biomasa

La biomasa también aporta energía al reciclaje de neumáticos

0
Restos de podas de palmeras, pinos y chopos y algas secas sustituyen a gases licuados del petróleo (GLP) desde hace un año en una caldera que suministra calor y vapor al proceso de producción y reciclaje de neumáticos de la planta de Insa Turbo en Aspe (Alicante). El Grupo Soledad, al que pertenece la compañía, celebró la pasada semana su convención nacional en Elche (Alicante), en la que se destacó que gracias a esta medida, y a otras como la sustitución de las luminarias por tecnología LED, se ha conseguido un ahorro del 70% en la factura energética.
La biomasa también aporta energía al reciclaje de neumáticos

Una “filosofía ecosostenible y un modelo de actuación respetuoso con el medio ambiente que completa el círculo del neumático, único en España”. Así presentó el Grupo Soledad su concepto de “taller verde”, el de Ecological Drive, que tiene una red franquiciada en Europa de 47 centros (España, Francia y Portugal). Lo hizo durante la convención nacional que celebró el pasado 24 de noviembre en Elche (Alicante), donde, además de presentar la gama Ecoline Plus de su marca Insa Turbo, mostraron la caldera de biomasa que, junto a la sustitución de todas las luminarias por LED, les ha permitido ahorrar un 70% en la factura energética.

La caldera la ha instalado Eona Biomasa en la planta de neumáticos reciclados que Insa Turbo tiene en Aspe (Alicante). Con este nuevo equipo cubren al 100% las necesidades de energía térmica que antes se atendían con GLP y gas natural y que, entre otros procesos, permite convertir el 20% de los neumáticos usados en nuevos dispuestos para su comercialización. El 80% restante se destina a la fabricación de césped artificial, suelos de parques infantiles, suelas de calzado e incineración.

Palmeras, pinos, chopos y algas
El biocombustible que entra en la caldera está formado por restos de podas de árboles (palmeras, principalmente, pero también pinos y chopos) y, circunstancialmente, algas secadas procedentes de los restos que depositan las mareas en la orilla del mar. Desde Insa Turbo recuerdan que así “se evita la importación desde otros países de combustibles derivados del petróleo”. Destacan también que el aprovechamiento de residuos forestales contribuye a “limpiar los bosques, de manera que, de forma indirecta, ayuda a reducir el riesgo de incendios”. Aseguran que la gran mayoría de esos restos vegetales proceden de las inmediaciones de la planta.

Desde Insa Turbo destacan también la eficiencia energética y económica que conlleva la fabricación y uso de sus nuevos neumáticos: "uno convencional consume 23’5 litros de petróleo en su fabricación, mientras que un Insa Turbo necesita sólo 13, así mismo evita la emisión de 32’8 Kg de CO2 y ahorra 3.383 litros de agua; como se aprovechan las carcasas de los neumáticos fuera de uso, llegan a ser hasta un 60% más económicos; y ofrece una sensación en carretera confortable y segura, con una baja resistencia a la rodadura, que se traduce en una considerable reducción del consumo de combustible y emisiones de CO2".


Añadir un comentario