eólica

Siemens Gamesa, preocupada por la incertidumbre política en España

0
¿Elecciones/nuevo gobierno/objetivos menos ambiciosos? Subastas de energías renovables: ¿capacidad/año? ¿Neutrales en tecnología? Son algunas de las cuestiones que se está planteando ahora mismo el fabricante de aerogeneradores germano español Siemens Gamesa Renewable Energy. La compañía que dirige Markus Tacke (foto) presentó ayer un informe en Madrid -El impacto socioeconómico de la energía eólica en el contexto de la transición energética- que destaca los beneficios sociales, sanitarios y económicos que conlleva el impulso de las energías renovables, un informe que señala también las incertidumbres que rodean ahora mismo a España, donde la compañía emplea a unas 5.000 personas.
Siemens Gamesa, preocupada por la incertidumbre política en España

Siemens Gamesa Renewable Energy (SGRE) presentó ayer en Madrid el informe El impacto socioeconómico de la energía eólica en el contexto de la transición energética. El estudio, que ha sido elaborado por la consultora KPMG, señala a la energía eólica como una de las claves de la transición energética en la que ya está embarcado el planeta. En torno a esa idea ha trazado su discurso, durante el acto de presentación del informe, el consejero delegado de Siemens Gamesa, Markus Tacke, que ha engarzado la transición energética en la ruta hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas (Agenda 2030) y que ha destacado que concretamente la energía eólica "disfruta de una posición idónea para liderar esa transición".

El responsable máximo de la compañía hispano alemana ha elevado un par de alertas no obstante. Una de ellas es la referida a la falta de interés de los estudiantes en áreas como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, algo que, según Tacke, podría acabar convirtiéndose en un potencial obstáculo para luchar contra el cambio climático en los próximos años. El CEO de Siemens Gamesa ha destacado el creciente protagonismo que han adquirido este año jóvenes y adolescentes en el debate en torno al cambio climático, y, desde esa ola, ha querido hacer un llamamiento a los estudiantes de todo el mundo para que opten por las carreras de ciencias y las relacionados con la energía renovable: "puedes elegir ser quien haga que el cambio suceda; elige una carrera -ha dicho- que transforme tu curiosidad y pasión por el cambio en soluciones, soluciones que necesitamos ahora, y que necesitaremos todavía más mañana".

El otro motivo de preocupación que ha manifestado Tacke tiene que ver con la dimensión económica-política
"Todavía faltan incentivos financieros y políticas claras. Las barreras para una transición a gran escala hacia la energía renovable no solo radican en los costes de la tecnología, sino también en las estrategias e inversiones a largo plazo que permitan hacer realidad estos ambiciosos planes". Esa preocupación ha quedado plasmada también en el resumen ejecutivo del informe, documento que reconoce que el Gobierno de España ha establecido unos objetivos "bastante ambiciosos para alcanzar la descarbonización de la economía", pero que al mismo tiempo alerta sobre las "incertidumbres políticas". Entre ellas, SGRE alude explícitamente a (se plantea si) el futurible gobierno que salga de las elecciones del 10N mantendrá esos objetivos o rebajará su ambición: "¿Elecciones/nuevo gobierno/objetivos menos ambiciosos?", se plantea explícitamente el documento. El informe también aborda el espinoso asunto de las subastas: "subastas de energías renovables: ¿capacidad/año? ¿Neutrales en tecnología?", se pregunta.

A continuación, estos son algunos de los apuntes que incluye el informe
• Los costes de generación de electricidad con tecnología eólica se han reducido en un 65% desde 1990;

• la revolución que viene: si las estructuras flotantes continúan mejorando -sostiene el informe- podrían abastecer la demanda de grandes centros costeros (el 40% de la población mundial vive a menos de 100 kilómetros del mar);

• el sector eólico mantiene actualmente más de 300.000 empleos en la Unión Europea;

• en todo el mundo, mil millones de personas viven sin electricidad y 2.700 millones no tienen acceso a tecnologías limpias para cocinar.

Dos escenarios Año 2030
El informe de Siemens Gamesa define dos escenarios Año 2030 posibles: Escenario Tendencial (Tnd, políticas actuales en vigor) y Escenario Sostenible (Sost, actividad política ambiciosa). Cada uno de ellos recopila información de los escenarios tendenciales (políticas actuales en vigor) y de transición energética (actividad política ambiciosa) que han perfilado en otros informes similares organizaciones como la Agencia Internacional de la Energía (escenarios New Policies y Sustainable Development) o la International Renewable Energy Agency (casos de Referencia / REmap), así como información y datos extraídos de los planes energéticos oficiales (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima) o las proyecciones del Grupo Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (Intergovernmental Panel on Climate Change, IPCC).

