eólica

El Gobierno de Cantabria somete a información pública el parque Ribota

4
La compañía española proyecta este parque, de 51 megavatios de potencia, en los municipios de San Roque de Riomiera, Selaya, Villacarriedo, Saro, Arredondo, Miera, Riotuerto, Entrambasaguas y Solórzano. Capital Energy invertirá alrededor de 36 millones de euros en poner en marcha la infraestructura, que estará integrada por doce aerogeneradores. La empresa calcula que Ribota "tendrá un impacto económico anual en las arcas locales, así como mediante los contratos de arrendamiento, de alrededor de 266.500 euros".
El Gobierno de Cantabria somete a información pública el parque Ribota

El Área de Industria y Energía de la Delegación del Gobierno en Cantabria ha anunciado que somete a información pública la solicitud de autorización administrativa previa de su segundo parque eólico en la comunidad: Ribota. Esta instalación renovable contará con una potencia instalada de 51 megavatios (MW) e implicará la inversión de alrededor de 36 millones de euros. Los 12 aerogeneradores de Ribota producirán, según la empresa, electricidad equivalente a la demanda de más de 56.000 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de unas 54.300 toneladas de CO2 cada año (cantidad de humo que emitiría una central térmica que quemase combustibles fósiles para generar la misma cantidad de electricidad). Ribota compartirá las infraestructuras de evacuación de electricidad con el parque de Garma Blanca.

El parque eólico va a distribuir su docena de máquinas por los términos municipales de San Roque de Riomiera, Selaya, Villacarriedo, Saro, Arredondo, Miera, Riotuerto, Entrambasaguas y Solórzano. Capital Energy estima que su puesta en marcha propiciará la creación de unos 295 empleos durante su fase de construcción -y de 10 en la fase de operación- y que tendrá un impacto económico anual en las arcas locales (Impuesto sobre los Bienes Inmuebles e Impuesto sobre las Actividades Económicas), así como a través de los contratos de arrendamiento, de alrededor de 266.500 euros. A esta cuantía recurrente -añaden desde la empresa- hay que sumarle el pago puntual del Impuesto sobre las Construcciones, Instalaciones y Obras, que ascenderá a 1,25 millones de euros, así como otro pago único en concepto de servidumbres de paso que asciende a más de 438.000 euros.

Capital Energy declara a día de hoy "diecisiete proyectos de energías renovables en Cantabria, todos ellos eólicos, que suman una potencia conjunta de casi 690 MW y cuyo desarrollo supondrá una inversión global de, aproximadamente, 650 millones de euros". La empresa ha anunciado además que acaba de adherir a la iniciativa Cantabria Territorio Rural Inteligente, una plataforma cuyo objetivo -explica- es "utilizar los recursos del territorio y la tecnología para crear ecosistemas innovadores de desarrollo sostenible que permitan gestionar eficientemente las infraestructuras y ofrezcan nuevos servicios a los ciudadanos, creando empleo, impulsando el emprendimiento y atrayendo talento al territorio".

Para Capital Energy, este modelo "ejemplifica a la perfección la necesaria unión entre desarrollo sostenible y digitalización, pilares de su estrategia empresarial". La compañía cree que este enfoque colaborativo ente distintos agentes "permitirá maximizar las oportunidades de los nuevos modelos operativos y de negocio, dando respuesta a los retos del territorio mediante proyectos tractores que aseguren su sostenibilidad medioambiental, económica y social".

Alrededor de 38 GW de cartera de proyectos en la península ibérica
Capital Energy asegura que cuenta en la actualidad en España y Portugal con una cartera de proyectos eólicos y solares "que ronda los 38 gigavatios de potencia (38.000 MW), de los que más de 8,5 GW ya disponen de los permisos de acceso a la red concedidos".

Gracias al lanzamiento de su comercializadora, en el último trimestre de 2020, Capital Energy ha culminado su objetivo estratégico de estar presente a lo largo de toda la cadena de valor de la generación renovable: desde la promoción, donde la compañía cuenta con una posición consolidada dada su trayectoria de casi 20 años, hasta la construcción, producción, almacenamiento, operación y el suministro. El objetivo de la empresa, que ha pasado de 30 personas a más de 350 en los tres últimos años, distribuidas a lo largo de 14 oficinas en España y Portugal, es llevar al consumidor final la energía 100% renovable que ya está produciendo en sus propias instalaciones.

