eólica

Rechazo total por parte de los gobiernos central y autonómicos al cierre de plantas anunciado por Siemens-Gamesa

0
El Gobierno de España, la Xunta de Galicia y el Gobierno de Castilla-La Mancha lamentan y expresan su rechazo al anuncio realizado ayer por Siemens-Gamesa de cerrar sus plantas de As Somozas (Galicia) y Cuenca (Castilla-La Mancha) y se comprometen con los trabajadores afectados a seguir buscando opciones de viabilidad. El cierre afecta a 266 empleados.
Rechazo total por parte de los gobiernos central y autonómicos al cierre de plantas anunciado por Siemens-Gamesa

En un comunicado conjunto, las tres Administraciones indican que han trabajado en los últimos meses en la búsqueda de soluciones viables para las dos plantas, que Siemens-Gamesa ha rechazado. No obstante, mantienen su ofrecimiento a la empresa para seguir analizando opciones de viabilidad alternativas al cierre, "teniendo en cuenta el contexto particularmente favorable para el sector por todas las oportunidades que ofrece la transición energética.

Esta colaboración, indican, "será clave para aprovechar y optimizar las oportunidades de desarrollo industrial y transición energética de cara al mantenimiento de las plantas":



El cierre de las dos plantas de Siemens-Gamesa supone el inicio de un procedimiento de regulación de empleo que afecta a un total de 266 empleados de ambas factorías, según ha comunicado el fabricante de aerogeneradores. El despido afecta a 51 trabajadores de la planta de Cuenca y a 215 en la de As Somozas.



El grupo, que ya ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la decisión, indica que la planta de Somozas no tiene ningún pedido confirmado en 2021 para el modelo de palas que produce, la SG 2.X-114, y para el que ya no existe demanda en el mercado español. 
"La planta no es competitiva para fabricar las palas de los aerogeneradores más grandes, que son los que requiere el mercado y, en el caso de algunos modelos, no los podría fabricar por limitaciones de espacio y transporte", explica. Respecto a la de Cuenca,  cuya actividad se ha reducido a la reparación de palas, afirma que tampoco "es sostenible debido a las limitaciones de espacio para palas grandes y por falta de competitividad".



“Necesitamos volver a la senda de la rentabilidad de forma urgente, y la única forma de hacerlo es con medidas como esta y otras que hemos puesto en marcha en el negocio de Onshore en el último año y medio. Hemos analizado todas las opciones, pero hemos llegado a la conclusión de que no hay alternativa posible. Son medidas duras, pero necesarias para reconducir la situación de la compañía y garantizar su sostenibilidad y el empleo de los más de 24.000 empleados de Siemens Gamesa, unos 4.400 de ellos en España”, ha declarado Lars Bondo Krogsgaard, consejero delegado de Onshore en Siemens Gamesa.



El grupo, resultado de la fusión entre la española Gamesa y la alemana Siemenes en abril de 2017, tiene su sede en Zamudio (Vizcaya), donde se localiza su mayor centro de I+D, y cotiza en la Bolsa de Madrid. Es, hasta la fecha, el mayor empleador del sector eólico en España y líder de la industria en capacidad instalada, con una cuota que supera el 50%. En la actualidad, sus accionistas más significativos son Siemens Energy AG, con un 67% del capital social, y el fondo de inversión Blackrock Inc, con un 3% del capital social.

Añadir un comentario