biomasa

La instalación de calderas y estufas de biomasa roza los diez gigavatios

0
Teniendo en cuenta que la media de los últimos años es de un incremento de mil megavatios anuales y que 2017 cerró con 9.400, la potencia del parque de estufas y calderas de biomasa instaladas en España es fácil que supere los 10.000 en el presente 2018. El pasado ha sido positivo en todas las tendencias, ya que, aparte del tradicional aumento del número de estufas, también ha crecido el de calderas. Las 46.027 nuevas instalaciones superan las 39.000 que se instalaron en 2016, que ya fue un año de récord, y sitúa el total en 244.197.
La instalación de calderas y estufas de biomasa roza los diez gigavatios
Expositor con estufas dentro de la última edición de Expobiomasa

El Observatorio de la Biomasa, gestionado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), acaba de dar los datos sobre la evolución del mercado de la instalación de calderas y estufas en España. “Casi 245.000 instalaciones de calefacción se alimentaban con biomasa al cierre del ejercicio 2017, cifra que supone un incremento del 23,15 por ciento con respecto al año anterior, 46.027 instalaciones más”, resumen desde Avebiom.

Y de nuevo han sido las estufas quienes han tirado principalmente de la venta e instalación, ya que suman 42.728 unidades. Y de nuevo dentro de un tiempo meteorológico en el que el frío del otoño/invierno de 2017 tardó en llegar y con unos combustibles fósiles, en especial el gas natural, principal competidor de la biomasa, caminando hacia arriba en los precios.

Algunas marcas vendieron más de cinco mil unidades
Desde el observatorio vuelven añadir como otro componente importante que sigue al alza “la comercialización orientada hacia el canal de los grandes almacenes de bricolaje, con equipos cada vez de más tecnificados y una potencia media de 11 kilovatios”. Con este panorama, “son numerosas las marcas que han superado las mil unidades vendidas en 2017; y algunas de ellas, las 5.000”.

Según Javier Díaz, presidente de Avebiom, “este progresivo incremento del uso de la biomasa es una tendencia generalizada en toda Europa, donde el 16 por ciento de las calefacciones ya utiliza biomasa, porcentaje que se sitúa cuatro puntos por encima del registrado en España".

De momento, el mercado no parece resentirse de algunas decisiones de ayuntamientos como el de Madrid, que pone limitaciones al desarrollo de la biomasa en la calefacción urbana, y de su cuestionamiento por contribuir al aumento de las emisiones de partículas contaminantes.

En 2017 volvieron a subir las calderas de menos de 50 kilovatios
Este año Avebiom se siente especialmente satisfecho con el incremento de las instalaciones de calderas, ya que en 2016 incluso bajaron las ventas de las de menos de 50 kilovatios. En general se incrementó la venta un 8,7 por ciento, frente al 19 por ciento de las estufas, con el dato positivo de que las de menos de 50 kW volvieron a crecer, en concreto un 9,5 por ciento.

Los datos del observatorio precisan además que la instalación de las de potencia igual o superior a 50 kW, habitual en instalaciones industriales y colectivas, se ha incrementado un 7 por ciento. El total a finales de 2017 se sitúa en 15.755 calderas con una potencia inferior a los 50 kW; 10.536 entre 50 y 1000 kW; y 830 de más de un megavatio de potencia.

En Avebiom recuerdan que las consecuencias ambientales de este mercado suponen “una menor emisión de gases de efecto invernadero, que se estima en 4,67 millones de toneladas de CO2, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático y evitando la contaminación que producen 3,1 millones de vehículos durante un año”.

Añadir un comentario