biomasa

Biomasa a lo grande que lleva la etiqueta energética hasta la A

4
Hace dos o tres años la instalación de una caldera de biomasa de mediana o gran potencia representaba una noticia en sí misma para este medio. Metidos ya en el otoño de 2013 se suceden las noticias y lugares (Mérida, Vilanova de Sau, Morella, León. Lalín, Zaragoza…) que se pasan a la biomasa y que obligan a hacer un ejercicio de síntesis.
Biomasa a lo grande que lleva la etiqueta energética hasta la A

No obstante, las dos calderas de 1 MW cada una que calentarán 174 viviendas en la ciudad de Zaragoza se llevan la palma por sus dimensiones, sin desdeñar las referencias continuas a la buena puntuación que alcanzan en el certificado energético los edificios que cuentan con biomasa.

“Mejora considerablemente la calificación energética de las viviendas elevando en algunos casos su etiqueta hasta la A”. El Gobierno de Aragón destaca esta ventaja, entre otras, en la nota de prensa referida a la inauguración hoy de la que consideran la mayor instalación de biomasa térmica para uso residencial de Aragón: dos calderas de 1.000 kW cada que sustituyen a tres de gasóleo y darán servicio de calefacción y agua caliente sanitaria a 174 viviendas.

No es la primera vez que se valora el uso de la biomasa como elemento que permite mejorar la eficiencia energética de los edificios y viviendas y alcanzar mejores calificaciones en la etiqueta que están obligados a tener desde junio de este año. Lo dijo el presidente de la Asociación Empresarial de Gestión Inmobiliaria (Aegi), Rafael Rodríguez, en la presentación en Madrid de la feria Expobioenergía 2013 y lo ha confirmado recientemente Roberto Grau, coordinador de Certifácil y experto en eficiencia energética, en una entrevista en el portal Suelo Solar.

Sistema pionero hasta en la distribución neumática de astillas
La alta calificación en eficiencia es un acicate más a añadir al ahorro económico y a la reducción del impacto ambiental. Marina Sevilla, directora general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, los ha mencionado en la inauguración de la instalación de Zaragoza: "Estas cinco comunidades del centro de la ciudad no sólo están ahorrando, ya que las calderas de biomasa suponen importantes ahorros energéticos, sino que también están fomentando la limpieza de nuestros bosques”, recordando de paso que en este año el Ejecutivo aragonés ha otorgado 476 subvenciones dentro de “una política muy decidida para el uso de la biomasa en el ámbito doméstico”.

Por otro lado, la instalación está incluida dentro de los últimos Proyectos Clima aprobados por del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2), lo que “permitirá la venta de derechos de emisiones de CO2 por una cuantía superior a 700 toneladas al año, que es lo que está previsto reducir”, recuerdan desde Aragón. La gestión integral de la instalación, realizada por la empresa especializada Savia Energía de Aragón, ha consistido en la sustitución de las calderas y el resto de equipos complementarios, como el silo de almacenamiento, los sistemas de evacuación de humos y la distribución neumática de astilla, “sistema pionero en Aragón por su gran complejidad e innovación”, añaden.

Además de Zaragoza: Mérida, León, Cosuenda, Morella, Lalín y Vilanova de Sau
La instalación la promueve la empresa de servicios energéticos Gesenergia, la cual prevee “seleccionar en Aragón comunidades de vecinos, centros deportivos y residencias geriátricas para financiar completamente instalaciones y equipos que mejoren la eficiencia energética y reduzcan las emisiones de CO2 de acuerdo con las directrices del Plan Energético de Aragón 2013-2020”.

Las calderas de Zaragoza son dos más que se suman al goteo permanente de sistemas de biomasa térmica que se instalan en España casi a diario. Solo desde mediados de septiembre hasta la fecha han tenido notoriedad mediática instalaciones como la situada en el edificio residencial más alto de Mérida, en un centro deportivo y una residencia de mayores en León capital, en un colegio público en Cosuenda (Zaragoza), en una escuela infantil en Morella (Castellón), en una piscina climatizada de Lalín (Pontevedra) y en las dependencias del Espacio Natural de las Guilleries-Savassona en Vilanova de Sau (Barcelona).

Añadir un comentario
José Luis
Es esperanzador , pero el verdadero indicador de que la biomasa va abriéndose camino es el empleo , y todavía no despega. Yo hice el curso de la UNED de Experto Profesional en Energía de la Biomasa y todavía sigo esperando encontrar trabajo en el sector . La UNED va por el tercer curso que empezara este próximo mes .
antonio
EN LA CIUDAD DE SORIA SE ESTA IMPLANTANDO IGUALMENTE ESTE SISTEMA DE BIOMASA QUE POR CIERTO YA FUNCIONA EN OLVEGA (SORIA)
Sebas
Aquí puedes comprobar con tu calificación como es de eficaz tu vivienda http://goo.gl/QujlrV
I.Maule
la bio masa es una energía enorme e injustamente infravalorada. Puede producir calor y electricidd conjuntamente con buenas rentabilidades (ver Irena), y además la electricidad es 'gestionable', lo que la convierte en un complemento perfecto para la FV y el auto consumo. Estupendo que vaya en permanente aumento, a pesar de la persecución del Mto. todosobreenergia.com