cop25

La ONU premia el proyecto de energía de las olas EWP. A su frente, una mujer: Inna Braverman

0
Eco Wave Power (EWP) ha desarrollado una tecnología innovadora que produce electricidad limpia a partir de las olas marinas y que está operando ya en Gibraltar. Al frente de esta iniciativa se encuentra la israelí Inna Braveman, una de las mujeres premiadas hoy por Naciones Unidas en la Cumbre del Clima por sus aportaciones para poner freno al calentamiento global.

La ONU premia el proyecto de energía de las olas EWP. A su frente, una mujer: Inna Braverman

Representantes de los cuatro proyectos desarrollados por mujeres galardonados con el prestigioso premio mundial de Acción Climática de Naciones Unidas han recibido hoy en la COP25 el premio, en un evento que forma parte de una jornada completa de programación en honor al Día del Género en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima.



Estos premios están impulsados por la iniciativa Momentum for Change de la ONU, para reconocer soluciones innovadoras y transformadoras que abordan tanto el cambio climático como los retos económicos, sociales y ambientales más amplios. Las actividades ganadoras de este año comprenden una amplia gama de proyectos e historias personales que abordan la salud y la protección del planeta, la neutralidad climática, el empoderamiento de la mujer y las soluciones financieras sostenibles.



La tecnología Eco Wave Power

Entre esos proyectos se encuentra Eco Wave Power (EWP), compañía pionera al operar los únicos flotadores de energía de las olas conectados a la red en el mundo y que están funcionando en Gibraltar. Su cofundadora, Inna Braverman, que ha venido a Madrid para recoger el galardón, ha explicado que la instalación genera electricidad limpia y asequible, utilizando un diseño simple que permite que los flotadores se adhieran a muelles y rompeolas (u otras estructuras artificiales existentes) simplificando así el proceso de instalación, el mantenimiento y la accesibilidad.

La construcción de esta central undimotriz, que además es escalable  fue dirigida por Braverman, quien ha sido reconocida anteriormente por este trabajo con numerosas distinciones. Entre otras, el Energy Globe Award, y premios de la Universidad Erasmus, SET100, Frost & Sullivan, el Ministerio de Energía de Israel, Business Green, y el Women4Climate tech challenge del C40.



El desarrollo de la planta instalada en Gibraltar se selló en 2014, cuando Eco Wave Power firmó un PPA (Power Purchase Agreement) de cinco megavatios con el Gobierno del Peñón y la Gibraltar Electricity Authority. La construcción fue cofinanciada por el Fondo de Desarrollo Regional de la UE, así como por grupos de inversión privados. Dos años mas tarde, en mayo de 2016, era inaugurada esta instalación, que se encuentra situada en el antiguo muelle de municiones de la Segunda Guerra Mundial. De momento tiene 100 kilovatios instalados, pero el objetivo es que alcance los cinco megavatios (5 MW).

La planta lleva funcionando de manera continua desde 2016. En 2018, estableció un récord mundial de energía de las olas cuando registró más de 15.000 horas de conexión a la red.




El modus operandi de EWP es el siguiente: los flotadores reciben las olas que llegan hasta ellos, convirtiendo el oleaje en un proceso de generación continuo de energía limpia. Este movimiento comprime y descomprime los pistones hidráulicos que contienen los flotadores, por los que circula un fluido hidráulico biodegradable que se transmite a una serie de acumuladores situados en tierra, generando una presión que hace girar un motor hidráulico. Este, a su vez, hace girar un generador, y la electricidad obtenida se transfiere a la red a través de un inversor. El fluido, después de la descompresión, vuelve a trasladarse al tanque de fluido hidráulico, donde es reutilizado por los pistones, creando así un sistema circular cerrado.


La planta inicia la producción de electricidad a partir de olas de tan solo 0,5 metros y todo su funcionamiento está controlado y supervisado por un sistema de automatización inteligente. Cuando las olas son demasiado altas, se  para automáticamene y los flotadores se elevan por encima del nivel del agua, para permanecer en posición ascendente hasta que pasa la tormenta. Finalizada esta, vuelven a su posición original para comenzar de nuevo a producir electricidad.



La tecnología desarrollada por Braverman, CEO y cofundadora de EWP, puede proporcionar energía limpia a todo tipo de enclaves, incluidos los lugares que carecen de acceso a la red eléctrica, a la vez que crea nuevas industrias y puestos de trabajo locales.  En diversas ocasiones, 
Braverman ha explicado que la electricidad limpia es, para ella, un viaje muy personal, ya que nació dos semanas antes del desastre nuclear de Chernóbil y sufrió un paro respiratorio debido a la contaminación de la región. Tuvo una segunda oportunidad en la vida y decidió dedicarla a mitigar el cambio climático y la contaminación.



EWP tiene proyectos para instalar plantas similares el Reino Unido, Escocia, Gibraltar, Italia, Israel, Australia, México, Portugal, Nigeria y otros países.



Los otros tres proyectos premiados

Los restantes proyectos desarrollados por mujeres y hoy reconocidos en la COP con el premio de Acción Climática son

• CAMFED. Se trata de una iniciativa puesta en marcha en África Subsahariana para capacitar a mujeres jóvenes de comunidades agrícolas marginadas para que se conviertan en guías de agricultura.



• Mothers Out Front (Madres al Frente), de Estados Unidos. Es un movimiento en el que participan ya más de 24.000 madres que se movilizan para defender un clima habitable para sus hijos.

• Women's Action Towards Climate Resilience in South Asia (Acción de las mujeres hacia la resiliencia climática en Asia meridional). Esta iniciativa se lleva a cabo en Bangladesh, India y Nepal y su finalidad es empoderar a las mujeres de hogares de bajos ingresos para aumentar su resiliencia al cambio climático.

En total, son 15 las iniciativas que han sido hoy premiadas con estos galardones. La ceremonia de entrega ha estado presidida por Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático, quien ha destacado: “Estos proyectos premiados son ejemplos sorprendentes de acciones escalables, innovadoras y prácticas que se están llevando a cabo por todo el mundo para afrontar el cambio climático. Todos y cada uno de estos proyectos son como faros que nos guían hacia un futuro mejor”.

Artículo relacionado
Gibraltar tendrá una central de aprovechamiento de la energía de las olas

Añadir un comentario