eólica

Iberdrola, de cal y arena

0
La multinacional española -cuyo principal accionista es el fondo soberano de Catar- difundió la semana pasada un comunicado en el que hacía balance de su actividad en el sector de las energías renovables. En él, presume de haber destinado 25.000 millones de euros al desarrollo de las energías renovables en los últimos años. En la otra orilla, la compañía cuenta, a día de hoy, en España, con casi 6.000 megavatios de gas, 4.330 de carbón y 3.410 nucleares. Así, casi el 60% de su producción es de origen fósil o nuclear.
Iberdrola, de cal y arena

Iberdrola hizo balance la semana pasada de su actividad (en materia de energías renovables). Según ese balance, la empresa "ha destinado 25.000 millones de euros al desarrollo de las energías renovables desde hace más de una década". La multinacional, que cuenta con más de 200 parques eólicos en España, presume, además, de que se va a convertir "en la primera empresa española en poner en marcha un parque eólico marino, el de West of Duddon Sands (Reino Unido), cuyos casi 400 MW funcionarán en 2014". Paradójicamente, puertas adentro, el discurso de la compañía parece ser decididamente anti-renovables desde hace ya varios años. Tan es así que la junta directiva de la asociación patronal del sector termosolar expulsó de su seno, hace ya más de un año, a la empresa presidida por José Ignacio Sánchez Galán por las constantes andanadas que contra la tecnología termosolar protagonizara Galán en numerosos medios de comunicación.

Casi 6.000 MW de gas instalados
Los ataques del ejecutivo de Iberdrola contra las tecnologías solares llevaron incluso a Protermosolar a difundir ex profeso un comunicado -en febrero de 2012- en el que esta asociación explicaba que "no entendemos la obsesión del señor Sánchez Galán contra la termosolar. No podemos pensar que la frustración por haber querido ser el líder de este sector en el año 2009 y por el estrepitoso fracaso cosechado o por las batallas, en gran medida personales, que está librando, puedan llevarle a perjudicar con su posición a regiones como Extremadura, Andalucía y  Castilla-La Mancha y a una gran cantidad de empresas nacionales que estaban subsistiendo en estos momentos de crisis gracias a las instalaciones de energías renovables" (Iberdrola, que, a lo largo de la última década, ha apostado en España fuertemente por la eólica -5.735 MW- y más aún por los ciclos combinados de gas -5.893 MW-, apenas cuenta con unas decenas de megavatios solares de potencia).

Más kilovatios renovables, menos kilovatios sucios
La causa de la animadversión de Galán -explican fuentes próximas a Protermosolar- es que los kilovatios generados por instalaciones solares -kilovatios no emisores de CO2-, tienen prioridad de inyección a la red sobre los kilovatios de gas, que sí emiten gases de efecto invernadero, promotor del cambio climático. ¿Consecuencia? Cuantos más kilovatios solares haya en el mercado español, menos kilovatios de gas podrá vender Iberdrola. Y es precisamente eso lo que está sucediendo. Según Sedigas (la patronal sectorial), los ciclos combinados -centrales térmicas que queman gas natural para generar electricidad- tuvieron un índice de utilización del 10% en el primer trimestre de 2013. Ello fue debido a la elevada generación eólica e hidráulica (invierno muy lluvioso y ventoso). La radiografía concluye con un dato definitivamente esclarecedor: Iberdrola está atada por contratos "take or pay", que obligan a pagar el gas contratado independientemente de que se venda o no.

La dimensión eólica global y la historia hidroeléctrica
Por lo demás, el comunicado-balance de Iberdrola señala que la compañía tiene un total de 330 parques eólicos en todo el mundo (13.657 megavatios) y promueve "parques eólicos marinos y plantas de energías de las olas y de las corrientes, para cuyo impulso ha creado una dirección de negocio con sede en Escocia desde la que se gestionan proyectos que suman, a día de hoy, 8.000 MW". Sólo en 2012 -concreta Iberdrola-, la compañía ha puesto en marcha "130 MW eólicos adicionales en nuestro país y 400 MW en el mundo". Por fin, la multinacional de origen español, que cuenta con una potencia hidroeléctrica de aproximadamente 9.900 MW, acaba de poner en servicio en Orense la central hidro de San Esteban II -que "conforma el mayor complejo hidroeléctrico de Galicia, con una potencia instalada total de 440 megavatios"-, y pondrá en marcha en Valencia en este curso la instalación de bombeo de La Muela II, que quiere convertir "en la mayor hidroeléctrica de bombeo de Europa".

Añadir un comentario