entrevistas

Miguel Ángel Ayuso, fundador de Renovagy

“Las grandes instalaciones fotovoltaicas necesitan ser más innovadoras, hay espacio de mejora”

0
Si Miguel Ángel Ayuso (Madrid, 1961) participase alguna vez en uno de esos concursos en los que, después de echarles un vistazo, hay que recordar números, palabras o figuras, seguro que ganaba. Es más, descubriría enseguida qué relación tienen unas cosas con otras y lanzaría una hipótesis. Da la impresión de que la cabeza de este ingeniero informático va tan rápida como los ordenadores de última generación. Debe de ser cosa de familia. Su padre, Miguel como él, era un inventor ingenioso que diseñó una máquina para gestionar las subastas de pescado en las lonjas de los puertos. Miguel hijo la mejoró aplicando innovación, y comenzaron a instalarlas, primero en Getaria (Gipuzkoa), luego por el Cantábrico y más tarde por toda España. Habla de él con orgullo. Y, probablemente, aquella mente inquieta explica en parte lo que hoy es Renovagy.
“Las grandes instalaciones fotovoltaicas necesitan ser más innovadoras, hay espacio de mejora”

– ¿Cómo surgió Renovagy? ¿Qué le hizo pensar que había un hueco que podría cubrir una nueva empresa?
Entender lo importante que para las instalaciones fotovoltaicas es contar con un sistema de control que permita conocer qué está pasando en todo momento y en cada uno de los puntos de la instalación. Trabajando para otra compañía tuve que ir a una planta de Trujillo (Cáceres) que tenía problemas con las combiner box. Comprendí lo esencial que eran los datos que entregaban esas cajas al scada del centro de control. Y entonces lo vi claro. Había que desarrollar mejores sistemas de control y monitorización para conocer el estado de todos los sistemas y poder optimizar la operación y mantenimiento. Y eso, durante 20 años.

– Una de las claves del crecimiento de Renovagy es su departamento transversal de I+D+i. ¿Qué hay que hacer para descubrir lo que demandará el mercado mañana?
Mirar al mercado continuamente, escuchar a tus clientes. Porque son ellos los que nos dicen lo que va a ocurrir. Así observamos cuáles son las tendencias de precio, de nuevos diseños, cuáles son las preocupaciones de los promotores, de los instaladores y los epecistas a la hora de hacer las plantas. Hoy en día todo el mundo está muy preocupado por el Capex (inversión inicial de capital), por conseguir cumplirlo, animados por la bajada brutal del precio de los módulos y del resto de componentes de la instalación y por una gran exigencia en la tarifa. Nosotros también hemos bajado nuestros precios para ajustarnos a esa demanda. Yo creo que innovar es competir y por esto tomé la decisión estratégica de tener un departamento de I+D muy fuerte, que sea capaz de ofrecer soluciones para adaptarnos a la continua exigencia del mercado. Sin olvidarnos de decir a nuestros clientes que, además, hay que contar con sistemas capaces de dar información para que las plantas, durante 20 años, estén produciendo correctamente. Cuando vas adquiriendo conocimiento, ese departamento ya no solo es capaz de hacer un sistema de monitorización FV. Es capaz de hacer otras muchas cosas.

– Renovagy ha participado en la instalación de más de 6 GW fotovoltaicos por todo el mundo. Y siguen firmando contratos en países como Abu Dhabi, Bolivia, México o Australia. ¿Cómo se logra esto?
Primero, teniendo un producto de calidad, fabricando ese producto con el máximo cuidado, ofreciendo soluciones que se adaptan al mercado, a las nuevas tecnologías y al precio. Para eso hemos tenido la grandísima suerte de haber contado con clientes fieles y muy importantes que nos han llamado para acompañarles en proyectos por todo el mundo. En nuestros primeros años nunca podré dejar de agradecer a SunEdison (entre otros) la confianza en nuestras soluciones y productos, y  la oportunidad de participar con ellos en proyectos por todo el mundo.

Pero hay muchas más ingenierías, promotores y epecistas que confían en nosotros. Algo haremos bien. Sobre todo, exigirnos a nosotros mismos la mayor calidad en todo lo que hacemos. Y si en algo hemos fallado, hemos tratado de aprender de esos fallos para hacerlo mejor la próxima vez, haciendo de la mejora continua parte de nuestro lema indispensable en la gestión diaria, como uno de los principales pilares de gestión y futuro de la compañía.

