biomasa

La biomasa térmica gana espacio en APPA

1
Enrique Martínez Pomar, exdirector general de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), será el coordinador del nuevo grupo de trabajo de energía térmica que se ha creado en la sección de Biomasa de dicha asociación. Crear una mayor demanda de mercado, tanto en el sector doméstico como industrial, y defender la seguridad y calidad de las calderas de biomasa frente a las de gas aparecen como sus dos principales líneas de acción. Además, incidirán en que los cambios normativos en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y el Código Técnico de la Edificación (CTE) incluyan formalmente a la biomasa térmica.
La biomasa térmica gana espacio en APPA

Hasta la fecha, en APPA Biomasa contaban con cuatro grupos de trabajo: biomasa eléctrica tradicional, biomasa eléctrica de pequeñas plantas (menos de 2 MW), biogás (Unión por el Biogás junto a la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines) y un cuarto centrado en aspectos de logística y cultivos energéticos. A ellos se añade ahora el grupo de trabajo de biomasa térmica, a cuyo frente estará Enrique Martínez Pomar, sobradamente conocido en el mundo de las renovables y de APPA en particular, ya que fue su director general entre 2006 y 2009 y ahora lo es de la consultora Enya Renovables.

Desde APPA Biomasa afirman que este paso significa “organizar y consolidar lo que ya se hacía de facto dentro de la sección y que se ha materializado en aportaciones en este campo al PER 2011-2020 y en alegaciones al Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y al CTE”. El objetivo primordial es la promoción de la biomasa térmica en España, y para ello optan por dos líneas de trabajo. Por un lado quieren estimular el mercado y crear una mayor demanda tanto en el sector doméstico como en el industrial. Por otro, pretenden demostrar ante las autoridades y consumidores que “la biomasa está perfectamente preparada en equipos y biocombustibles para competir con el gas o cualquier otro combustible en la instalación de calderas en todo tipo de edificios”.

Desarrollar un marco normativo adaptado a la biomasa en edificios
Aunque no es el sector de más peso y más numeroso, dentro de APPA Biomasa hay varios socios vinculados al apartado térmico, como Factor Verde, Dalkia, Levenger o Prodesa Medio Ambiente. Además, recuerdan que en las alegaciones presentadas a las revisiones tanto al RITE como del CTE ha hecho valer la necesidad de que se priorice la implantación de todas las energías renovables posibles, no solo la solar térmica, con el objetivo prioritario de cumplir con la normativa europea sobre eficiencia energética en edificios.

Dentro de la plataforma Probiomasa, en julio de este año presentaron las alegaciones a la revisión del RITE. A finales de septiembre hicieron lo propio con el proyecto de orden por la que se actualiza el documento básico “Ahorro de Energía” del CTE. En estas alegaciones piden el “desarrollo de un marco normativo y regulatorio adaptado a la introducción de las instalaciones de biomasa en el sector edificios, donde se tengan en cuenta las ventajas que supone su implantación. Para ello, se realizarán las correspondientes modificaciones y ampliaciones en el CTE, en la certificación energética de edificios y en el RITE”.


Añadir un comentario
Javier Diaz
bienvenidos al mundo real, la biomasa térmica tiene la suficiente entidad y particularidades para dedicarle medios humanos y materiales.