entrevistas

José Miguel Villarig, presidente de APPA Renovables

“España es líder en diversas tecnologías renovables y con el marco regulatorio adecuado puede volver a marcar el ritmo en el mundo”

0
El Congreso Nacional de Energías Renovables, que arrancó su andadura en 2017, se consolida como un evento anual con la celebración de su edición 2018, que tendrá lugar los días 18 y 19 de octubre en Madrid. La cita, organizada por APPA Renovables, servirá para analizar y debatir sobre la situación del sector y, especialmente, sobre las perspectivas de desarrollo en el corto y medio plazo, que han variado sustancialmente en los últimos meses en España. Pero el análisis no se limitará a nuestro país. El encuentro tiene un marcado carácter internacional y en el podremos conocer las tendencias energéticas globales y el desarrollo renovable como un fenómeno a escala mundial. De todo ello hablamos con José Miguel Villarig, presidente de APPA Renovables.
“España es líder en diversas tecnologías renovables y con el marco regulatorio adecuado puede volver a marcar el ritmo en el mundo”

Tras el éxito del congreso del año pasado, APPA Renovables celebra este mes de octubre un nuevo congreso. La cita siempre es oportuna, pero quizá ahora lo es más aún teniendo en cuenta el compromiso del gobierno de Pedro Sánchez con la transición ecológica. De hecho, el Congreso lo inaugura la ministra Teresa Ribera. En su opinión, ¿se está trasladando ya a la práctica ese compromiso?
Es cierto que se nos ha trasladado el compromiso de este Gobierno con la Transición Energética, no solo a nosotros como patronal sino también a Bruselas, algo que ha sido fundamental para que los trílogos cerrasen su acuerdo. Ahora necesitamos que se den los pasos necesarios para llevar ese compromiso a la práctica: seguridad jurídica, planificación, rentabilidad razonable, autoconsumo… son muchos los frentes abiertos y es importante alcanzar un grado de consenso suficiente que proporcione estabilidad a medio y largo plazo. En este sentido, el Congreso busca identificar lo que se está haciendo bien en el ámbito global, europeo, nacional y regional. Es importante que dejemos la ideología a un lado y nos pongamos manos a la obra. Un buen inicio para este cambio de tendencia podría ser la próxima Ley de Cambio Climático y Transición Energética, esperamos que cuente con el máximo consenso de los distintos partidos. Ya hemos perdido demasiado tiempo.

¿Cree que hay aspectos que no se están enfocando, o que tienen un enfoque corto o inadecuado? Estoy pensando, por ejemplo, en las medidas tomadas hasta ahora para frenar el precio del recibo de la luz.
Si se observan las decisiones de los distintos gobiernos en los últimos tiempos, todos han tenido buenas razones para tomar sus decisiones: déficit tarifario, altos precios de la luz… pero siempre ha faltado análisis y planificación. Si el mercado eléctrico no está funcionando, debemos actuar pero con un análisis claro de qué está fallando, por qué y hacia dónde queremos o tenemos que ir. La moratoria por ejemplo tuvo sentido al principio, con un déficit que afectaba seriamente la viabilidad del sistema. Sin embargo, en vez de parar, analizar y decidir, la moratoria se convirtió en una parálisis indefinida para el desarrollo renovable, cuando teníamos claros cuáles eran los objetivos a 2020. ¿El resultado? Precipitación para volver a desarrollar renovables. Si los precios están disparados y tomamos una medida, eso no es discutible, es potestad del legislador. Pero después de tomar esa medida, que es temporal, lo que hay que hacer es aprovechar para realizar los cambios que sean pertinentes tras un análisis con visión de largo plazo.

En el Congreso se van a tratar temas de profundo calado: la transición ecológica desde la perspectiva energética, el desafío renovable, el papel de la tecnología en esta transformación, los nuevos modelos de financiación… Empezando por el primero, ¿se puede lograr la sostenibilidad sin una profunda transformación del modelo energético?
El modelo energético ha funcionado muchos años sin que hubiera una verdadera repercusión de las externalidades en los costes de las tecnologías. Cuando se hablaba de las famosas primas a las renovables se ignoraban muchas externalidades negativas de los combustibles fósiles y muchas externalidades positivas de las renovables, la principal el efecto depresor del precio en el mercado, otras como la reducción de la dependencia energética y su correspondiente efecto en la balanza comercial, la reducción de la contaminación ambiental… Las energías renovables evitan muchos de estos problemas pero seguimos sin tener una señal económica clara que establezca el principio de “quien contamina, paga”, como modo de fomentarlas. Tanto la sostenibilidad económica como la medioambiental se consiguen con planteamientos a largo plazo y con estabilidad regulatoria que dé visibilidad a los inversores.

