biomasa

Ayuntamiento de Madrid: gas sí para nuevas calderas, biomasa no porque contamina

9
El Ayuntamiento de Madrid publica hoy la convocatoria de subvenciones para la renovación de calderas. Ni una palabra sobre la biomasa, ni se la menciona como alternativa. Sí al gas fósil, hasta nueve veces aparece como alternativa al carbón y el gasóleo. La razón reside en esta frase de la ordenanza que regula las convocatorias: “se excluyen los sistemas de generación que produzcan emisiones contaminantes producto de la combustión, como la biomasa”. Lo cierto es que el gas, aunque menos que otros combustibles fósiles, también emite óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre, además de metano y CO2.
Ayuntamiento de Madrid: gas sí para nuevas calderas, biomasa no porque contamina
La biomasa no cuenta para los trece millones de ayudas que destinará Madrid a cambiar calderas

El Gobierno municipal de Madrid con Manuela Carmena como alcaldesa ya avanzó que su apuesta por la biomasa era limitada y que quedaba condicionada a una futura regulación de su uso. Nunca llegó. Antes llegó José Luís Martínez-Almeida a la alcaldía, que desde un primer momento, en la primera convocatoria de subvenciones para el cambio de calderas, pasaba por alto a la biomasa.

Tras la publicación hoy en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid del decreto que aprueba la convocatoria de subvenciones para la renovación de instalaciones térmicas de calefacción y climatización de 2021, se confirma la ausencia total de la biomasa como alternativa a las calderas de carbón, gasóleo o las menos eficientes con otros combustibles.

El Ayuntamiento remite a la Ordenanza 4/2021, de 30 de marzo de calidad del aire y sostenibilidad para explicar esta ausencia. En ella se dice textualmente: “con el objeto de mejorar la calidad del aire de la ciudad, se excluyen del porcentaje de contribución de energías renovables para cubrir la demanda de agua caliente sanitaria los sistemas de generación que produzcan emisiones contaminantes producto de la combustión, como la biomasa”.

Combustibles que no exijan transporte motorizado
El decreto de convocatoria de ayudas añade que la finalidad de las mismas es “reducir las emisiones de elementos contaminantes y mejorar la eficiencia energética que genera el sector residencial y comercial en la ciudad de Madrid”. También excluye cualquier combustible que exija transporte motorizado y explica que la sustitución de equipos generadores de calor que utilicen carbón o gasóleo se hará con ”otros conectados a redes urbanas de gas natural o electricidad”.

Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de la Biomasa (Avebiom), considera que “el Ayuntamiento de Madrid está desaprovechando las ventajas que supone el uso de la biomasa como fuente renovable y sostenible de energía térmica para sus vecinos; creemos que puede ser por desconocimiento de la tecnología y los extraordinarios avances logrados en los últimos años”.

Equipos modernos de biomasa: 70% menos de CO2 y 50% menos de partículas
Desde Avebiom recuerdan que los equipos modernos y tecnificados de biomasa para calefacción y agua caliente en el ámbito residencial están sujetos a los estrictos valores que establece la legislación europea (reglamentos de ecodiseño y de instalaciones de combustión mediana (entre 1 y 50MW) en lo referente a emisiones y eficiencia energética. Díaz añade que “los fabricantes de toda Europa han trabajado con mucha responsabilidad y profesionalidad logrando situar a los nuevos equipos entre las soluciones de generación de energía doméstica más limpias y a mejor precio para el consumidor”.

Avebiom también expone estudios recientes llevados a cabo en Austria (centro Bioenergía y Tecnologías Sostenibles, BEST) y Francia (Agencia de la Transición Ecológica, Ademe) que “han demostrado que es posible reducir emisiones de CO2 y partículas de forma simultánea aumentando el uso de sistemas de calefacción doméstica con biomasa”. En concreto constataron reducciones del más del 70 por ciento de CO2 y del 50 por ciento en partículas al sustituir equipos de calefacción de gas, gasóleo o leña por biomasa”.

