biomasa

Un nuevo centro para revitalizar el comercio de biomasa en Extremadura

0
El Centro Logístico y de Comercialización de Biomasa Villafranca, en Badajoz, es un ejemplo de plasmación efectiva del proyecto europeo Biomass Trade Center II. Esta iniciativa, encuadrada en el programa Intelligent Energy, tiene como objetivo desarrollar centros como el de Villafranca de los Barros para facilitar la movilidad sostenible de los recursos de biomasa locales. Seis empresas cubren todos los servicios necesarios para el equipamiento, funcionamiento  y mantenimiento de sistemas de biomasa.
Un nuevo centro para revitalizar el comercio de biomasa en Extremadura

Promociones Medioambientales Villafranquesa (PMV), Icone, BioLógika, Peláez Renovables, Enerdehesa y BioInvertia han colaborado en el desarrollo del Centro Logístico y de Comercialización de Biomasa (CLCB) Villafranca. El objetivo, según la primera de las empresas, es “ayudar a consolidar el desarrollo de la biomasa en su comarca (Tierra de Barros, Badajoz) así como en Extremadura en la medida de lo posible, ofreciendo combustibles (pélet, hueso de aceituna, astillas, leña, etc…) y soluciones en equipos (calderas, estufas, quemadores, etc…) para clientes finales, instaladores y distribuidores, a fin de acompasar el desarrollo de la oferta con la demanda”.

En el caso de la distribución y venta de biocombustibles sólidos se realizará a partir de la venta directa en las instalaciones de Villafranca de los Barros y se actuará como distribuidores de biomasa para toda Extremadura, suministrando a instaladores y vendedores locales. En cuanto a la distribución y venta de equipos, ofrecen soluciones tanto domésticas como industriales.

De la distribución de calderas y biocombustibles hasta la propuesta del renting
La instalación y mantenimiento de los equipos también está dentro de las funciones del CLCB Villafranca. En PMV explican que disponen de “larga experiencia en el montaje, puesta en marcha y mantenimiento preventivo y correctivo de equipos de biomasa, mediante colaboración con varios servicios técnicos autorizados de varias marcas”. “Realizamos también limpieza anual de equipos, de salidas de humos y cualquier servicio que precise el cliente”, apostillan.

En cuanto a la oferta de servicios energéticos, es BioInvertia la que lleva el peso más importante. Según los promotores del centro, mediante esta empresa ofrecen “el cambio a biomasa dejando un ahorro para el cliente, de manera que la nueva instalación se pague con el ahorro producido (mediante un renting), sin necesidad de realizar inversiones ni molestias. Para ello se formaliza un contrato de servicios energéticos por un periodo de diez años”.

La implantación del CLCB Villafranca se engloba dentro del desarrollo de centros logísticos de biomasa a pequeña escala que se fomentan con el proyecto europeo Biomass Trade Centre II. La iniciativa, impulsada a través del programa Intelligent Energy, cuenta con la participación de once socios procedentes de nueve países: Austria, Croacia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Rumanía, Eslovenia y España. Las dos entidades que representan a nuestro país son el Centre Tecnologic Forestal de Catalunya y la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).


Añadir un comentario