El ahorro y la eficiencia energética, ¿están al alcance de todos los sectores? ¿Está actuando también APPA Renovables en este frente?
Siempre hemos defendido que la transición energética no debe comprometer la seguridad de suministro ni nuestro nivel de vida. Tenemos un objetivo claro de descarbonización y está claro que el kilovatio más verde es el que no se consume. Es importante que prioricemos aquellas actuaciones de eficiencia energética y de ahorro que son eficientes en coste. Siendo ya algunas tecnologías renovables la forma de generación más económica es importante evaluar caso por caso, valorando siempre la complementariedad entre ellas. El ahorro y las renovables deben ir de la mano en este camino.

Cuando hablamos de renovables, la mayoría pensamos inmediatamente en aerogeneradores o en paneles solares fotovoltaicos; esto es, en renovables “eléctricas”, olvidándonos de las renovables “térmicas”. ¿Se va a hablar en el Congreso de la bioenergía, de la geotérmica de baja entalpia, de la solar térmica…?
En la segunda jornada del Congreso se aborda el papel de las renovables térmicas y eléctricas en las ciudades. Aunque el objetivo del Congreso no es abordar de forma específica las tecnologías, por supuesto que térmicas y movilidad están entre los temas que se van a tratar. No podemos alcanzar los objetivos de 2030 sin que las renovables térmicas y las presentes en el transporte hagan su parte y eso es algo que se ha descuidado durante mucho tiempo. La electricidad es solo un 25% de nuestra energía primaria y el objetivo marcado para dentro de doce años es alcanzar el 32%.

Y la minihidráulica, ¿cree que tiene posibilidad de desarrollo en España esta tecnología?
La minihidráulica fue el origen de APPA Renovables y nos entristece cómo se está tratando a esta tecnología. No solo porque formara parte de ese pasado de la Asociación, sino porque es nuestro presente y debería ser nuestro futuro. Es la forma de generación más respetuosa con el medioambiente y, paradójicamente, el exceso de celo a la hora de proteger ese medio ambiente está siendo perjudicial para la tecnología. Hay normativa en las cuencas que hace inviable la explotación de esta energía. Es imperativo que se armonice la regulación y que se dé a la minihidráulica el valor y alcance que merece.

El sector de las renovables, en general, invierte bastante más que otros en I+D+i. Gracias a ello, el avance tecnológico de muchas de estas fuentes es tremendamente rápido en comparación con lo que ocurre en otros sectores. ¿Tiene posibilidades España de seguir jugando un papel importante en este terreno?
Por supuesto que sí. El Estudio del Impacto Macroeconómico de este año muestra que ha aumentado más del 5% la contribución al I+D+i en 2017. El sector dedica a la investigación 2,7 veces más que la media española y 1,6 veces más que la media europea. Esto nos permite estar en la vanguardia en distintas tecnologías. Podemos pensar en eólica y fotovoltaica, con su espectacular reducción de costes a nivel global donde España ha contribuido significativamente pero también en solar termoeléctrica y en energía marina. Somos líderes en diversas tecnologías y, con el marco regulatorio adecuado, podemos volver a marcar el ritmo en el mundo, ya que como país somos privilegiados en recursos renovables.

La ministra de Transición Ecológica considera que la generación distribuida y el almacenamiento son claves para lograr tener un mix fiable, limpio y eficiente. ¿Comparte esta visión?
Es importante que un particular o una pyme tenga la opción del autoconsumo sobre la mesa, o de contratar energía renovable, pero el cambio en el ámbito nacional viene de la mano de las grandes instalaciones, por la economía de escala y las eficiencias que traen. El desarrollo de un almacenamiento competitivo en costes y funcionalidad hará posible aumentar el grado de penetración de las energías renovables en aquellos casos en los que la intermitencia del recurso supone una limitación u obliga en la actualidad a darles un respaldo no renovable. Si estos desarrollos los hacemos planificando a largo plazo y por tanto dando previsibilidad y certeza a los inversores nos permitirá asentar industria y empleo fijo y cualificado, nunca debemos olvidar que España es un país privilegiado en recursos energéticos renovables.