– Precisamente porque la actividad de Renovagy no está centrada solo en las renovables, me gustaría saber qué opina de estas fuentes de energía y, sobre todo, de la fotovoltaica. ¿Qué futuro les augura y por qué?
Estamos abocados a tener que generar energía con fuentes renovables. Porque el petróleo se agotará alguna vez, y no podemos seguir acentuando los problemas de contaminación, el cambio climático, etc. Pero las renovables tienen que estar muy ligadas con el conocimiento y la tecnología. Lo que se ha hecho hasta ahora es pensar cuánto puedo hacer más rápido una planta FV. Nosotros estamos ocupados en conseguir que un panel sea más eficiente, en tener más control sobre los elementos de una planta, en optimizar su producción. Porque eso va a potenciar esta energía. La FV ha ido creciendo a base de reducir costes y aumentar tamaños. En suma, mejorando el producto. Pero hay que seguir trabajando para mejorar la eficiencia de los módulos y de las plantas. Y no solo de las grandes. Necesitamos poner paneles en nuestros tejados, en nuestras casas. ¿Por qué Alemania tiene mucha más FV instalada que España? El día que esto se libere, la FV tendrá un crecimiento exponencial y se generará una industria sostenible. Pero hay que intentar buscar nuevas tecnologías, nuevas formas de utilizar y optimizar las renovables.

Y aunque estamos muy focalizados en la FV, también estamos desarrollando un producto muy innovador para el mercado eólico, que presentaremos en unos meses. Creemos que puede marcar un hito en la generación eólica, con una mejora muy importante.

– Después de 10 años de experiencia en fotovoltaica, ¿cómo piensa que trabaja el sector en España y en el mundo? ¿cree que hay cosas que se podrían mejorar?
Las compañías españolas son las más cotizadas en el mundo a la hora de realizar plantas FV debido a la gran experiencia que todos los actores del sector hemos ido adquiriendo desde el boom de las renovables en España. La presión del mercado nos afecta a todos y debemos competir, no es fácil, con la presión del precio. Sinceramente creo que la mejora está en hacer que durante 20 años se pueda cumplir el modelo económico para el que las plantas se diseñaron. La mejora debe estar en la gestión de la planta en la operación y mantenimiento Esta mejora vuelve a pasar por aplicar soluciones de tecnología y control que permitan optimizar esos costes. A veces nos olvidamos de esto.

¿Crees que es razonable que, en una planta de 100 MW, cuando se funde un fusible, puedes tener a un equipo de mantenimiento buscando entre miles de cajas dónde está el fusible fundido? ¿Cuánto estás perdiendo por ese fusible? ¿Qué control tengo sobre lo que está pasando en el panel? A veces nos olvidamos de esto y ahí es donde realmente creo que está la mejora: en un mayor control sobre la producción. Yo me quedé sorprendido cuando leí que el 70% de las instalaciones FV del mundo no cumplen con las expectativas del modelo económico para el que fueron diseñadas.

Aunque parezca increíble nosotros hemos podido comprobar que hay un gran margen de mejora y, por tanto, una de las decisiones estratégicas ha sido que nuestra división de  I+D+i tenga como objetivo mejorar, innovar y desarrollar nuevos sistemas de control y monitorización y aplicar tecnologías como Big Data, machine learning, etc, para mejorar la producción. En 20 años se pueden cambiar algunos componentes de la planta, pero ¿dónde está el conocimiento de lo que estás haciendo? En el control, en preguntar a todos los dispositivos, en saber por qué un transformador se calienta, por qué un módulo se estropea, en mejorar y optimizar los trabajos de los equipos de mantenimiento. Esta mejora costará mucho más si no tenemos todo esto en consideración en el diseño inicial del proyecto.

– Conoce plantas fotovoltaicas que tienen un margen de mejora de la producción del 4-6%. Y han puesto en marcha un modelo win to win con los propietarios. ¿En qué consiste?
Renovagy utiliza tecnología de machine learning y algoritmia para recoger los datos del scada de las plantas y meterlos en un sistema Big Data. No importa qué formato o que arquitectura de scada se use, ya que nuestros sistema permite la lectura de cualquier tipo de dato. Con 12 algoritmos que hemos diseñado (vendrán más) y que tocan diferentes aspectos de la producción, elaboramos unas recomendaciones que permiten al usuario conocer cuál es el estado de la planta, qué actuaciones hay que acometer y dónde puede ahorrar dinero. Por eso somos capaces de mejorar entre un 4 y un 6% la producción, dependiendo del estado de diseño inicial. Porque haciendo cosas sencillísimas se obtienen mejoras importantes.

Pero las plantas pueden estar en sitios deslocalizados. En donde la transmisión de datos es muy costosa en términos de tiempo. En muchas ocasiones estas transmisiones tienen anchos de banda muy pequeños. Así que, en una compañía con participación mayoritaria de Renovagy (BD4BS), nos hemos preocupado por mejorar este punto y estamos desarrollando un software que utiliza algoritmos con licencia de la Agencia Espacial Europea (ESA) para lograr que esa transmisión sea eficiente y pueda hacerse en tiempo real.

En el modelo win to win estamos tan seguros de lo que hacemos que al cliente le decimos: no nos pagues, te ponemos el sistema y si conseguimos una mejora llegamos a un acuerdo para que Renovagy cobre un porcentaje de esa mejora. En otros casos cuando confían en nosotros para realizar el scada de planta incluimos esta tecnología Big Data dentro del paquete de instalación

Añadir un comentario