entrevistas

Irene Rodríguez, responsable de Sostenibilidad de Vestas Mediterránea

"Ante el greenwashing proponemos objetivos e indicadores basados en la ciencia"

0
La estrategia del líder eólico Vestas, elegida compañía más sostenible del mundo en 2022 en el 18ª ranking anual que publica Corporate Knights, propone ambiciosos objetivos basados en la ciencia como alternativa a la utilización adulterada o interesada del concepto de sostenibilidad, donde sabemos desde hace tiempo que no es oro todo lo que reluce. La proliferación de campañas de greenwashing (lavado de imagen verde) está generando una creciente polémica sobre el nivel de compromiso real de gobiernos y empresas energéticas en la lucha contra el cambio climático. La presidenta de la European Climate Foundation, Laurence Tubiana, llegó a afirmar en la pasada COP26 que “el greenwashing se ha convertido en el nuevo negacionismo climático (…). Es de hecho más traicionero, pues es más difícil de identificar. Necesitamos honestidad”.
"Ante el greenwashing proponemos objetivos e indicadores basados en la ciencia"
Foto: Adrian Tomadin

Hoy, las energías renovables apenas representan el 11% de la energía consumida en el mundo, y no alcanzar una descarbonización real de nuestra economía puede acarrear consecuencias trágicas. La sensación de falso progreso podría verse agravada si se aprueba el plan de la Comisión Europea de incluir la energía nuclear y el gas natural en la taxonomía de energías verdes susceptibles de recibir inversiones sostenibles.

En medio de este debate, buscamos arrojar un poco de luz charlando con la responsable de Sostenibilidad de Vestas Mediterránea, Irene Rodríguez.

– ¿Cómo ve este debate sobre el greenwashing?
Ahora mismo parece que la sostenibilidad se ha puesto de moda, y eso está bien, pero detrás de las palabras tiene que haber fundamento, acción real. Creo que las empresas que practican el greenwashing nos hacen un flaco favor al resto, pero sobre todo es peligroso porque a través del humo se difumina el problema real que inevitablemente tenemos que encarar de forma urgente: el sector privado puede y debe aportar mucho hacia esa transformación global que implica cambiar el modelo de una economía lineal a una circular.
Una de las alternativas más eficaces al greenwashing es anclar todas las acciones a objetivos e indicadores que están basados en la ciencia, y hacer un seguimiento riguroso de los avances. En 2020 nuestro objetivo de neutralidad en carbono fue validado por la Science Based Target initiative (SBTi), un programa liderado por el Proyecto Carbono, UN Global Compact, el World Resources Institute y WWF. SBTi también confirmó que nuestro objetivo estaba en línea con los esfuerzos para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 ºC.

– Su último Informe de Sostenibilidad afirma que en 2021 sus aerogeneradores han evitado el CO2 equivalente a un bosque de 2,6 millones de kilómetros cuadrados (cinco veces España). A pesar de la comparación, Vestas no propone un número determinado de emisiones de CO2 a eliminar ni incluye grandes proyectos de forestación en su estrategia. ¿Qué opina de las compensaciones de carbono?
La cantidad anual de emisiones de CO2 evitadas forman parte ya del baremo con el que se calcula nuestro bonus, así que nuestro interés está garantizado. Pero entendemos la sostenibilidad más como un viaje de transformación, primero interna, y luego de toda nuestra cadena de valor. En 2020, Vestas lanzó la estrategia “Sostenibilidad en todo lo que hacemos”. Su primer objetivo es llegar a cero emisiones de carbono en 2030 en todas nuestras actividades, sin utilizar las famosas compensaciones de carbono. Y este es un punto importante. Queremos alcanzar el “Net Zero” a través de nuestras propias operaciones, transformando procesos para hacerlos más sostenibles, respetando el medio ambiente y el bienestar de las personas. Queremos partir de ahí, asumiendo nuestra propia responsabilidad y dando ejemplo. También entendemos que es fundamental involucrar a nuestros proveedores, y estamos trabajando en ello.

