eólica

Balance del primer semestre de 2019

La eólica europea conecta 4.900 megavatios en 180 días

0
La asociación de la industria eólica europea (WindEurope) acaba de cerrar el primer balance semestral del año (enero-junio). Según sus números, el sector ha conectado en los 180 primeros días de este ejercicio 4.900 megavatios de nueva potencia eólica, un 8% más de lo conectado durante el mismo período del año anterior (4.500). De toda la nueva capacidad de generación, 2.900 megas fueron erigidos en tierra firme; 1.500, mar adentro. [En la imagen, parque eólico francés. Fuente: WindEurope].
La eólica europea conecta 4.900 megavatios en 180 días

Más potencia instalada en este semestre (con respecto a la conectada durante el mismo período del año pasado), pero distribuida de modo distinto, según WindEurope. La diferencia radica en tierra firme, donde este año han sido instalados 2.900 megavatios, bastantes menos que en 2018, cuando fueron conectados 3.300. La asociación de la industria eólica europea señala a Alemania, que ha registrado una instalación "particularmente pobre", hasta el punto de que el primer semestre (1S) de 2019 ha sido el peor del siglo en el gran país del Viejo Continente: "its worst first half of the year since 2000", dice literalmente WindEurope.

La asociación advierte en todo caso que el sector suele ser más activo en la segunda mitad de cada año, sobre todo en los países nórdicos, muy dinámicos en los meses de verano por motivos obvios. "Los pedidos de aerogeneradores y la actividad del mercado sugieren -explican desde WindEurope- que veremos significativos volúmenes de nueva potencia instalada en Suecia y Noruega en el segundo semestre; así mismo -añaden desde la Asociación-, también se esperan elevados volúmenes en España, en la estela de los 4.100 megavatios subastados en los años 2017 y 2018". Así, las previsiones de cara al segundo semestre son buenas en general.

WindEurope prevé en fin remontada, pero vuelve a matizar en el caso de Alemania, que va a cerrar un ejercicio, según la Asociación, con unos niveles de "nueva potencia eólica instalada" históricamente bajos. De entre las naciones vecinas, Francia marca el paso, con 523 megas instalados en tierra firme en estos seis primeros meses del curso.

Eólica marina
La potencia instalada mar adentro a lo largo de estos seis primeros meses se ha elevado hasta los 1.900 megavatios, muy por encima de los 1.100 conectados en 2018. Encabeza la tabla clasificatoria Reino Unido, con casi mil megas (931, que incluyen Hornsea 1, parque que, una vez completado, se convertirá en el mayor complejo eólico marino del mundo, con 1.200 megavatios de potencia, más que la mayor de las centrales nucleares españolas, Cofrentes, 1.097 MW). Le siguen, de lejos, las minúsculas Dinamarca (con 374) y Bélgica (con 370 megavatios instalados mar adentro en este primer semestre del corriente). Por fin, Alemania ha instalado entre enero y junio 252 MW en el mar.

Potencia eólica instalada en Europa durante el primer semestre de 2019

Inversión
WindEurope también repasa en este primer balance semestral del año la inversión. Según la Asociación, Europa ha invertido entre enero y junio 8.800 millones de euros en la construcción de los parques eólicos del futuro, 6.400 millones en tierra firme y 2.400 mar adentro. Esa inversión ha de traducirse en 5.900 gigavatios de nueva potencia eólica a conectar a la red "a lo largo de los próximos dos o tres años". Francia y los Países Bajos encabezan la tabla de inversores.

Pierre Tardieu, responsable jefe del Área de Política de WindEurope: "ha sido un buen comienzo de año para el crecimiento de la eólica marina. Sin embargo, en tierra firme el movimiento ha sido pobre durante estos seis primeros meses de 2019. La eólica terrestre ha vivido en Alemania su peor semestre desde el año 2000. Los procedimientos administrativos relativos a las autorizaciones siguen constituyendo un cuello de botella: 11.000 megavatios de potencia terrestre están atascados en Alemania. Y la transición a las subastas, en las que los denominados 'proyectos comunitarios' han podido participar sin necesidad de permiso en 2017, se ha visto así mismo complicada"

Además, WindEurope alerta sobre las perspectivas en otras naciones en las que el primer semestre ha ido mejor: aunque la primera mitad del año ha sido buena en Francia, España, Noruega y Suecia, la segunda mitad -advierten desde la Asociación- viene floja.

La gran patronal eólica europea también analiza más a largo plazo
"El Objetivo 2030 de Energías Renovables que se ha fijado la Unión Europea es 32% -explica Tardieu-, y en la Unión se está hablando ya de una economía de 'cero neto ceodós' en 2050. Pues bien, el ritmo de instalación que hemos registrado a lo largo de estos seis primeros meses del año no nos va a conducir a ese escenario". En ese sentido, el responsable del Área de Política de WindEurope apela a la responsabilidad de las diferentes naciones de la Unión, que están ultimando sus respectivos planes nacionales integrados de energía y clima: "en esos planes -dice Tardieu-, los gobiernos deben detallar al máximo las medidas políticas que han de permitirles un despliegue robusto y equilibrado de nueva potencia renovable: calendarios de subastas, los procedimientos administrativos, cómo planean abordar la repotenciación o sustitución de los parques cuya vida útil vaya llegando a su final. Son estos detalles -concluye- los que necesita la industria para planificar el despliegue de nueva potencia eólica y ayudar así a la UE a cumplir con sus objetivos de energía y clima a un coste eficiente".

Añadir un comentario