eólica

Wind PowerExpo abre hoy sus puertas en Zaragoza

0
La gran feria de la eólica española ha estrenado hoy su novena edición de la mano de la directora general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Marina Sevilla, y el director general de la Asociación Empresarial Eólica, Luis Polo, que ha declarado en Zaragoza que la reforma energética que está ejecutando el gobierno está poniendo en juego el futuro de la tecnología eólica española. Según Polo, “si la reforma energética en tramitación sale adelante tal y como ha sido formulada, el impacto para nuestro sector será desproporcionado y las empresas sufrirán una cascada de problemas”.
Wind PowerExpo abre hoy sus puertas en Zaragoza

El director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha pronunciado esas palabras durante el discurso de inauguración de las Jornadas Técnicas que AEE celebra hoy y mañana en Zaragoza, en el marco de Wind PowerExpo. Polo ha señalado allí que, “si la reforma energética en tramitación sale adelante tal y como ha sido formulada, el impacto para nuestro sector será desproporcionado y las empresas sufrirán una cascada de problemas financieros, nuevos cierres de fábricas y destrucción de empleo”. Además, España perderá la ventaja competitiva que supone ser líder mundial en esta tecnología (es el quinto país del mundo en patentes eólicas) porque “las empresas dejarán de invertir en I+D y los ingenieros formados en la universidad española, cuyo talento y saber hacer es demandado en todo el mundo, tendrán que emigrar”, de modo que serán otros países que sí apuesten por la eólica los que se aprovechen de la formación de “nuestros excelentes profesionales”.

Incertidumbre
El director general de la Asociación Empresarial Eólica se ha quejado en Zaragoza por otra parte de que existen aún elevadas incertidumbres sobre el nuevo marco regulatorio. Y es que las empresas ignoran todavía la retribución que percibirán a partir del próximo año, lo que les impide calcular con exactitud el impacto económico que producirá la reforma en el sector. El problema es que el gobierno ha eliminado el sistema de primas al kilovatio y ha impuesto un modelo de "rentabilidad razonable" que nadie sabe aún cómo se va a materializar concretamente (ese modelo consiste, grosso modo, en que el gobierno audita todos los parques, hace sus cuentas y ajusta la rentabilidad de todos a un 7,5%; si esa rentabilidad ha excedido ese porcentaje, el parque debe devolver el exceso). Según Polo, “todas aquellas empresas que en los últimos 20 años han invertido más de 25.000 millones de euros en este sector, muchas de ellas en momentos en los que la eólica era aún una promesa, se enfrentan ahora a un escenario en el que no saben si podrán siquiera hacer frente a sus deudas”. Por su parte, Marina Sevilla, la directora general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, ha destacado que “se debe apostar por la eólica”, entre otras cosas, porque los récords de producción alcanzados en los últimos meses (la eólica fue la primera fuente de generación eléctrica de España durante un semestre completo) están al alcance de muy pocas tecnologías.

Añadir un comentario