biomasa

Extremadura pasará de producir 6.000 toneladas de pélets a una capacidad que superará las 225.000

0
La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura ha anunciado hoy que subvencionará con siete millones de euros la construcción de tres fábricas de pélets y una de carbón vegetal. Las tres primeras son plantas que llevan tiempo tramitando esta ayuda (dos millones por instalación) y servirá para que comiencen su construcción. La capacidad total de producción será de 225.000 toneladas, muy por encima de las 6.000 que salen ahora de las plantas extremeñas. Las ayudas tuvieron que recibir el visto bueno de la Comisión Europea.

Extremadura pasará de producir 6.000 toneladas de pélets a una capacidad que superará las 225.000

En tiempos convulsos para cualquier iniciativa industrial, Extremadura consolida una que se llevan tramitando al menos desde 2017 las empresas promotoras y el Gobierno de esta comunidad autónoma. El momento clave fue cuando en septiembre de 2018 la Comisión Europea dio el visto bueno a las ayudas por valor de 12,5 millones de euros para “la producción de combustible de biomasa sólida por parte de microempresas y pymes en la región española de Extremadura”.

Y hoy la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad anuncia que a partir de ese fondo, que cifra en 12,14 millones de euros, “ha resuelto favorablemente seis solicitudes de ayuda, por un importe de más de siete millones, destinadas a la implantación de nuevas industrias dedicadas a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal y de residuos agrícolas, incluidos los pélets y el carbón vegetal, así como a la ampliación y mejora de otras existentes”.

Tres de ellas son fábricas de pélets que recibirán una subvención máxima cada una de dos millones de euros, y se ubicarán en Caminomorisco y Moraleja, ambas en Cáceres, y en Herrera del Duque (Badajoz). Las dos últimas se han asociado siempre a la empresa Pellex Energía, y la inversión total se estima en nueve millones de euros en el caso de Herrera del Duque y 9,3 millones en el de Moraleja. La de Caminomorisco está vinculada a la empresa Macorela y a una inversión prevista también de nueve millones de euros.  

Entre 225.000 y 300.000 toneladas auales de capacidad de producción
Donde siempre han bailado las cifras es la capacidad de producción. En la nota de prensa en la que la Junta de Extremadura anunciaba la recepción de solicitudes para estudiar el reparto de las ayudas se mencionaban 175.000 toneladas anuales entre las tres plantas. En la nota de hoy afirman que “podrían producir alrededor de 225.000 toneladas de pélets anuales”.

En el Mapa de los biocombustibles sólidos 2019 de España, Portugal, Chile, Argentina y Uruguay que publica la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), se adjudica a cada una de las plantas de Pellex Energía, 98.000 toneladas anuales. Si la de Macorela, por su inversión, rondara esta misma cantidad, el total subiría a 300.000 toneladas.

Sea una u otra cifra, cuando estén en funcionamiento se dará un salto cuantitativo importante, ya que, según el mismo mapa de Avebiom, ahora en Extremadura hay tres plantas con una capacidad de 18.400 toneladas, pero con una producción real en 2018 que no superó las 6.000 toneladas. Aunque, como la propia Avebiom y otros productores de pélets reconocen, vivimos ahora tiempos convulsos e inciertos para el mercado de este biocombustible, se espera que cuando estén construidas las plantas se haya vuelto a la normalidad.

Tres plantas de carbón vegetal también reciben ayudas
Olga García, consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad afirma que “el objetivo final de esta convocatoria es generar empleo en el ámbito rural extremeño mediante el aprovechamiento energético de la biomasa residual procedente de cultivos agrícolas, como arroz, tomate, frutales, olivos, viña, tabaco, etcétera, y de biomasa forestal de monte y dehesa, de las que hasta ahora sólo se aprovecha en torno a un diez por ciento”.

Además de a las plantas de pélets, las ayudas irán destinadas a la producción de carbón vegetal. Una de ellas es una nueva instalación en Oliva de la Frontera (Badajoz), que tendrá una inversión total de 3,3 millones de euros y una ayuda que roza el millón. Las dos restantes corresponden a la compra de maquinaría (16.200 euros de ayuda) para una planta ya instalada en Salvaleón (Badajoz) y para la ampliación de otra en Alconchel (Badajoz), con 50.500 euros de ayuda.

Añadir un comentario