eólica

Navantia entrega las primeras jackets para el parque marino East Anglia One

1
Iberdrola y Navantia han celebrado, en las instalaciones de los astilleros de Navantia en Fene (ría de Ferrol) el acto de entrega de las primeras cuatro cimentaciones ‘tipo jacket’ para el parque eólico marino de East Anglia One, que han sido construidas en este astillero por el consorcio formado por Navantia-Windar. El parque está siendo desarrollado por Scottish Power, filial de Iberdrola, en aguas británicas y será el mayor del mundo con sus 714 MW de potencia instalada.
Navantia entrega las primeras jackets para el parque marino East Anglia One

El evento tuvo lugar el pasado lunes 5 de marzo y contó con la presencia del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; el presidente de Iberdrola, Ignacio S. Galán; y el presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez.

Durante los próximos meses se continuará con la entrega de los componentes pendientes para culminar el contrato firmado en diciembre de 2016 entre Navantia e Iberdrola, consistente en la construcción y entrega sobre barcaza de 42 estructuras tipo jackets y 126 pilotes en el astillero de Fene y en las instalaciones de Windar en Avilés.

Este proyecto es el segundo suscrito entre ambas empresas (tras el parque alemán de Wikinger) y da continuidad al empleo de Navantia y Windar en sus respectivas instalaciones, ya que está generando 800 empleos de media y picos de ocupación de hasta 1.300 personas. Además, al igual que ocurrió con el proyecto Wikinger, numerosas empresas locales se están viendo beneficiadas con este contrato, según informa Navantia.

East Anglia ONE será el mayor parque eólico del mundo. Ocupará lo mismo que 30.000 campos de fútbol y dará electricidad a medio millón de hogares. Cuando empiece a funcionar en 2020 en la costa sureste de Inglaterra, sus 102 aerogeneradores proporcionarán hasta 714 megavatios de energía limpia.

Compromiso con el tejido industrial español
El presidente de Iberdrola, Ignacio S. Galán, señaló en el eventoque “con este nuevo contrato reforzamos nuestra ya firme apuesta por Galicia, donde, en la última década, la compañía ha invertido 1.200 millones de euros y damos empleo a más de 700 personas”.  



Asimismo, subrayó que “con la adjudicación a Navantia y Windar, Iberdrola afirma su compromiso con el tejido industrial de las regiones en las que desarrolla su actividad. Queremos poner de manifiesto nuestro deseo de seguir actuando como motor económico, como elemento dinamizador de empleo no solo en Galicia sino también en otras zonas de España, como Andalucía, donde se está construyendo la subestación para este parque británico en los astilleros de Navantia en Cádiz, como ya se hizo para el parque alemán de Wikinger”.

De acuerdo con los datos aportados por Sánchez Galán, en el último año Iberdrola ha realizado compras por 8.700 millones de euros, una gran parte de ellas a empresas españolas para proyectos dentro y fuera de nuestro país, ha pagado impuestos por más de 7.100 millones de euros, 3.200 de ellos en España, y da empleo en todo el mundo a 400.000 personas.

El presidente de Navantia dijo, por su parte,  que “en estos últimos años Navantia se ha convertido en un referente en la construcción de eólica marina offshore" y "este astillero de Fene ya es conocido por ello en este competitivo mercado internacional". Esteban García recordó que en en el astillero se han finalizado con éxito tres programas eólicos más en los últimos años” y añadió que la diversificación eólica está recogida en el plan Estratégico de Navantia 2018-22.


Características de las jackets
Cada jacket está formada por una estructura de celosía de tres patas, rematada por una pieza de transición que lo une con el fuste de la turbina. Los correspondientes pilotes de anclaje al fondo marino están incluidos en el acuerdo entre Iberdrola y Navantia-Windar.

    Peso jacket: 850 toneladas.
    Altura: 62,6 metros.
    Huella: 27 x 27 metros.
    Peso pilotes: 360 toneladas.
    Acero total empleado: 58.800 toneladas.

Añadir un comentario
Miguel
Estos jackets o soportes son auténticos devoradores de acero. Sería interesante saber hasta qué punto pueden llegar a tensar el precio del acero y encarecer el precio de los parques eólicos marinos.