“No es buena idea dejar a un lado ninguna de las tecnologías renovables disponibles”
En la página web del Miteco constatan también que el gas contribuye a reducir este tipo de emisiones en comparación con otros combustibles fósiles. Pero las emisiones siguen existiendo. En el caso del CO2 consigue reducirlas en un 40-50 por ciento comparado con el carbón y 25-30 comparado con el fuel oil. Y aunque no emite partículas en suspensión, sí emite óxidos de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2) y metano (CH4).

Según Javier Díaz, “la clave para descarbonizar la calefacción en el sector residencial de nuestros pueblos y ciudades está en reemplazar equipos obsoletos de calefacción por sistemas modernos, incluidos los de biomasa, y reducir la demanda térmica de los edificios existentes y de los de nueva construcción. No es buena idea dejar a un lado ninguna de las tecnologías renovables disponibles. Todas aportan valor en el proyecto común para lograr un nuevo modelo energético”.

Añadir un comentario
Miguel
Estimado Javier, la redes de comunicaciones, agua, y de gas en Madrid se instalaron hace unos cuantos años. Si se tuviese que hacer a día de hoy una red de gas partiendo de cero tengo muy serias dudas de que se llegase a hacer. Actualmente con los precios de la fotovoltaica y eólica tan bajos, y la bomba de calor tan desarrollada, la bomba de calor se acabará imponiendo, pues las necesidades de climatización en una vivienda bien aislada en Madrid no son muy exigentes y además los inviernos son cortos. El rendimiento de una bomba de calor en Madrid es bastante alto y eso les dará unos costes bajos de climatización eléctrica. Aparte de todo eso está el problema de las partículas en suspensión o contaminantes de la ciudad que tendrán que reducirse. Las calderas de carbón que quedan dejarán de funcionar definitivamente este año y las de gasóleo hay plan de eliminarlas también todas. Las de gas tendrán un proceso mucho más lento de reducción de uso o eliminación. Madrid será mayoritariamente eléctrico en un futuro no tan lejano.
Javier Díaz
Contestando a Miguel, solo algunos comentarios con respecto a la instalación de calderas de biomasa y también a la puesta en marcha de redes de calor y frío. En cuanto a las calderas, solo decir que la sustitución de calderas de combustibles fósiles por biomasa es perfectamente viable en Madrid, no cabe duda de que la utilización de la biomasa en calefacción con equipos tecnológicamente avanzados y biocombustibles sólidos certificados, rebajarían de forma considerable la contaminación de la ciudad, de una ciudad que hoy cuenta con multitud de calderas de gasóleo, incluso de carbón que tiene ya bastantes años. Sobre las redes, hablar ahora del “problema” de abrir la calles para meter las tuberías de distribución, no parece que fuera un gran problema para meter el gas, la telefonía, la energía eléctrica, etc., pero parece que para dotar a la ciudad de un sistema de calefacción sostenible, que rebajará de forma muy importante la contaminación, además de los costos energéticos de los ciudadanos, si lo es, y creo que no sería justo que así fuera. Las ciudades donde se han instalado estas redes, han sufrido las incomodidades de las obras, pero como sufren las de todas las infraestructuras que se construyen en las ciudades, ni más ni menos, pero nunca han sido el problema irresoluble que parece poner sobre la mesa algunas personas. Las redes inteligentes de climatización son el futuro de las ciudades y para ello hay que tener claro hacia dónde van las cosas, y mientras tanto las calderas de biomasa en comunidades de vecinos son una estupenda solución, y no podemos permitirnos seguir cerrando lo ojos ante una solución, la que aporta la biomasa, que es sostenible, económica y de producción nacional.
Miguel
