y supervisión por parte de la Administración, se superó el número de megavatios instalados. Este exceso de potencia instalada es precisamente el argumento utilizado por la propia Administración, que promovió y no supervisó el proceso, para recortar hasta en un 40% los ingresos que deberían percibir los productores a través de una sucesión de normas de carácter retroactivo. La magnitud de los recortes supone la quiebra del 80% de estas instalaciones, todas las que han necesitado financiación para el proyecto, puesto que acumulan unas pérdidas millonarias en los últimos años que los bancos no están ya dispuestos a refinanciar por la volatilidad regulatoria.

Tras promover, no supervisar y asfixiar a 55.000 pequeños productores, que, integrados en la mayoría de los casos en excelentes plantas fotovoltaicas de varios megas de potencia, la Administración va a facilitar la liquidación de estos activos a través de la Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la Restructuración Bancaria (Sareb), conocido como el Banco Malo, en el que casualmente está como destacado accionista alguna gran eléctrica, que sí sabrá gestionar con gran rentabilidad dicha potencia solar una vez que la obtengan libres de las cargas que ya asumieron los propietarios primeros, ahora ciudadanos arruinados.

El colectivo de renovables español está sufriendo, además, una campaña de desprestigio inconcebible en cualquier país desarrollado que aspire a construir un modelo energético seguro y sostenible, hasta el punto de que se le ha llegado a responsabilizar públicamente de ser culpable del déficit de tarifa para lograr una opinión púbica favorable a la estrategia de acoso y derribo, cuando la propia Comisión Europea ha subrayado que ese déficit es fruto de "una competencia insuficiente en el sector energético que ha contribuido a la constitución del déficit tarifario al favorecer una compensación excesiva de algunas infraestructuras, tales como centrales nucleares".

En 2012, un año catastrófico para la economía y para el conjunto de la sociedad española, las compañías eléctricas ganaron 6.316 millones de euros y se han internacionalizado gracias a los elevados precios que logran por la energía. Estas empresas acumulan en los últimos diez años 49.652 millones de euros en ganancias, frente a los 30.000 millones de déficit de tarifa acumulados durante este mismo periodo y que adeudamos los españoles a estas empresas. Todo ello, a pesar de que el precio de la luz se nos ha incrementado en un 81,4 % en los últimos diez años.

Martinez-Aroca mantiene una relación permanente con la Comisión Europea y con el Comisario de Energía, con el que se reúne por segunda vez en los últimos diez meses, el presidente de Anpier ha manifestado que “es triste que suframos una situación de atropello de este calado y que sólo nos atiendan en Europa, mientras que se nos cierran las puestas en nuestra propia casa. Tanto el Comisario Oettinger como la dirección general de Energía de la UE nos escuchan y hacen seguimiento de nuestra situación; mientras que el gobierno español se dedica a culparnos públicamente de todos los males del sistema y medir la concatenación de recortes para entregar nuestras plantas a una gran eléctrica en el momento preciso”.

Por otra parte, afirma Martínez-Aroca, “es interminable la lista de exministros y altos cargos de las administraciones que toman decisiones favorables a determinadas empresas que operan en sectores regulados y luego pasan a formar parte de alguna de estas entidades en calidad de consejeros o asesores a cambio de pingües ingresos anuales. Desde Anpier se considera que esta práctica resulta muy poco estética y pedirá a la Comisión que regule normas más restrictivas para evitar lo que alguno podrían llegar a interpretar como una forma de corrupción normalizada”.

Anpier considera, y así lo trasladará a la Comisión, que la Unión Europea debe asumir el papel que le corresponde, y si en su diagnóstico sobre el sistema eléctrico español percibe como manifiesta falta de competencia, debería adoptar decisiones encaminadas a restablecer las condiciones idóneas de mercado, para combatir una situación cuyas consecuencias están resultando lesivas tanto para el sistema energético español, como para los ciudadanos españoles y para el preocupante déficit que año tras años engrosa el estado español. Igualmente, en cumplimiento de su deber de garantizar la seguridad jurídica del mercado comunitario, debería pronunciarse de manera clara y sin ambages a este respecto y sobre las graves consecuencias que acarrea para un Estado la adopción de normas retroactivas».

