biomasa

CCOO pide apostar fundamentalmente por la biomasa y la hidráulica de bombeo en Castilla y León

0
Un nuevo estudio del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (Istas) de Comsiones Obreras (CCOO) asociado a la transición justa a aplicar en comarcas mineras pone sobre la mesa la alternativa de las energías renovables y de la biomasa en concreto. En este caso se trata de Castilla y León y proponen “apostar fundamentalmente por la biomasa y la hidráulica de bombeo, sin olvidar por supuesto la eólica o la solar fotovoltaica”. También queda claro que no se ve un futuro con biomasa para ninguna de las centrales térmicas de carbón existentes y en proceso de cierre.
CCOO pide apostar fundamentalmente por la biomasa y la hidráulica de bombeo en Castilla y León
El informe expone el destino de las cuatro centrales de carbón: cierre y desmantelamiento

En el estudio de Istas El potencial de las energías renovables y su industria asociada en Asturias, presentado en julio pasado proponía, entre otras medidas, “fomentar el uso sostenible de la biomasa en la industria agroalimentaria e impulsar las redes de calor urbanas y el uso de biomasa térmica en el ámbito rural”. Ahora le toca el turno a Castilla y León, y más concretamente a sus cuencas mineras.

Guardo-Valderrueda, La Pernía-Barruelo, Sabero, Ciñera-Matallana, Villablino y El Bierzo (las cuatro últimas en Léon, la segunda en Palencia y la primera entre ambas provincias) son las cinco cuencas identificadas en el estudio de Istas Propuestas para la reactivación económica de las cuencas mineras de Castilla y León, presentado por CCOO. Todas entran también en la Estrategia de Transición Justa que forma parte de un marco estratégico del Gobierno de España sobre energía.

En octubre de este año se celebró en Cubillos de Sil (León) la primera reunión de trabajo sobre las actuaciones y convenios de transición justa que se desarrollarán en Castilla y León, a la que asistió la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. El estudio de Istas marca los objetivos, prioridades y medidas que deben guiar dicha estratégica, en la que las energías renovables juegan un papel importante.

Responsabilidad de las empresas eléctricas
El informe señala, por ejemplo, la responsabilidad de las empresas eléctricas que han explotado este territorio: “es preciso que acometan planes de inversión, no sólo para la restauración y acondicionamiento de las instalaciones cerradas, sino también para el desarrollo de nuevas actividades energéticas o industriales y, particularmente, para la instalación de nueva potencia renovable (biomasa, eólica…) en el ámbito territorial cercano”.

A partir de aquí, y dentro de las medidas para el fortalecimiento de la actividad en sectores distintos de la minería, exponen que “la activación de los recursos endógenos y de los distintos actores individuales puede dar lugar a un proceso de industrialización basado en la transformación y valorización de las materias primas, apoyado por las redes y los recursos existentes en el propio territorio”.

En primer lugar destacan “las actividades vinculadas a las energías renovables y el aprovechamiento del potencial vinculado a los recursos agrícolas, ganaderos y forestales, ya sea para su utilización en actividades primarias o bien en actividades industriales, en particular en las ramas agroalimentarias y de biomasa”.

Desechada la conversión de centrales de carbón en biomasa
Dentro del impulso a las energías renovables se pide “apostar fundamentalmente por la biomasa y la hidráulica de bombeo, que además son tecnologías renovables modulables, sin olvidar por supuesto la eólica o la solar fotovoltaica”.

En cuanto a la biomasa, añaden que “Castilla y León dispone del mayor potencial de España, existiendo una notable capacidad de fabricación de pélets, con una red de comercializadores de biocombustibles suficientemente desarrollado para nuestro nivel de demanda, además de contar con un Plan de Bioenergía de Castilla y León 2011-2020”.

No se habla, sin embargo, de algo que ha gravitado durante un tiempo sobre estos territorios: la conversión de las antiguas centrales térmicas de carbón (todas en proceso de cierre) en plantas de producción de electricidad con biomasa. Para ninguna de las cuatro existentes en Castilla y León se propone dicha conversión. Todas están abocadas a su desmantelamiento.

Forestalia como ejemplo, pero también ocho centros logísticos de biomasa
Sí se cita ejemplo de revitalización de estas zonas la planta de biomasa de cincuenta megavatios que Forestalia tiene casi a punto en Cubillos de Sil (León). Explican que “aunque el proyecto está siendo muy cuestionado por la dimensión de la planta, que no se corresponde con lo que sería un aprovechamiento sostenible de la biomasa local, la empresa considera que es una oportunidad para la zona, por el aprovechamiento de sus bosques y también la prevención de incendios”.

Además de esta planta, apuntan que existe una propuesta para financiar los centros logísticos comarcales de biomasa forestal, que tendría un coste total de algo más de siete millones de euros. “La iniciativa pretende incentivar el sector forestal en toda la comarca –señala el estudio–, sobre todo en las zonas mineras, con la construcción de ocho centros en Villablino, Valdesamario, La Robla, Cistierna, Favero, Valdepiélago, Guardo y Barruelo de Santullán”.

También se cita a la biomasa en el ámbito de la mejora de la eficiencia energética, y en concreto dentro de la optimización y diversificación energética de edificios públicos, que incluye “la sustitución de combustibles fósiles por biomasa forestal en algunos edificios públicos (calderas individuales y redes de distribución)”.

Biomasa forestal y bombeo hidráulico
Por último, se cita al sector forestal y las industrias relacionadas, como otro de los ámbitos en los que actuar. Se piden medidas que “incentiven la creación de actividad vinculada a la explotación de la madera y los recursos forestales a través de industrias afines (biomasa, aserrería, fabricación de tableros, resina…)”;  y un plan de biomasa forestal que incentive su demanda “como combustible de sistemas de generación de calor, para, a partir de ahí, intentar generar todo un circuito de extracción, transformación, transporte y suministro”.

En cuanto a la hidráulica de bombeo, el informe considera que “deben impulsarse los proyectos actualmente en tramitación, que conjugan la depuración de aguas contaminadas procedentes de instalaciones mineras clausuradas con hidráulica de bombeo”. Añaden que “las eléctricas propietarias de las térmicas apuesten también por proyectos de almacenamiento mediante bombeo”. En este sentido citan el Sistema Sil de Endesa, “cuya ejecución podría impulsarse por el Estado”, apostillan.

Añadir un comentario