Estimado Javier, ¿estamos hablando de poner una caldera de biomasa en un edificio o construir una red de calor en la ciudad? porque son cosas muy diferentes. Una caldera de biomasa en una gran urbe como Madrid no es aconsejable pues no tienen los mismos filtros que una caldera de una gran central de una red de calor. En ciudades como Copenhague o Estocolmo tienen una red de calor para toda la ciudad, no calderas para las edificios, que además no están permitidas, y esa red ya la tenían desde hace un siglo y han ido ampliando y cambiando el carbón de las centrales por biomasa añadiendo las últimas tecnologías de filtros anticontaminación, por no hablar de que ambas ciudades están rodeados de mar y tienen generalmente mucho viento en invierno que dispersa la posible contaminación que hubiese, pero en Madrid con sus inversiones térmicas y con 5 millones de habitantes podría dar muchos quebraderos de cabeza la quema de biomasa. En Madrid para hacer lo mismo que Copenhague o Estocolmo habría que crear toda la red de calor desde cero y construir las centrales. Para empezar tendría muchas dificultades para encontrar un emplazamiento para las grandes centrales que se necesitan y más difícil que los vecinos le dejen construirla, cosa que dudo consiguiese. Después el tema de levantar todas las calles de la ciudad para construir la red de calor se hace complejo en una ciudad como Madrid. Además es caro para una ciudad donde además los inviernos no son muy largos ni tampoco demasiado fríos y por tanto la necesidad de calor no es tan grande. En un futuro, Madrid, con las mejoras de aislamiento de las viviendas previsto y el aumento paulatino del uso de las bombas de calor, abastecerá gran parte de sus necesidades de calor a partir de la electricidad. El gas acabará siendo un complemento. ¿tal vez renovable el gas? Hay ciudades y poblaciones más pequeñas y frías como León, Burgos, etc.. donde una central de cogeneración de biomasa vienen como anillo al dedo. Mercado para la biomasa hay mucho pero hay sitios mejores y otros peores. Madrid desde luego dista de ser de los mejores. Uno debe poner como objetivo primero los sitios más favorables.
Javier Diaz
Electrificar la economía al 100% es una gran equivocación, lo estamos viendo en estos momentos, y que decir si ponemos bomba de calor en masa y además electrificamos el transporte, coches, camiones, etc., será un caos, y esto cada vez lo pronostican más científicos. La biomasa es sostenible, es limpia, es eficiente y sobre todo es de aqui, se produce, se transforma y valoriza aquí, creando empleo y riqueza en las zonas rurales de nuestro País. Pero que es eso de decir que la biomasa para ciudades y pueblos pequeños, en las grandes ciudades europeas como Copenague, Viena, Estocolmo, Valladolid y otras, hay grandes instalaciones de calefacción distribuida que funcionan a la perfección, sin crear ningún problema de contaminación y dando una oportunidad a nuestros bosques de aportar algo que tienen en cantidades ingentes, BIOMASA. Está claro que hay muchos Interes creados entorno a la electricidad y por ende al gas, pero que no pretendan hacernos comulgar con ruedas de molino, la biomasa es y será imprescindible para lograr los objetivos de los pactos por el clima y quien no lo quiera ver, esta ciego.
Carlos
Dicen algo de la aerotermia o geotermia? Junto al autoconsumo colectivo con fotovoltaica debería ser la primera opción ya que cumple todos los requistos
Jorigar
La biomasa significa gestión forestal y/o silvicultura, no es sólo biomasa, la gestión de los bosque por si sola es cara, la biomasa podría generar esos costes.. Pasa también con las granjas y macro-granjas, en estas se puede generar metano y aprovecharlo y en las pequeñas prácticamente es inoperante, por costes claro. ¿Alguien piensa en esto?
Gabriel González de Gregorio
En definitiva: Una política q favorece a Naturgy, no duden en comprar sus acciones.
gabriel
Los camiones de pellets pueden ser eléctricos. La combustión de gas y madera genera gases similares. La madera es renovable. Gas fósil. Las repoblaciones q se necesitan para ayudar a drenar Co2 necesitan ser aclaradas y aprovechadas. El Ayuntamiento se equivoca al excluir las calderas de Pellets q además suponen una transferencia de renta de lo urbano a lo rural. Una política equvicacoda. ¿Q pasa con nuestros políticos? Derecha e izda: no dan de sí.
Miguel
No tiene sentido implantar soluciones de biomasa en grandes urbes como Madrid. La biomasa mucho mejor en ciudades pequeñas y en el mundo rural. En Madrid bomba de calor y gas. El gas irá cediendo terreno a la bomba de calor, pero el gas se hace muy necesario en los días muy fríos o con poca generación renovable.
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).