Añadir un comentario
vicente
si la ley que permitía los deshaucios la han levantado en bruselas esto debe ser más fácil, al fin y al cabo tienen la misma finalidad de permitir a los bancos y grandes empresas enriquecerse con la regla de que es más fácil robar un euro a 60 millones de españoles que robar 60 millones de euros a un español, animo y a por ellos !!
Jorge González
Es fácil revelarse. No pagues el recibo de la luz a empresas de UNESA y no dejes que representen tu planta Fotovoltaica. Las empresas viven de sus clientes y los políticos de sus votantes, así que tampoco deberíamos votar al PP ni al PSOE
santaklaus
Es que los fachas tienen intereses en las eléctricas convencionales. Por eso les interesa destruir todo lo que se oponga a sus negocios. Pero si no os gusta podeis votar a otros las próximas elecciones, porque sé que la mayoría absoluta de vosotros votasteis al PP en las anteriores.
internete
Bienvenidos al capitalismo-DEUDA: Si no eres rápido con el CUCHILLO, y les degollas tu primero, te degollarán ellos a ti... ¡Menos mal que algunos despiertan POR FIN!
ÁNGEL
LA MEJOR DEFENSA ES UN BUEN ATAQUE Basta ya de que el “oligopolio eléctrico” a través de sus adláteres del Gobierno destrocen nuestras inversiones en renovables. Basta ya de paños calientes y buenas palabras en las reuniones y en los foros con el Gobierno de turno. Solamente atacando al Gobierno y al “oligopolio eléctrico” a través de los medios de comunicación nacionales -si nos dejan-, e internacionales de Alemania, Francia e Inglaterra durante al menos un año en los periódicos más influyentes, podremos conseguir que corrijan la retroactividad de las normas en renovables. Este ataque debería ser duro, hasta rozar los límites del Código Civil y el Código Penal, constante, diario y permanente durante al menos un año. Debido a la falta de medios económicos, este ataque deberíamos hacerlo a través de un anuncio-módulo de, por ejemplo, 50x60, situado en las páginas más leídas de cada periódico. Este módulo publicitario debe llevar un mensaje corto, pero impactante para la opinión pública de Alemania, Francia e Inglaterra, y para los políticos de la Unión Europea, como por ejemplo: - España no respeta sus leyes. -España es un país corrupto. -En España no se puede invertir, el Gobierno no respeta sus leyes -No compren deuda de España, es posible que no recuperen su inversión. -La retroactividad en España está a la orden del día. -La Justicia en España está al servicio del “oligopolio eléctrico”. -Los políticos de España se venden al “oligopolio eléctrico”. -El “oligopolio eléctrico” no quiere hacer una auditoria de costes. -Etc., etc., etc. Y así hasta conseguir que la Unión Europea llame la atención y obligue al Gobierno a corregir los desastres que realiza a las órdenes del “oligopolio eléctrico”. Hay que conseguir que la prima de riesgo suba a más de 500 puntos. Y podemos conseguirlo si las noticias diarias en el anuncio-módulo informan de los desastres y de la retroactividad que se aplica en España. ¿Se imaginan lo fácil que sería salir en la prensa y en la televisión de España a defender nuestras posiciones, cuando los medios afines al “oligopolio eléctrico” empezaran a criticar nuestra forma de actuar? Claro está, poner estos anuncios en la prensa internacional durante un año, requiere unos gastos de 150.000.000 de euros. Podemos conseguir los 150 millones de euros a través de una cuota de 10 €/Kw instalado de todos los que hemos invertido en energías renovables. Es más, si las asociaciones de energías renovables se unieran en un solo grupo y convencieran a todos los inversores en energías renovables de aportar una cuota anual de 50 €/Kw instalado se podrían obtener unos 2.000 millones de euros anualmente. Con este dinero, anualmente, podemos comprar todos los medios de comunicación españoles, incluso comprar al “oligopolio eléctrico”. Esta sería la mejor inversión que podríamos hacer todos lo que hemos invertido en energías renovables. Realizar este proyecto requeriría unos gastos de inversión que deberían ser abonados puntualmente a la organización que lo lleve a efecto a través de las cuotas de los inversores en energías renovables. Solamente atacando despiadadamente al “oligopolio eléctrico” y sus adláteres del Gobierno podremos conseguir eliminar las normas retroactivas y los impuestos injustos. Saludos cordiales. Ángel García de la Torre
Pablo Ruiz
El otro día pensaba en esto del balance neto y de los peajes y se me ocurría que era como pagar el teléfono por las llamadas que hago, pero también pagar por las llamadas que recibo... En fin, mucho lirili y poco lerele. Seguimos luchando. Saludos cordiales.
Mariano Sanz
No se puede estar más de acuerdo con I. Maule, lo que esta pasando en España con el desmantelamiento de la industria renovable , algo que estan aprovechando otros países para posicionarse una vez caída España el antiguo líder de esta industria, a contracorriente de lo que esta pasando AHORA en todo el mundo, solo se explica por la corrupción de la casta política, al servicio NO de los ciudadanos, sino claramente de los intereses privados de UNESA, luego pagados como todo el mundo puede comprobar con cargos en sus consejos de administración, además de estar denunciando esto por todos los medios ya deberían de haber demandas en los juzgados contra personas individuales, no contra algo abstrasto como el estado.
I.Maule
Tienen razón en Anpier, es una auténtica estafa de Estado, y una expropiación a favor ¡de empresas privadas!, ni siquiera ya del Estado. ¿No es posible acudir a tribunales europeos como con los desahucios?, ¿quien lo impide?, ¿más intereses ocultos?. todosobreenergia.com