eólica

Un buen equipo… clave para llegar lejos

0
Disfruto durante estos días, sentado frente al televisor de los partidos del Mundial de Rusia. Para alguien como yo del Racing de Santander, ver estos partidos es fútbol de otra Galaxia. Es un artículo de Roberto Legaz Ruiz-Lazcano, director de Renovables ATM España y socio de Aemer.
Un buen equipo… clave para llegar lejos
Roberto Legaz Ruiz–Lazcano

Cuando escribo estas líneas toca ver partido de la selección: España–Marruecos. Es sorprendente ver cómo todas las grandes selecciones están sufriendo frente a equipos teóricamente inferiores. ¿Es la revolución de los modestos? Sin duda, la diferencia se ha acortado, tienen más calidad y mejores medios, pero pensándolo bien, ¿quién ganara al final el Mundial?

Si lo supiera, ya estaría apostando mis pequeños ahorros, pero no me cabe duda que el equipo ganador será el que tenga mejor plantilla, sea un equipo unido gestionado por un gran entrenador y, por supuesto, cuente con algo de fortuna, necesaria en estos casos.

Comienza el partido y confió en España, tiene mejor plantilla y sus jugadores tienen gran experiencia. Esto me hace pensar en nuestros parques eólicos… en la importancia de un gran equipo. Estos días hemos renovado un importante contrato y sin duda la clave ha sido el equipo que trabajaba en él. Me pregunto si hubiera sido posible sin ellos. La respuesta es fácil: no.

Todos sabemos de la importancia de los recursos en el mantenimiento pues es uno de los factores clave junto con los medios y repuestos. Pero, ¿le damos la importancia necesaria a nuestro personal y equipo en los PPEE? A veces pienso que el personal en campo son como superhombres capaces de todo y que saben de todo: electricidad, mecánica, hidráulica… diferenciándose claramente de otros sectores de mantenimiento donde solo hay especialistas definidos (eléctricos, mecánicos e instrumentistas). Digamos que nuestros jugadores valen para defender, crear o atacar. Todo en uno. ¡Ni Messi ni Ronaldo!

Pero esta flexibilidad, requiere de mucho entrenamiento, es decir, una formación continuada en el que deben invertir las empresas para mejorar la respuesta ante las posibles incidencias a las que se enfrentan en el día a día. Observo el partido y veo que Marruecos nos está poniendo en apuros. ¿Cómo puede ser posible? ¡Nuestros jugadores están más formados y experimentados! Muy fácil. A pesar de no jugarse nada están motivados. Una de las claves del rendimiento de una plantilla está en su motivación. Es importante que la plantilla se sienta valorada y sepa de su importancia en el proceso. La plantilla de mantenimiento siempre está en el ojo del huracán ya que somos foco de juicios a nuestro trabajo. Por eso es importante escuchar sus sugerencias o propuestas, pues ellos son los que están sobre el “césped”.

Minuto 14 del partido. Marruecos acaba de hacernos gol. 0-1. Un fallo de entendimiento entre nuestro capitán Ramos y nuestro organizador Iniesta ha supuesto un error fatal. Me viene a la mente cuando hay una falta de comunicación entre el jefe de equipo y el ingeniero de planificación. Junto con el gestor y la plantilla deben formar un equipo perfectamente sincronizado. Cada persona de un equipo tiene que saber qué hacer y cómo hacerlo, estar concentrado y coordinado en busca del objetivo. Es la diferencia entre el éxito y el fracaso, perder o ganar, productividad o improductividad, eficacia o ineficacia.

La importancia del jefe de equipo es como el capitán en el campo de futbol. Es el pilar o apoyo para sus compañeros, dando soporte en el campo, gestionando y supervisando que todo vaya según las directrices planificadas. Su implicación es total y es la conexión entre la plantilla y mandos superiores.

Minuto 19. Acabamos de empatar 1-1. Pienso que es lo lógico y todo volverá a la normalidad. Nuestro organizador asumió la responsabilidad después de su error y en una gran jugada puso en bandeja el gol a otro gran talento como Isco. El organizador es fundamental para crear la jugada que lleve al objetivo. El gol.

Digamos que, en nuestro caso, sería nuestro planificador de mantenimiento. Su responsabilidad es definir y preparar los recursos, medios y actuaciones a ejecutar en busca del objetivo. Mueven al equipo en función de sus ideas. Sin embargo, a veces las cosas no salen como esperan, surgen contratiempos y es el mayor problema al que deben hacer frente. De ahí la importancia de saber reaccionar, incluso con presión, gracias a su talento y experiencia.

Comienza la segunda parte y los marroquíes siguen apretándonos. Su motivación sigue intacta frente a la experiencia de España. Pienso que si no metemos un gol pronto, nos meteremos en problemas. Es como la avería que no se soluciona pronto… suele esconder algo más

Minuto 81: 1-2. No doy crédito. Marruecos se pone por delante con un golazo. Esto pinta mal, veo a la selección temblando, nerviosa. ¿Son los mismos que hace dos meses le metieron seis a Argentina? ¿Qué sucede? Veo a nuestro míster y me preocupo más, su cara refleja indecisión. Hace unos días asumió el mando y el equipo parece otro. Él es nuestro gestor de contrato. El responsable que debe decidir y asumir las decisiones sobre su plantilla y medios disponibles. ¿Estamos jugando con el esquema correcto? ¿4-4-2, 5-4-1? ¿Tres equipos de correctivo? ¿Uno de preventivo? ¿Están los jugadores preparados? ¿Tienen la formación necesaria? ¿Están motivados?¿Están jugando los mejores? ¿La plantilla está dando el rendimiento necesario? Con la misma plantilla, los resultados pueden ser diversos en función de las decisiones que se tomen, de ahí la importancia de un buen gestor del equipo.

Minuto 90. España empata. A pesar de que no vi nada, grito gol como poseído al ver el balón dentro de la portería marroquí. Parece que lo anula el linier… Una genialidad de Aspas nos da el empate a expensas de lo que decida la tecnología. Finalmente es válido. Una buena decisión de nuestro “gestor” al mover el banquillo parece que soluciona la avería que nos estaba haciendo Marruecos. Pienso también en la bendita tecnología y lo traslado a nuestros parques, con las videoscopias, láseres, drones, etc. que nos están facilitando la vida…. pero eso lo dejaremos para otro día.

Ahora quiero celebrar el pase de España a octavos. Me alegro también por la clasificación de Portugal. Siempre es bueno tener a los jefes de la compañía contentos.

Añadir un comentario