biomasa

Amigos de la Tierra pide limitar el uso de biomasa para energía

2
Aparcada la redacción y aprobación de una directiva sobre la sostenibilidad de los biocombustibles sólidos y gaseosos, surgen periódicamente informes que cuestionan el aprovechamiento energético de la biomasa. En este caso, un documento de Amigos de la Tierra pide limitar su uso para no explotar en exceso tierras cultivables y forestales. Desde APPA Biomasa, Margarita de Gregorio califica de “completamente erróneo el enfoque, ya que la variedad de biomasas es inmensa y su explotación y aprovechamiento es muy diferente en los países del norte de Europa que en los del arco mediterráneo”.
Amigos de la Tierra pide limitar el uso de biomasa para energía

Quemando la tierra. ¿Cuánto suelo es necesario para abastecer con bioenergía las necesidades de Europa? Con este título, Amigos de la Tierra presenta un resumen de un informe elaborado para la ONG por el Institute for the Environment and Regional Development de la Vienna University of Economics and Business que fue presentado en marzo de este año. La principal conclusión del mismo es que “el consumo europeo de bioenergía está ejerciendo una presión insostenible y sin precedentes sobre los suelos y bosques de todo el planeta” y por lo tanto hay que limitarlo.

Según Amigos de la Tierra, “las políticas actuales de bioenergía no han tenido en cuenta el consumo de suelo requerido y los impactos colaterales, como el acaparamiento de tierras o la pérdida de biodiversidad”. “Que se generalice una información de este tipo nos parece una desfachatez, sobre todo si pensamos que en España solo se aprovecha un 35% de la biomasa forestal que crece cada año en los bosques y no toda se destina para bioenergía”, contesta Margarita de Gregorio, responsable de Biomasa y Geotermia en la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA).

Presión desproporcionada sobre la tierra fértil
Entre los cálculos realizados por el instituto de la universidad austríaca destaca que si se duplicara en 2030 el uso actual de la biomasa con fines energéticos (electricidad, calor y transporte), sería necesario emplear el terreno equivalente a las superficies de Suecia y Polonia para aportar cultivos y material forestal. “Nuestro apetito insaciable e insostenible de bioenergía, reforzado con los subsidios, objetivos vinculantes y diversas políticas europeas, solo exacerban la presión desproporcionada que ejerce Europa sobre los valiosos recursos de tierra fértil a escala planetaria”, añaden desde Amigos de la Tierra.

APPA Biocarburantes también ha querido salir al paso de estas conclusiones y remarcar que tanto el biodiésel como el etanol “utilizan sólo una pequeñísima parte de las tierras del mundo”. Recuerdan que según la FAO se abandonan cada año 500.000 hectáreas de tierras de cultivo en la UE y que los rendimientos de algunas tierras cultivadas, especialmente en Europa central y oriental, aún podrían doblarse y triplicarse. “Hay, por tanto, tierras más que suficientes para que los biocarburantes puedan crecer y coexistir con las necesidades alimentarias del planeta”, apostillan.

“Ya se aprovechan todo tipo de biomasas residuales”
Para Alodia Pérez, responsable del área de Recursos Naturales y Residuos de Amigos de la Tierra, “el uso de recursos naturales por parte de Europa ya es desmesurado, no podemos poner en marcha políticas y actuaciones que sigan este camino”. Por este motivo piden que el uso de la biomasa sea moderado y restringido, con el fin de garantizar que se empleen exclusivamente residuos forestales y agrarios que “garantizarían también la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero”. “En ningún caso se deben considerar biomasa los materiales primarios, es decir, cultivados o plantados expresamente para uso energético”, se afirma en el resumen presentado por Amigos de la Tierra.

De Gregorio recuerda que “ahora mismo ya se aprovechan todo tipo de biomasas residuales, no solo agrícolas y forestales, por lo que no entendemos esta postura, cuando además se ve como normal que plantes y mantengas árboles para producir papel o muebles”. “Somos los primeros –continua– en promover medidas que garanticen la sostenibilidad de la biomasa, porque no vale todo en cualquier parte, pero no admitimos las limitaciones que proponen algunos ecologistas o el borrador de directiva que intentó sacar adelante la Comisión Europea y que ha quedado parada”.   

Entre los puntos que Amigos de la Tierra propone a la Unión Europea para que los ponga en marcha está el de “asegurar un uso óptimo y eficiente de los recursos de biomasa para bioenergía, atendiendo al principio de ’uso en cascada’ (prioridad para el compost y la regeneración de suelos) e introducir criterios de sostenibilidad global, considerando los impactos sociales y ambientales, de manera que solo se fomente la bioenergía sostenible”.



Añadir un comentario
Francisco Marcos
De acuerdo con CarlosAFL y con De Gregorio. Un cordial saludo
@CarlosAFL
La nueva inquisición...aquí, como en el caso de los biocarburantes, les darán cancha, porque eso conviene a según que intereses económicos. Probablemente ellos piensan que no, pero se han convertido en los abanderados del "Business as usual".