entrevistas

Miguel Ángel Amores, gerente de Energías Renovables y Tecnologías Ambientales de Triodos Bank

“Las renovables son la mejor manera de mitigar el cambio climático y de promover un desarrollo socialmente justo”

0
La foto de Miguel Ángel Amores (Madrid, 1978) que acompaña esta entrevista es una foto perfecta. Porque esa sonrisa se convierte en contagiosa cuando hablas con él. Ingeniero industrial y licenciado en Ciencias Ambientales, se mueve en el sector de las renovables desde 2004, donde ha realizado tareas de asesor técnico para fondos de inversión y bancos. Ese perfil técnico, más ingenieril que financiero, es relativamente común en Triodos Bank, donde se trabaja en financiación especializada a proyecto. Y al final lo que determina la capacidad de pago es un flujo de caja que depende de la producción, del mercado eléctrico, de la normativa. “Si entiendes el proyecto entiendes los riesgos”, dice.
“Las renovables son la mejor manera de mitigar el cambio climático y de promover un desarrollo socialmente justo”
Miguel Ángel Amores

¿Dónde está el secreto para liderar cuatro años consecutivos el ranking Global Clean Energy League Tables?
Es un dato muy relevante para un banco como Triodos Bank (mediano, según el Banco Central Europeo). Hemos repetido como número uno mundial por número de proyectos bajo la modalidad de financiación de proyecto o project finance por varios motivos: trayectoria, experiencia y flexibilidad. Llevamos más de 30 años financiando proyectos de energías renovables. De hecho, el primer parque eólico que se construyó en los Países Bajos tras el desastre de Chernóbil en 1986 fue financiado por Triodos Bank. En este tiempo hemos conseguido formar un equipo especializado en renovables de más de 30 personas en diferentes países, cinco en España. Además, somos flexibles para facilitar fórmulas que otros bancos no ofrecen, financiamos proyectos medianos y pequeños, y solemos decir que no tenemos un tamaño mínimo, pero sí un tamaño máximo.

¿Cómo son esas fórmulas más flexibles?
Por ejemplo, nosotros financiamos el riesgo mercado desde 2016. Ahora está muy en boga pero hace unos años nadie hablaba de ello. Tomamos esta decisión después de analizar muy bien los proyectos y el mercado. De hecho, tuvimos que pedir alguna garantía adicional para poder poner en marcha estas iniciativas. En autoconsumo ya hemos cerrado varias financiaciones de este tipo para empresas. También hemos financiado bajo el régimen de las subastas, que no todos los bancos hacen. Y estamos viendo también PPA (power purchase agreement). Intentamos ser innovadores dentro de nuestras posibilidades, porque somos un banco mediano y tenemos que gestionar de forma controlada el riesgo de las operaciones. Además, somos un socio financiero a largo plazo, lo que quiere decir que estamos cuando las cosas van bien y cuando van mal. Hay bancos que han apostado por las renovables en determinados momentos, y en otros no. Nuestra capacidad para entender el sector, para creer y crecer en él, nos da una serie de herramientas que a lo mejor para otras entidades financieras no son tan habituales.

¿Por qué invierte Triodos Bank en renovables?
Financiamos las renovables desde 1986, cuando la tecnología era aún muy desconocida. El hecho de que un banco dijese que hay otra forma de producir energía diferente a la nuclear o a la quema de combustibles fósiles, dice mucho de Triodos Bank y de nuestra apuesta por el desarrollo sostenible. Creemos que las renovables son la mejor manera de mitigar el cambio climático y, al mismo tiempo, promover un desarrollo socialmente justo. Además, le ofrecen al consumidor la posibilidad de producir su propia energía en el lugar donde la consume. Por último, son la fuente de generación más barata. Es, por tanto, una energía limpia y económica.

¿Financia Triodos Bank algún proyecto de energías convencionales?
No, ninguno, nunca los hemos financiado, ni siquiera los que algunos consideran combustibles un poco más limpios como el gas natural. En Triodos Bank sólo financiamos iniciativas que, además de ser viables económicamente, desarrollen su actividad con un valor social, cultural o medioambiental. Por eso, en el caso de la energía, nuestra cartera está compuesta únicamente por proyectos enfocados a las renovables.

¿Y es rentable financiar proyectos renovables?
Sí, pero conviene dejar claro que lo primero que mira el banco cuando financia este tipo de proyectos, junto con su rentabilidad económica, es el impacto de esa inversión que, en el caso de las renovables, es la reducción de emisiones de efecto invernadero. Después, obviamente, se hace un análisis de riesgo y, a su vez, se busca que cubra una rentabilidad mínima. Los proyectos de renovables son rentables para el banco. De hecho, hasta la fecha, no hemos tenido ninguna morosidad significativa en España y eso es complicado de decir en banca. A pesar de ello, a veces pueden surgir inconvenientes: cambios normativos, problemas puntuales en algún proyecto, etc., pero siempre se ha logrado encontrar soluciones. En volumen total, a nivel de Grupo, hemos financiado e invertido 4 GW de renovables, lo que representa aproximadamente una cuarta parte del total financiado sumando todos los sectores de actividad en los que está presente Triodos Bank. Es el sector más grande para el banco. Tenemos unos objetivos de rentabilidad mínima para que el banco funcione, por así decirlo, pero no es lo principal. Nuestro objetivo fundamental es promover el desarrollo sostenible y social, no es maximizar el beneficio de los accionistas.
 