Otro aspecto clave para el avance de las renovables y de la eficiencia energética es contar con la financiación adecuada. ¿Está respondiendo el mundo financiero a este reto? ¿Hay algo nuevo en financiación renovable?
La tercera sesión de la segunda jornada del Congreso está directamente dedicada a este tema. Tanto a analizar cuál será el mercado eléctrico del futuro como las estructuras de financiación complejas o la consolidación de los contratos PPAs [Power Purchase Agreement, contrato bilateral de compraventa de electricidad]. No es únicamente el mundo financiero, se percibe la demanda de la sociedad por estas formas de energía y la confianza que la competitividad económica alcanzada por algunas tecnologías proporciona a los grandes consumidores.

En el Congreso va a participar José Blanco para hablar del papel de España en la transición energética europea. En su opinión, ¿qué está haciendo y qué más puede hacer España en este terreno? ¿Vuelve a caminar nuestro país en la misma dirección que los países europeos más avanzados?
Creo que debemos estar muy orgullosos del hecho de que, a pesar de haber sufrido en España la moratoria y haber perdido una importante oportunidad, Miguel Arias Cañete y José Blanco han tenido un papel muy importante en la senda europea de Transición Energética. Ojalá en el ámbito nacional tuviéramos la misma capacidad de superar los apriorismos ideológicos para sentarnos juntos y definir un camino para las renovables. Sobre caminar en la senda, Teresa Ribera lo dejó muy claro en su primer viaje a Bruselas como ministra para la Transición Ecológica. España ha vuelto a la senda renovable y no la vamos a abandonar.

El Programa
El Congreso será inaugurado el jueves, día 18, por Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, junto con Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, y José Miguel Villarig. Posteriormente, Elizabeth Press, directora de Planificación y Apoyo a Programas de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), pronunciará la conferencia inaugural, centrada en el desafío renovable global. Entre las sesiones previstas está «El papel de España en la transición energética europea», en la que se analizarán el impacto de la nueva Directiva de renovables en la política energética nacional, la transición energética, la reducción de emisiones y los objetivos de renovables. La segunda sesión permitirá conocer la visión de los líderes del mercado. En ella participarán CEOs de algunas de las principales empresas del sector (Santiago Gómez, Santiago Rull, Ignacio Colmenares, Javier Anzola).

«Las renovables ante un marco impredecible» es el título de la tercera sesión, que estudiará el escenario en el que se encuentra inmerso el sector energético por los cambios que se avecinan, tanto regulatorios como tecnológicos: tasa de rentabilidad, futuro de los arbitrajes, el mix energético, seguridad de suministro… En la «Transición energética autonómica» se pasará revista a las políticas energéticas autonómicas, con intercambio de ideas sobre los casos de éxito por los responsables energéticos de distintos gobiernos autonómicos. El primer día concluirá con una sesión denominada «Claves políticas de la transición energética», un debate entre los portavoces de energía de los partidos políticos sobre el futuro energético nacional y sus propuestas: Pilar Lucio (PSOE), Guillermo Mariscal (PP), Josep Vendrell (Unidos Podemos), Melisa Rodríguez (Ciudadanos).

El viernes, día 19, tendrá como protagonistas a las tecnologías de vanguardia, los avances y casos de éxito en eólica, hidráulica, biomasa, fotovoltaica... Desarrollos tecnológicos punteros, proyectos emblemáticos, I+D+i, etc. En la sesión «Vectores de transición» se verán las claves de cómo impactarán las tecnologías en nuestra vida diaria y en el negocio, tanto a nivel particular como empresas: vehículo eléctrico, almacenamiento, agregadores de demanda... La tercera sesión de este día versará sobre el autoconsumo y la generación distribuida y su impacto en los distintos niveles de la cadena de valor: fabricantes, proyectos innovadores, comercialización de energía... La cuarta y última sesión del Congreso está destinada a «Los nuevos modelos de financiación». En ella se analizarán los PPAs, el blockchain, el crowdfunding... y cómo impactarán y ayudarán al desarrollo renovable.

Programa completo del Congreso

Todo lo que hace falta saber sobre el II Congreso Nacional de Energías Renovables

Añadir un comentario