biomasa

Galicia anuncia un plan de acción integral para la biomasa

1
Se lo había pedido el Parlamento gallego, lo avanzó el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, en el último debate sobre el estado de la región y lo confirmó el pasado viernes la consejera de Medio Rural y del Mar, Rosa Quintana: “la Xunta va a desarrollar en 2014 un plan de acción integral de biomasa con el objetivo de dotar de absoluta preferencia esta actividad económica”. Quintana lo refrendó afirmando que las características de Galicia otorgan un claro potencial para el aprovechamiento energético de la biomasa, un combustible al que definió como "barato, limpio y gallego".
Galicia anuncia un plan de acción integral para la biomasa

La inauguración el pasado viernes en Santiago de Compostela (A Coruña) del foro El sector forestal gallego. Gestión y aprovechamiento sostenible. Desarrollo de la Ley de Montes de Galicia, organizado por el Grupo Correo Gallego, sirvió para algo más que para exponer las líneas maestras de la ley de montes de Galicia. Para Rosa Quintana, dicha ley afronta los retos del desarrollo rural “mediante una orientación dirigida, por ejemplo, a satisfacer la creciente demanda de materia prima de materiales y energías renovables”.

Es en este campo de las energías renovables donde recordó que “la Xunta va a desarrollar en 2014 un plan de acción integral de biomasa, con el objetivo de dotar de absoluta preferencia a esta actividad económica”. Según unas declaraciones recogidas por El Correo Gallego, Rosa Quintana añadió que las características naturales de Galicia le otorgan un claro potencial en la generación de biomasa, un combustible "barato, limpio y gallego". "Un producto –prosiguió– que tenemos que aprovechar y que la Xunta de Galicia está decidida a hacer predicando con el ejemplo y continuando con el proceso de consumir más biomasa en los edificios administrativos y hospitales”.

A por las mil calderas de biomasa en funcionamiento
Hace ahora un mes, durante su intervención en el debate sobre el estado de la comunidad autónoma, Alberto Núñez Feijóo ya avanzó la puesta en marcha del plan de acción y de medidas concretas, como los incentivos al consumo práctico de biomasa para alcanzar en 2014 las mil instalaciones de calderas con biocombustibles sólidos. Una noticia en LaInformación.com reflejaba la intención de Feijóo de crear una industria de biomasa en Galicia como un objetivo en sí mismo, expresándose en términos similares a los de la consejera de Medio Rural: “significa reducir la dependencia aprovechando nuestros recursos autóctonos, porque la biomasa es barata y limpia y, además, se acompaña de la limpieza de los montes reduciendo los riesgos de incendios forestales”.

Días antes a este debate, en un desayuno informativo organizado por Fórum Europa, Feijóo pidió al Gobierno central que haga de la biomasa "un objetivo" dentro de su política energética, toda vez que "el déficit tarifario" derivado de este mecanismo sería "muy inferior al gasto que genera la extinción de incendios". Para Feijóo, la política energética estatal "debería tener en cuenta los incendios forestales" que sufren específicamente las comunidades del noroeste español y, así, fomentar el uso de biomasa.

500.000 euros de ahorro con biomasa
Por último, la puesta en marcha definitiva del plan de acción integral de biomasa responde también a una exigencia de la oposición en el Parlamento gallego. En concreto, en abril de este año se aprobó una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista por la que se insta a la Xunta a la elaboración de dicho plan para fomentar el empleo rural y ayudar a fijar población en zonas más despobladas. Según este texto, las líneas estratégicas deberían incluir, entre otras medidas, el incremento de la demanda de biomasa en sustitución de fuentes convencionales, especialmente derivados del petróleo, y del aprovechamiento de la biomasa forestal con fines energéticos.

Sin salir del ámbito de la biomasa y de Galicia, el mismo viernes el presidente de la Diputación Provincial de Pontevedra, Rafael Louzán, anunció la intención de esta entidad de fomentar el cambio de calderas de gasóleo por biomasa. En concreto, el 28 de noviembre celebrará una reunión con alcaldes para presentar un estudio, realizado por esta administración provincial, que constata que la sustitución de calderas de gasóleo existentes por otras de pelets o astillas representaría un ahorro de cerca de 500.000 euros al año para las arcas municipales. Según la Diputación, ya hay ayuntamientos que han mostrado interés en llevar a cabo esta sustitución.

Añadir un comentario
Serranillos
Sin duda una excelente noticia. Es esperanzador ver que algunas personas del partido del gobierno tiene la visión clara y defienden los intereses de sus ciudadanos, por encima de los de los poderosos grupos empresariales del sector energético ¡Que cunda el ejemplo a nivel nacional y también con el resto de energías renovables!