biomasa

Eficiencia y seguridad en la calefacción con biomasa como soporte de la edificación sostenible

0
La integración de las capacidades térmicas de la biomasa en una edificación eficiente es una de las máximas que recorre la presente edición de Expobiomasa. Ayer coincidieron las presentaciones de un sello de calidad para los instaladores de equipos y el reforzamiento de otro ya existente para identificar estufas y calderas que “se adelantan a la futura normativa europea y trabajan por acercarse a cero emisiones”. Hoy mismo, otro foro de la feria ha presentado a la bioenergía como recurso para cumplir con las normativas de reducción de emisiones de CO2 e impulso a los edificios de consumo casi nulo.
Eficiencia y seguridad en la calefacción con biomasa como soporte de la edificación sostenible
Presentación del sello de calidad para instaladores de equipos de biomasa

“Ahora estamos en plena fase piloto, testando con instaladores, formalizando los requisitos y solucionando problemas para lanzarlo plenamente a principios de 2018”. Silvia López, técnica de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), se refiere así al estado de implantación del que será el primer sello de calidad para los instaladores de biomasa.

El sello lo presentaron ayer en la feria Avebiom y el Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL), copartícipes de la iniciativa. Según los primeros, “la marca ‘Instalador de Biomasa Certificado Avebiom’ avalará la calidad y especialización de las empresas en la instalación, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones térmicas de biomasa”. Por su parte, el ICCL actuará como entidad de certificación en exclusiva en toda España durante un periodo de cuatro años.

Primera certificación de instalador de biomasa en la fase piloto
En la presentación se afirmó que “el objetivo es ofrecer al cliente garantías de calidad y control de las instalaciones y poder diferenciar en el mercado a las empresas que ejecutan de forma profesional su trabajo”. Los requisitos que deben cumplir atañen a la organización, grado de especialización, experiencia demostrada, condiciones de prestación del servicio, respuesta ante el cliente, disponibilidad de personal técnico cualificado y recursos materiales disponibles.

La primera empresa en obtener el certificado en la fase piloto es Enersos (Energías Sostenibles). Su director comercial, Julián Lozano, considera “necesario un sello homologado”, sobre todo, de cara  los clientes. “Existen muchas empresas que realizan trabajos muy buenos en el sector de la biomasa –añadió–, por tanto la mejor manera de mostrarlo a los demás es teniendo una certificación que así lo acredite”.

Felipe Romero, director técnico del Área de Certificación del ICCL, afirmó que “las administraciones están encantadas con la idea, y aunque no lo pueden exigir como requisito en las licitaciones sí que se tendrá en cuenta a la hora de valorarlas”. Romero aseguró que “de esta manera vamos a la integración de toda la cadena de sellos que acrediten la calidad”.

Los fabricantes de estufas renuevan su sello
Precisamente el mismo día y en el mismo escenario, la Asociación de Fabricantes de Estufas, Calderas y Cocinas para Combustibles Sólidos (AEFECC) ponía de largo un sello que favorece esa integración. Se trata de un paso más dentro del que presentaron hace tres años y que certifica los equipos para leña y pélets de catorce fabricantes que cumplen con la actual regulación.

Según la AEFECC el nuevo paso lleva a “la excelencia con el desarrollo de una calificación en forma de estrellas (cinco, seis y siete según la eficiencia energética y las emisiones de monóxido de carbono y partículas) que identifica a los equipos que se adelantan a la futura normativa europea y que trabajan por acercarse a las cero emisiones”.

El 15 por ciento de las estufas no cumple con la normativa
Carlos Oliván, presidente de la asociación, aseguró que debido a que “un 15 por ciento de los equipos que se venden en España no cumplen con la normativa, los consumidores necesitan una información mayor que la que reciben a la hora de adquirir un equipo".

“Todos los fabricantes de AEFECC que ya disponen del sello de calidad –asegura Oliván–, se han comprometido a que sus nuevos equipos puedan lograr las siete estrellas, lo que redunda en un compromiso con el medio ambiente, una mayor seguridad para el usuario y la máxima eficiencia en el equipo".

Sobre eficiencia en los equipos también se habló ayer en el Congreso Internacional de Bioenergía (Bioenergía 4.0. Retos y oportunidades). Javier Díaz, presidente de Avebiom, recordó que “existen soluciones muy innovadoras, que permiten automatizar y controlar los procesos en tiempo real, para mejorar su eficiencia y reducir los costes a los usuarios”.

Biomasa para rehabilitación, regeneración urbana y eficiencia en la edificación
Por último, para que eficiencia, seguridad y calidad se alíen con el compromiso ambiental, tanto el equipo como su instalación se deben integrar en una edificación sostenible. Y de eso ha ido la jornada de hoy en Expobiomasa ¿Cómo podemos mejorar nuestros edificios?, incluida en el Foro de Rehabilitación Ahorro y Energía (FORAE) y organizada por el clúster Mejores Edificios, el de la Agrupación Empresarial Innovadora Construcción Eficiente de Castilla y León (AEICE) y Avebiom.

Para estos organizadores, “la rehabilitación, la regeneración urbana, la calidad y la eficiencia energética en la edificación son algunas de las claves por las que pasa necesariamente la recuperación del sector de la construcción en España”. “Y en este escenario –concluyen–, la biomasa se perfila como una de las soluciones más interesantes”.

Enrique Cobreros, director de AEICE, señaló que “la estrategia de futuro del sector pasa por la preservación del medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos a través de la rehabilitación y de los edificios de consumo casi nulo”, una normativa que será de obligado cumplimiento para el sector público a partir del 1 de enero de 2019; y para todos, a partir de 2021, apostillan desde Expobiomasa.

Añadir un comentario