eólica

El sector eólico vivió en 2021 el segundo mejor año de su historia

0
El sector eólico añadió en 2021 casi 94 GW de capacidad en todo el mundo, a pesar de la continuidad de la pandemia. Esto es una clara señal de la increíble resistencia y trayectoria ascendente de la industria eólica mundial. Sin embargo, como deja claro el Informe Global Wind Report 2022 (GWR22) del Consejo Mundial de la Energía Eólica (GWEC), este crecimiento debe cuadruplicarse para el final de la década si queremos lograr no superar los 1,5º C de calentamiento y el cero neto de emisiones para 2050. 
El sector eólico vivió en 2021 el segundo mejor año de su historia

La capacidad eólica mundial aumentó, exactamente, en 93,6 GW en 2021, situando el total acumulado en 837 GW, lo que supone un crecimiento interanual del 12%. Los dos mayores mercados del mundo, China y Estados Unidos, instalaron menos capacidad eólica terrestre el año pasado –30,7 GW y 12,7 GW respectivamente– pero otras regiones disfrutaron de años récord: Europa, América Latina y África y Oriente Medio aumentaron sus instalaciones terrestres en un 19%, 27% y 120%, respectivamente. 

A la eólica marina le fue especialmente bien, y vivió el mejor año de su historia en 2021, con 21,1 GW puestos en servicio. Esto representa tres veces más que el año anterior, con China como gran impulsor del avance ya que las instalaciones eólicas marinas en este país representaron el 80% del crecimiento mundial. De esta forma, China ya supera al Reino Unido como el mayor mercado eólico marino del mundo.  

En cuanto a la pandemia, su impacto se hizo sentir de manera clara, sobre todo porque ralentizó la puesta en marcha de proyectos en mercados como el de Estados Unidos, India y Taiwán. Sin embargo, el informe destaca que las subastas de 2021 han demostrado que el aumento del despliegue eólico es una estrategia clave para muchos países. La capacidad subastada aumentó un 153% respecto a 2020, con 88 GW adjudicados en todo el mundo. La eólica terrestre representa 69 GW (78%) de esa cifra, y la marina 19 GW.

GWEC espera, por otra parte, que la tasa de crecimiento anual de las instalaciones eólicas para los próximos cinco años sea del 6,6%, lo que equivale a 557 GW de instalaciones previstas entre 2022 y 2026. Pero esto no es suficiente para mantener el rumbo hacia el 1,5º C y el cero neto para 2050.  Al ritmo actual de instalación, GWEC Market Intelligence prevé que en 2030 tendremos menos de dos tercios de la capacidad de energía eólica necesaria para una trayectoria de 1,5 ºC y de red cero, lo que nos condenará a no alcanzar nuestros objetivos climáticos.

"La industria eólica sigue dando un paso adelante y cumpliendo sus objetivos, pero para aumentar el crecimiento hasta el nivel necesario y alcanzar el cero neto y la seguridad energética será necesario un enfoque nuevo y más proactivo en la elaboración de políticas en todo el mundo... Los últimos 12 meses deberían servir como una enorme llamada de atención sobre la necesidad de avanzar con decisión y pasar a los sistemas energéticos del siglo XXI basados en las renovables”, afirma Ben Backwell, director general de GWEC,

“Abordar con decisión la concesión de permisos y la planificación desbloqueará el crecimiento económico y creará millones de puestos de trabajo al permitir que fluyan las inversiones y, al mismo tiempo, avanzar rápidamente hacia nuestros objetivos climáticos. Si seguimos con "lo de siempre", perderemos esta oportunidad única".

El director general de GWEC advierte, además, de que los acontecimientos del último año, en el que las economías y los consumidores se han visto expuestos a una extrema volatilidad de los combustibles fósiles y a precios elevados en todo el mundo, son un síntoma de una transición energética vacilante y desordenada, mientras que la invasión de Rusia a Ucrania ha puesto de manifiesto las implicaciones de la dependencia de las importaciones de combustibles fósiles para la seguridad energética. 

10 conclusiones del GWR22
El informe del Consejo Mundial de la Energía Eólica analiza cómo debe actuar la industria eólica y las administraciones para lograr el reto de no superar el umbral de calentamiento asumible y avanzar en la transición energética. Estas son las principales conclusiones a las que ha llegado:


• Hace falta acelerar: hay que multiplicar por cuatro las nuevas instalaciones de energía eólica en esta década para mantener el rumbo hacia los 1,5 °C. 

• Como el sistema energético es cada vez más complejo e interconectado, los países y las comunidades deben trabajar juntos para dar una respuesta eficaz al cambio climático.

• El diseño del sistema está luchando para hacer frente a las presiones de la transición: la actual crisis energética es la consecuencia de unos mercados energéticos construidos en torno a los combustibles fósiles.

• La industria eólica se enfrenta a costes mas elevados en medio de un diseño de mercado perverso: los responsables políticos deben reevaluar los mercados para alinearlos con los objetivos económicos y sociales.

• La energía eólica debe ser garante de la transición energética: el sector debe garantizar que los valores sociales y medioambientales sean sinónimos de energía eólica.

• Es imprescindible reducir la burocracia para un futuro verde: si no se agilizan los procedimientos de concesión de permisos, incluida la asignación de terrenos y la conexión a la red, los proyectos seguirán atascados. 

• La cooperación público-privada es necesaria para afrontar la nueva geopolítica de la cadena de suministro eólica: debe haber un marco regulador internacional más fuerte para hacer frente a la creciente competencia por las materias primas y los minerales críticos.

• La flexibilidad será la principal moneda de cambio de un sistema impulsado por las energías renovables, y los responsables políticos deben enviar señales al mercado de que invertirán en las herramientas para permitirlo.

• Se necesita una inversión sin precedentes en la red para seguir el ritmo de las energías renovables: la inversión en redes debe triplicarse respecto a los niveles actuales hasta 2030. 

• La industria de la energía eólica tiene un papel primordial en una transición energética justa y equitativa: la planificación para el despliegue de las energías renovables a gran escala debe ser una prioridad política.

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).