Pues bien, estas son las estimaciones en el Escenario Sostenible
• todas las energías renovables juntas reducirían la contaminación del aire lo suficiente como para salvar hasta 4 millones de vidas al año en 2030;

• la energía eólica podría ahorrar hasta 16.000 millones de metros cúbicos de agua en 2030. Solo en Europa, evitaría el uso de 1.571 millones de metros cúbicos (el consumo equivalente de 13 millones de hogares de la Unión Europea);

• la industria eólica podría emplear a tres veces más personas que en la actualidad, de 1,1 a 3 millones de personas (directa e indirectamente). Muchos de estos trabajos -incide el informe- son "locales y cualificados, lo que genera un valor económico considerable para la mayoría de las regiones";

• se espera que el consumo total de energía final de fuentes renovables aumente de aquí a 2030 hasta al menos el 22% (frente al 10% de 2017) y se logre el acceso universal a la electricidad y a tecnologías de cocinado limpias;

Más allá del Horizonte 2030, KPMG también apunta tendencias
• el informe estima que el peso de la energía eólica en el suministro de electricidad podría ser en el año 2040 casi nueve veces mayor que el actual. O sea, que el viento -sostiene el informe- podría suministrar hasta alrededor del 34% de la demanda mundial de electricidad en 2040 (frente al 4% actual);

• la inversión en tecnologías limpias (no solo eólica) se duplicaría aproximadamente de cara a 2040 con respecto a los niveles actuales. La eólica pasaría de una inversión anual de 110.000 millones de dólares estadounidenses (M$) a 200.000 M$.

• podría suponer alrededor del 23% de las reducciones de emisiones de carbono necesarias en 2050: 5.600 millones de toneladas de CO2 (equivalente a las emisiones anuales de las 80 ciudades más contaminadas del mundo, en las que habitan alrededor de 720 millones de personas).

• los beneficios de las reducciones de CO2 conseguidos con la energía eólica en 2050 se estiman en 386.000 M$ (coste social reducido).

El informe dedica un apartado especial a España
KPMG parte de la situación actual (solo el 17% del consumo final de energía es satisfecho aquí con fuentes renovables), señala a continuación las incertidumbres (elecciones, nuevo gobierno, mayor o menor ambición climática, subastas) y, a continuación, repasa los compromisos y objetivos. Son estos. 

Según el informe de Siemens Gamesa, para lograr el despliegue de fuentes de energía renovables en el Escenario Sostenible hacen falta "inversiones adicionales". Sobre el particular, los autores del estudio destacan dos factores: la mejora de la situación comercial está captando a cada vez más inversores privados -apuntan en primer lugar-, y "las ventajas socioeconómicas podrían superar a los costes".

Lo que dice KPMG
• "Debido a las importantes reducciones en los costes y las favorables perspectivas futuras para las energías renovables, la gran mayoría de los fondos ya provienen de inversores privados";

• la rentabilidad prevista de estas inversiones es "positiva y considerable";

• el desarrollo de las renovables (en la escala necesaria para alcanzar el escenario sostenible) impulsaría el PIB español "en más de 6.000 millones de euros anuales entre 2021 y 2030, es decir, 130 euros per cápita al año";

• además, fomentaría alrededor de 150.000 empleos (directos e indirectos) al año, 30.000 solo en el sector eólico;

• y, por fin, "implicaría reducciones adicionales en el precio mayorista de la electricidad, lo que supone el 35% de la tarifa total en la actualidad".

Según el estudio patrocinado por SGRE, el despliegue de la energía eólica y otras energías renovables podría tener amplios beneficios económicos y de salud para la sociedad española. Estos son los números que estima el informe en un Escenario Sostenible:
• 537 millones de dólares ahorrados en emisiones de CO2 gracias a la energía eólica en 2030: "se espera que la energía eólica -señalan los autores- evite 10,75 millones de toneladas de CO2 en el año 2030, las emisiones anuales de una ciudad española de un millón de habitantes;

• 313 millones de dólares ahorrados en agua; 142 millones de metros cúbicos de agua ahorrados por la energía eólica en 2030, el equivalente al consumo anual de 1,1 millones de hogares españoles;

• 0,2% del Producto Interior Bruto de España ahorrado en costes sanitarios por la energía renovable en 2030 ("en un Escenario Sostenible -apuntan los autores- el coste sanitario debería disminuir debido al mayor despliegue de energías renovables, la combustión más limpia de los combustibles fósiles y el uso reducido de la bioenergía tradicional").

Los contaminantes atmosféricos evitados en el año 2030 (% comparado con el Escenario Tnd 2030) presentarían los siguientes registros: -31% de partículas PM2.5; -44% de dióxido de azufre (SO2); -29% de óxidos de nitrógeno (NOx). ¿Muertes prematuras evitadas para 2030? Según el informe, hasta 2.222 muertes prematuras evitadas por la energía renovable en 2030: "en un Escenario Sostenible, las emisiones deberían disminuir debido al mayor despliegue de energías renovables, la reducción del consumo de carbón, la mejora en la eficiencia de los motores de combustión interna y la electrificación".

Los beneficios sociales también han sido cuantificados en el informe que KPMG ha elaborado: "el desarrollo de las energías renovables, junto con los demás compromisos/promesas contenidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima para avanzar hacia un escenario sostenible se traducirían -según los autores del estudio- en ahorros en la factura de la electricidad de los ciudadanos". Dichos ahorros y el consiguiente aumento de las rentas disponibles de los hogares, además, serían "progresivos". Es decir -apunta el informe-, los hogares más desfavorecidos "son los que más ahorrarían en términos relativos (el 3,9% de sus ingresos), mientras que los más ricos también ahorrarían, aunque menos en comparación (1,1%)".

Resumen ejecutivo del informe (en castellano)

Añadir un comentario