El cambio climático y la transición energética son en estos momentos claves en cualquier estrategia política y empresarial. ¿Se están abriendo nuevas puertas para un banco que solo financia proyectos renovables?
Por decirlo de algún modo, el tiempo ha dado la razón a todos los que hemos creído en las renovables. Ahora mismo hay un entorno favorable desde el punto de vista económico, social, político que dice que las renovables son el presente y el futuro. Ya nadie duda de que el mix energético futuro será prácticamente 100% renovable, pero que nadie lo dude no quiere decir que se estén haciendo las cosas suficientemente bien. El reto para nuestra generación es que ese cambio ocurra a una velocidad muchísimo más rápida de lo que se está haciendo, porque según los científicos estamos muy lejos de lo que tiene que ocurrir. Cuando voy a cualquier foro me gusta recordar por qué estamos aquí, no estamos solamente haciendo negocios, sino que está en juego el futuro de las próximas generaciones, ese es el gran reto y la responsabilidad que tenemos.
Por otra parte, si el resto de los bancos empiezan ahora a trabajar con renovables, ¿qué papel jugará Triodos Bank en el sector? Debemos buscar la manera de dar soluciones a esos proyectos que, por tamaño, no son interesantes para otras entidades. Otro papel de Triodos Bank es lo que llamamos la voz pública: tratar de influir en la normativa, los políticos, promover que esas nuevas leyes de transición energética sean más ambiciosas e incorporen a la banca como elemento necesario en ese proceso. Nuestros más de 700.000 clientes a nivel de Grupo, tanto particulares como empresas, son otra herramienta con la que contamos para seguir impulsando la lucha contra el cambio climático, que es nuestra prioridad.  

¿Es España uno de los principales mercados para Triodos Bank?
Sí. Basta pensar que, si las renovables a nivel de Grupo suponen un 25%, en España representan un 30%. De hecho, la financiación que hemos concedido al sector en España alcanzó en 2018 los 418,5 millones de euros a 217 proyectos de energías renovables.

715.000 clientes, aumento del beneficio neto de un 3,2% en 2018. ¿Qué esperan de 2019 y de los próximos años?
Vemos mucho movimiento en el mercado de las renovables en España, impulsado por un precio de la electricidad elevado, junto con unos costes de inversión y explotación que continúan a la baja, con un recurso, especialmente solar, muy importante. La combinación de esos tres factores es fundamental. Si, además, hay un entorno social, político e inversor favorable, al final tienes todos los elementos que necesitas.

¿Trabajan con todas las tecnologías renovables?
En general estamos abiertos a todas las tecnologías que, desde nuestro punto de vista, tienen un impacto ambiental lo más reducido posible. Por ejemplo, en general no financiamos plantas de generación eléctrica con biomasa porque entendemos que hay otras alternativas mucho más sostenibles para producir electricidad, como pueden ser la fotovoltaica y la eólica. Además, hay una cuestión ambiental y técnica: si quemas un combustible para producir electricidad más de la mitad de la energía se pierde durante esa conversión. Vemos que la biomasa, si procede de madera y recursos bien gestionados, tiene más sentido como energía térmica que como energía eléctrica. De hecho, los grupos ecologistas tienen esa misma posición. Nosotros sí hemos financiado, por ejemplo, redes de calor como la de Soria.
A nivel de grupo la eólica es mayoritaria, pero en España la mayor parte de nuestra cartera es solar fotovoltaica, junto con algo de eólica. Tampoco financiamos termosolar porque, cuando se construyeron plantas en nuestro país, eran de 50 MW y 300 millones de inversión, que necesitaban préstamos sindicados con otros bancos. Además de ser demasiado grandes para Triodos Bank, entonces no entrábamos en préstamos sindicados, ahora sí estamos abiertos a hacerlo.
 
A finales del año pasado Triodos Bank lanzó una plataforma única donde contratar electricidad verde, autoconsumo o compensar emisiones. ¿Cómo está funcionando?
Sí, pusimos en marcha la iniciativa junto con varias empresas colaboradoras: Ecodes, Gesternova, Contigo Energía, Ecooo y Ohmia. Creamos la web www.reducetusemisiones.es que propone una manera sencilla para reducir y compensar las emisiones de CO2, tanto a nivel particular como de empresa. En general ha tenido muy buena acogida, pero falta que muchos de los que han mostrado interés den el paso para cerrar proyectos. Mi impresión es que las empresas ya tienen claro el tema del autoconsumo y están empezando a apostar por ello, En cambio, en el caso de los particulares todavía estamos lejos de que sea algo masivo. En este sentido, lo importante es que ya existe la tecnología y que económicamente salen las cuentas.

• Por qué Triodos Bank es el banco de las energías renovables

Añadir un comentario