 

Vestas 150. 5,6 MW

Modelo Vestas 150, de 5,6 MW


–¿Cómo va ese viaje hacia las cero emisiones?
Como toda transformación, tiene sus retos, pues implica cambios, y los cambios son difíciles. Pero en poco tiempo hemos conseguido cosas importantes. Como primer paso para eliminar nuestra huella de carbono por completo, queremos electrificar nuestra flota de vehículos antes de 2025. Para respaldar este objetivo, nos hemos asociado con Enel X para desarrollar la infraestructura de carga necesaria para electrificar nuestra flota. En 2021, Vestas ha introducido 147 vehículos sostenibles.
Otro punto clave es la descarbonización de nuestra cadena de suministro. Vestas se ha comprometido a trabajar codo a codo con todos sus proveedores para que todos los eslabones que componen esta cadena estén libres de emisiones en menos de diez años. En septiembre, anunciamos una nueva colaboración con el líder mundial de soluciones de recubrimiento, Hempel, para desarrollar soluciones sostenibles para la protección de superficies de turbinas eólicas. Solo cambiar este proceso generará potencialmente una reducción del 60% de sus emisiones, que suponen la eliminación de 1.100 toneladas de CO₂ al año. También estamos trabajando para reducir el volumen de residuos que generamos en nuestras fábricas, y buscando alternativas al acero, responsable del 60% de nuestras emisiones en la fabricación de los aerogeneradores.

– Otra de las polémicas que rodea a la industria eólica es la reciclabilidad de los aerogeneradores, especialmente de las palas.
Sí, el reto existe. Nos hemos propuesto fabricar aerogeneradores cero residuos en 2040. Para ello primero necesitamos lograr materiales totalmente reciclables. Actualmente, el 85% de los aerogeneradores de Vestas son reciclables. Aunque aumentar un 15% no parece gran cosa, lo cierto es que llegar al 100% está requiriendo una intensa labor de I+D orientada a lograr productos reciclables con una resistencia y rendimiento similar a los actuales, sobre todo por los materiales compuestos –difíciles de separar y reciclar– que se usan para fabricar las palas.
Pero no sólo se trata de desarrollar materiales con propiedades mecánicas parecidas a los que se usan actualmente. Para impulsar un modelo circular tenemos que pensar qué usos se podrán dar a esos materiales una vez finalicen su vida útil. Y este mercado debe tener un volumen suficiente que lo haga atractivo para inversores y compradores. Antes de 2030, Vestas quiere garantizar que el 94% de los materiales utilizados sean reciclados. Esto marca un aumento significativo con respecto al 52% de reciclaje real actual.
Es un esfuerzo muy colaborativo. Hemos lanzado una hoja de ruta de circularidad que requiere la participación de proveedores, clientes y administraciones. En este sentido, nuestro éxito dependerá de la construcción de una cadena de valor completamente circular en la que participen líderes industriales.

 

Vestas fábrica palas

Planta de fabricación de palas de Vestas

 

– Acabamos de celebrar el Día de la Mujer y hemos visto que su estrategia también incluye objetivos de diversidad y bienestar laboral.
Nuestro concepto de sostenibilidad considera el bienestar de su plantilla. Suena ambicioso, pero buscamos convertirnos en la empresa más segura, inclusiva y socialmente responsable de la industria energética. Para 2025, tenemos el objetivo de reducir la tasa de incidentes registrados del 3,6 TRI actual al 1,5 TRI. Y para 2030, el índice tendrá que alcanzar 0,6 TRI.
En materia de diversidad, equidad e inclusión, el reto no es menor. En el sector eólico, factores culturales y de desigualdad de oportunidades a la hora de optar por una carrera industrial provocan que sólo el 8% de los cargos directivos sean ocupados por mujeres. En Vestas, hemos subido este porcentaje en 2021 del 19 al 21%. El objetivo es alcanzar el 30% en 2030. Pero que las mujeres compitan en igualdad con los hombres dentro del sector es sólo un primer paso en una política de diversidad, equidad e inclusión que busca poner a las personas –y al respeto y la tolerancia– en el centro de todo, sea cual sea tu origen, raza, orientación sexual, edad o sexo. No sólo es nuestro deber como compañía líder; ya existen cientos de estudios que muestran que las empresas con una plantilla más diversa son más competitivas y consiguen mejores resultados.

– Hemos visto también que en 2021 han aumentado los objetivos establecidos en 2020. ¿Ve factible conseguir estos objetivos e ir incorporando otros nuevos conforme cambie el contexto?
Sí, hemos incluido nuevos objetivos relacionados con el reciclaje de palas, donde hemos hecho bastantes avances, y hemos ampliado nuestras áreas de acción. Nuestro objetivo es liderar la transición energética hacia una sociedad descarbonizada, electrificada y renovable. Pero es probable que veamos nuevas áreas de actividad en un futuro cercano. El hidrógeno verde, por ejemplo, puede abrirnos las puertas a la descarbonización del transporte y de sectores industriales que no pueden operar con electricidad. Es un reto muy ilusionante para todos. Puede ayudarnos a acelerar la transición energética, con todo lo que ello implica para el planeta.

• Entrevista incluida en la edición en papel de la revista Energías Renovables (ER 209, marzo de 2022), que incluye un Especial Eólica

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).