eduardo collado

¿De verdad se acaba el petróleo? y ¿cuándo?

1

Hace unos días, en un proceso largo de idas y venidas, de los componentes de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, y como consecuencia de un intercambio de opiniones sobre las posibilidades que podía tener un kit para transformar un coche normal en coche híbrido, se planteó por parte de uno de los componentes de la Comisión una pregunta fundamental, ¿de verdad se acaba el petróleo? y ¿cuándo?

Para poder contestar a estas preguntas, se buscaron datos tomados de EIA, US Department of Energy en la página de la  US Energy Information Administration. En esta página web, se pudo ver que en 1980 (primer año con datos estadísticos) se estimaba que las reservas comprobadas de petróleo –643.000 millones de barriles– darían solo para 27,9 años, es decir, se acabaría el petróleo en 2008, al ritmo de consumo de entonces, 63.122 miles de barriles diarios (BD).

En 2014 las reservas comprobadas de petróleo –1.656.000 millones de barriles– se estima que se agotarían en 49,7 años al ritmo de consumo de 2013, (91.253 BD), por lo que según esto, en realidad se acabaría el petróleo en 2064. Después de la experiencia vivida en 34 años se ha retrasado la fecha de agotamiento de las reservas en 59 años.

Esto quiere decir que después de haber consumido reservas de petróleo a un ritmo creciente (44,6% de crecimiento acumulado desde 1980), durante 34 años queda petróleo para 21,8 años más que antes, o lo que es lo mismo, que en 1980 la estimación correcta hubiera sido que las reservas eran suficientes para tener petróleo durante 34+49,7 = 83,7 años, (con el consumo de 2013), y de 90,7 años al ritmo de consumo de 1980, lo que supone un error de estimación en las reservas del 225%.

Mientras el consumo ha aumentado un 44% en 33 años, las reservas comprobadas disponibles anualmente han aumentado un 156%. Hay que tener en cuenta que un 1% de aumento de las reservas actuales da para 1/2 año al ritmo de consumo de 2013 y eso que las reservas disminuyen en la cantidad que se consume en 1 año, por lo que en realidad, un aumento del 1% en reservas es un aumento de petróleo disponible para 1/2+1= 1,5 años.

El incremento medio anual de las reservas de petróleo comprobadas es del 3,1% desde 1980, mientras que el incremento medio anual en consumo ha sido de un 0,3% desde la misma fecha. Si estos crecimientos se mantuvieran, nos encontraríamos con que en el año 2067, cuando, según los datos disponibles hoy, se acabarían las reservas de petróleo, en realidad, nos quedaría todavía petróleo para otros 200 años.

Con esa disponibilidad, se dudaba de que el petróleo utilizado para el transporte, vaya a ser sustituido de forma más o menos inmediata en su totalidad por la energía eléctrica y por eso se mantenía que el futuro razonable está en los vehículos híbridos, aunque no sean los más ecológicos.

Este pequeño análisis era sólo para dar una idea de la poca exactitud de nuestro conocimiento sobre cuales son realmente las reservas de petróleo existentes en realidad y lo poco sostenibles que son los cálculos que indican para cuánto tiempo hay petróleo en la Tierra.

Otra de las conclusiones indirectas de esta discusión fue que una gran parte de las reservas de petróleo se van a quedar donde están... para siempre y de que parece que los vehículos híbridos tienen el futuro más cercano y más duradero de lo que parece.

Gracias a Ricardo Benítez Robredo y al resto de los compañeros de la Comisión de Energía  del COIIM, por estas estupendas conclusiones.

Añadir un comentario
Xyz zxy
Estos y otros números son una falacia. Las reservas pueden no agotarse y ser más económico usar otras fuentes de energía. Al final las cifras, por sí mismas, carecen de valor si no es en un contexto económico que puede ser muy variado entre países y entre décadas. La conclusión es que los términos econométricos cada vez han de pesar menos y más los de tipo medioambiental y de salud nuestra y de nuestra madre La Tierra.