Añadir un comentario
Helena
Estoy TOTALMENTE EN DESACUERDO con la construcción de los parques eólicos en lugares de gran valor ecológico, porque por muy \"verde\"que sea la energía que producen, el impacto medioambiental es inconmensurable, tanto a nivel ecológico -deforestación, contaminación durante su construcción y en su uso (aceites, hormigón, combustibles, plásticos) como económico por la despoblación que ocasiona la contaminación acústica por ruido constante de los aerogeneradores, así como las molestias que producen en la fauna y en la población las luces baliza que parpadean alrededor de 40 veces por minuto día y noche. Y no nos engañemos, el impacto negativo no se verá de ningún modo compensado con aportaciones económicas a la población de los municipios afectados y tampoco en forma de puestos de trabajo, muy al contrario, al perder población por las molestias antes mencionadas, se cerrarán comercios y restaurantes y establecimientos hoteleros, así como granjas productoras de leche y carne al verse mermada la calidad a causa de la contaminación acústica y la deforestación. NO A LOS PARQUES EÓLICOS EN VALLES PASIEGOS.
Raquel Cereceda
Félix, yo estoy totalmente de acuerdo con lo que has expuesto. Sin contar que todos estos proyectos no cuentan con una consulta a la población de la zona, que añado están mayoritariamente en contra con una mayoría cualificada muy reseñable. Desde mi humilde opinión todos estamos a favor de las energías verdes, no me malinterpreten, pero esta operación por la espalda, no cuenta con el apoyo de la comunidad por a destrucción que supone tanto de sus hogares como de la biodiversidad zonal y por supuesto de sus modos y medios de vidad que son seña de identidad única y con marca propia. Es una pena que para conseguir un buen fin se destruyan y destrocen muchos principios... En este caso el fin no justifica los medios.
Raquel Cereceda
Félix, yo estoy totalmente de acuerdo con lo que has expuesto. Sin contar que todos estos proyectos no cuentan con una consulta a la población de la zona, que añado están mayoritariamente en contra con una mayoría cualificada muy reseñable. Desde mi humilde opinión todos estamos a favor de las energías verdes, no me malinterpreten, pero esta operación por la espalda, no cuenta con el apoyo de la comunidad por a destrucción que supone tanto de sus hogares como de la biodiversidad zonal y por supuesto de sus modos y medios de vidad que son seña de identidad única y con marca propia. Es una pena que para conseguir un buen fin se destruyan y destrocen muchos principios... En este caso el fin no justifica los medios.
Félix de Manuel
He leído el artículo que describe una supuesta situación fantástica de Capital Energy en Cantabria...solo han faltado los bombos y los platillos. Hay que decir primero que esta empresa no tiene el capital para la inversión que en la noticia se describe, lo que supone un incumplimiento en lo que el Estado en sus contratos llama \"capacidad para contratar\". Esta empresa solo tiene dos ANTEPROYECTOS de parques eólicos en exposición al público, en zonas de RESERVA DE LA BIOSFERA, NATURA 2000 e incumpliendo la ley de Paisajes de Cantabria....entre otras. La riqueza económica que dice aportar al territorio no es cierta, ya que la empresa no tiene su domicilio fiscal en el territorio Cántabro, las implantaciones se hacen con expropiaciones y licencias que no aportan ninguna riqueza significativa al territorio en contraposición con las agresiones que van a suponer, simplemente en aperturas de pistas de acceso en un territorio montañoso virgen (los cálculos de desmonte y terraplenes se han minusvalorado en al menos 10 veces para cada caso, con la intención de \"domesticar\" la implantación); el estudio de impacto sonoro no es real ya que no se ha tenido en cuenta el efecto valle que se va a generar tanto en la fase de construcción como en la fase de explotación; el estudio de vientos es incompleto (solo se ha estudiado un \"año\" de 9 meses); la restitución del medio ambiente una vez concluida la explotación no se contempla adecuadamente ya que se dejan parte de las instalaciones en el territorio zapatas de cimentación de aerogeneradores de 80 m de dimensión de palas, las pistas de acceso que permitirán el acceso a vehículos todoterreno, quads, motos, ahora prohibidos en estas áreas; y TODOS LOS TERRITORIOS AFECTADO SE ENCUENTRAN EN CLARA OPOSICIÓN por la pérdida de los valores característicos que hacen singular este territorio virgen. También hay que tener en cuenta el recurso presentado por el Gobierno de Cantabria ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León a las autorizaciones concedidas por la Junta para construir tres parques eólicos en lugares de la provincia de Burgos limítrofes con Cantabria, porque Cantabria considera que los parques proyectados y admitidos por la Junta «suponen importantes daños para el medio ambiente y el paisaje del territorio de Cantabria». Se ha iniciado la elaboración de una normativa relativa a la declaración del territorio de Cantabria libre de parques eólicos. Con todo lo anterior me gustaría que la noticia fuera debidamente centrada por el redactor a la vista de estos datos fácilmente comprobables. Félix.