energías del mar

Olas, viento y fotovoltaica, todo a una en una pionera plataforma híbrida oceánica flotante

2
A partir de este verano, la compañía alemana SINN Power ofrecerá a los fabricantes de paneles solares la posibilidad de demostrar y probar sus módulos fotovoltaicos en una plataforma flotante frente a Heraclión, capital de la isla griega de Creta. El objetivo es internacionalizar esta plataforma híbrida oceánica como una solución completa de energía sin conexión a red, especialmente adecuada para proporcionar electricidad limpia a las personas que viven en zonas costeras del mundo.
Olas, viento y fotovoltaica, todo a una en una pionera plataforma híbrida oceánica flotante

SINN Power desarrolla y construye sistemas innovadores de energía de las olas desde 2015, además de generadores de tecnología propia, componentes electrónicos de potencia y sistemas de almacenamiento de energía para plantas undimotrices o que utilicen otras fuentes renovables.
Basándose en estos años de investigación y experiencia, el fabricante bávaro ha desarrollado una estructura marítima "extremadamente robusta, modular y al mismo tiempo asequible" –según la define– para generar energía renovable a partir de las olas, el viento y la energía fotovoltaica.

"La modularidad ha sido un aspecto clave desde que empezamos a desarrollar tecnologías marítimas", dice Philipp Sinn, CEO de la compañía. "Esta plataforma flotante puede suministrar energía renovable a los centros turísticos insulares del Caribe, por ejemplo, y contribuir a la implantación en todo el mundo de parques eólicos marítimos. SINN Power es pionera en ofrecer esta solución energética personalizable utilizando las olas, vientos suaves y energía fotovoltaica según las condiciones climáticas de cualquier lugar, y a precios competitivos".

La plataforma, que ha sido sometida a pruebas intensivas que muestran que resiste el embate de olas de hasta seis metros de altura, soporta hasta 3500 toneladas de peso y garantiza un mínimo movimiento relativo de toda la estructura gracias el diseño de sus boyas.  El sistema patentado por la compañía permite, además, regular la altura de la plataforma hasta 3 m sobre el nivel del agua. 


Añadir un comentario
Alfonso
Miguel, en la propia noticia dice que lo han sometido a tests de durabilidad.
Miguel
Cuando veo estas plataformas marinas flotantes, siempre se me viene a la cabeza la película Waterword de Kevin Costner que resultó ser la película más costosa de la historia hasta ese momento y con la que se arruinó. En la película, los hombres sobrevivían en una plataforma flotante en mitad del océano. Bien, a mitad de rodaje vino un temporal y les destrozó la plataforma que tenían construida para la película, y la ruina fue total. Con el mar y la meteorología no se juega.