biomasa

Ence quiere cambiar celulosa por biomasa en Huelva

0
La falta de madera local y el cambio en la retribución de la electricidad a las renovables son aducidas por Energía y Celulosa (Ence) como las causas principales que le llevan a cerrar la producción de celulosa en Huelva. La instalación actual tiene asociadas dos líneas de producción de energía con biomasa que Ence quiere rescatar dentro de un “avanzado centro de generación de energía renovable”. La decisión conllevará el despido de toda la plantilla, 294 personas, que tiene difícil su reubicación completa en la futura planta de biomasa.
Ence quiere cambiar celulosa por biomasa en Huelva

En total, Ence quiere alcanzar los 72 MW de capacidad eléctrica instalada y una generación anual de unos 500 millones de kWh. Además de la planta de biomasa independiente de 50 MW instalada en el complejo de Huelva, la compañía tiene asociado a la de celulosa, de la que acaba de anunciar su cierre, 27 MW de cogeneración con licor negro y 41 MW de generación a partir otros residuos orgánicos derivados de la producción de pasta de papel. Si definitivamente se cierra (la Junta de Andalucía ha solicitado a la empresa que reconsidere su postura) se perderán también las líneas de cogeneración y generación con biomasa.

En el comunicado hecho público por Ence afirma que “transformará su complejo industrial de Huelva en un avanzado centro de generación de energía renovable, que seguirá siendo un importante motor de aprovechamiento forestal de Andalucía”. Fuentes de la empresa han asegurado a Energías Renovables que esa “energía renovable” es biomasa y que la intención es cubrir la generación que se pierde con el cierre de la produciión de celulosa con otros 22 MW.  

La celulosa emplea a 294 personas y la biomasa a 40
El motivo del cierre son, según Ence, las pérdidas que arrastra la planta de celulosa durante tres trimestres consecutivos “como consecuencia de su ineficiencia de costes y falta de madera local, paliada hasta el año pasado por las primas a la cogeneración que la reforma energética ha reducido de forma importante”. La compañía comunicó al comité de empresa su intención de iniciar un procedimiento de despido colectivo (294 personas), que, explica, “irá acompañado de un programa de recolocación para el 100% de los trabajadores en otros centros de trabajo y actividades de la compañía”.

El comité de empresa de los trabajadores, que ha iniciado una serie de movilizaciones, rechaza el cierre de la planta y cuestiona tanto las causas del mismo como que se pueda recolocar a todos los empleados. Además de los 294 puestos de trabajo directos, añaden que se perderán más de 2.000 indirectos. Si la reconversión a biomasa de la planta cerrada asumiera los mismos empleos directos que la de 50 MW ahora en marcha, solo absorbería unos cuarenta asociados a los sistemas de operación y mantenimiento.  

En declaraciones recogidas en Huelva Información, el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, José Fiscal, asegura que "hará todo lo que esté en su mano" para evitar el cierre de la planta de celulosa que la administración autonómica "rechaza rotundamente". Considera la decisión "injusta y desproporcionada y en cualquier caso, muy lesiva para la provincia" y entiende que ha sido "convenientemente abonada con la reforma energética y la reforma laboral del Gobierno, que le han puesto "un puente de plata" a la empresa para que se vaya de Huelva".


Añadir un comentario