biomasa

El TSJ de Aragón y el Gobierno abren la puerta a nuevas centrales de biomasa

0
Hace unos días, Forestalia daba a conocer que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) desestimaba los dos recursos de apelación que presentó Ecologistas en Acción sobre sendas sentencias relacionadas con la central eléctrica proyectada por la empresa en Monzón (Huesca). Forestalia anuncia que la nueva sentencia despeja un panorama que se abre aún más con el inicio de la tramitación del real decreto de subastas de electricidad renovable, biomasa incluida. Otras empresas, como Enso Global Energy, dan la bienvenida también a esta normativa impulsada por el Gobierno con la esperanza de que “siente las bases para una subasta más justa”.
El TSJ de Aragón y el Gobierno abren la puerta a nuevas centrales de biomasa
Biomasa destinada a la producción de electricidad en una central (FOTO: Avebiom)

“Forestalia reafirma su interés por avanzar en el proyecto de la planta de biomasa de Monzón, siempre condicionado, en su caso, a una futura adjudicación de derechos en una subasta ministerial de energía renovable, así como a la autorización administrativa, dependiente del Gobierno de Aragón”. Así se expresa la empresa tras conocer el fallo del TSJA que desestima los dos recursos de apelación presentados en su día por Ecologistas en Acción.  

Además, Forestalia recuerda que tiene otros proyectos de centrales de biomasa con producción de electricidad en cartera, como el de Guardo, en Palencia. Fuera de esta empresa, el comienzo de la tramitación del proyecto de real decreto impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que regulará nuevas subastas de potencia eléctrica renovable hace mirar también hacia Greenalia y Enso Global Energy Solutions (antes Gestamp Biomass), entre otras, que mantienen varios proyectos de plantas.

Dicho real decreto ley (RDL) adelanta que “en los procedimientos de concurrencia competitiva que se convoquen se podrá distinguir entre distintas tecnologías de generación en función de sus características técnicas, tamaño, niveles de gestionabilidad, criterios de localización, madurez tecnológica y aquellos otros que garanticen la transición hacia una economía descarbonizada”.

“Garantía de potencia firme” con biomasa
La biomasa será una de esas tecnologías. Emilio López, consejero delegado de Enso Global Energy Solution, considera que “el RDL sienta las bases para una subasta más justa que debería reconocer el valor que las plantas de biomasa pueden aportar al sistema eléctrico, como la gestionabilidad y la garantía de potencia firme”.

La antigua Gestamp quedó fuera de la potencia concedida en anteriores subastas, a las que optaba con plantas de pequeño tamaño. Precisamente, la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Biomasa) criticó que el sistema seguido en la subasta de 2016, sin primas a la inversión, era “especialmente excluyente para las pequeñas cogeneraciones con biomasa en industrias y las plantas pequeñas y medianas de biomasa”.

Prevenir distorsiones en los mercados de materias primas
El proyecto de RDL advierte que se podrán limitar los procedimientos de licitación a determinadas tecnologías cuando la apertura de los sistemas de apoyo a todos los productores de electricidad procedente de fuentes renovables diese lugar a resultados subóptimos, citando en el caso de la biomasa, la necesidad de prevenir distorsiones en los mercados de materias primas.

Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de la Biomasa (Avebiom), considera el proyecto legislativo “un importante paso en la dirección correcta hacia una economía más sostenible”, aunque matiza que “su eficacia para alcanzar los objetivos que plantea dependerá del desarrollo normativo posterior”. En Avebiom destacan como una de la claves “asegurar que los permisos de acceso a la red se conceden a proyectos viables y sólidos para evitar así la especulación”.

Nuevos fallos judiciales a favor de Forestalia en Monzón
Ecologistas en Acción, que llegó a crear la Coordinadora Estatal contra las Macroincineradoras de Biomasa, es la ONG más activa para impedir que se construyan centrales de biomasa como la de Forestalia (cincuenta megavatios en Monzón) que optaría a la subasta que regularía el anteproyecto de RDL actualmente en trámite.

Forestalia anunció hace diez días que la sala de lo contencioso administrativo del TSJA desestimó los dos recursos de apelación que presentó dicha ONG “sobre sendas sentencias del Juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de Huesca, dictadas en 2018, en relación con el proyecto de planta de generación eléctrica (mediante biomasa agroforestal de Forestalia en Monzón”.

Dichas sentencias están relacionadas con la inadmisión de la solicitud de nulidad de la resolución del Ayuntamiento de Monzón que concedió la autorización para construir la planta y la inadmisión del recurso contra la declaración de impacto ambiental y autorización ambiental integrada por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga). Otro revés sufrido por Ecologistas en Acción recientemente fue la concesión de una prórroga de la vigencia de la autorización mencionadas hasta 2024.     

Ecologistas en Acción afirma que Monzón se retrasa por problemas técnico-financieros
Pero la ONG sigue adelante con los procedimientos judiciales para impedir que se construya la central de Monzón. Sus servicios jurídicos ya han presentado un escrito de aclaración en el que “se solicita pronunciamiento sobre diversos aspectos planteados en el procedimiento que no han sido resueltos”, tras lo que decidirá qué nuevas medidas adoptarán.

En cuanto a los retrasos en la construcción de Monzón, Ecologistas en Acción contesta que no se deben ni a estos procedimientos judiciales, algunos de los cuales siguen en curso, ni a la espera de nuevas subastas, sino a “problemas técnico-financieros” de Forestalia. A ello achaca que desde que se anunció la construcción de la planta no se haya cerrado ningún acuerdo de suministro de biomasa forestal ni los permisos de acceso y conexión a la red eléctrica.

La planta de Monzón estaba previsto que formara parte de los cien megavatios de potencia que consiguió Forestalia en la primera subasta de electricidad con energías renovables. Sin embargo, parte de estos derechos (58,5 megavatios) los vendió a Ence en 2018 para que esta construyera la planta de Biollano en los antiguos terrenos de Elcogás en Puertollano (Ciudad Real). Forestalia sí ha puesto en marcha en fase de pruebas la central de Cubillos del Sil, en León.

Añadir un comentario