biogás

Descentralizar la gestión de residuos y la producción de energía con miniplantas de biogás y biometano

0
Como tantas veces hemos advertido, el diseño y construcción de plantas de biogás y biometano en España está repleto de investigaciones a la par que de falta de medidas políticas para que estas den el salto y extensión comercial. La empresa española AGF está inmersa en un proceso de construcción de una instalación a pequeña escala que produzca ambos gases de forma comercial. “La primera impresión que ofrece este mercado es que está por despegar”, reconocen. Su planta, que estaba a punto de concluir su montaje e instalación, se ha visto frenada ahora por la situación creada por la pandemia de COVID-19.
Descentralizar la gestión de residuos y la producción de energía con miniplantas de biogás y biometano
Imagen cedida por AGF de la preparación del terreno donde se ubicará la futura miniplanta de biogás

Entre enero y marzo de este año AGF Procesos Biogás ha ido desgranando en su blog el proceso de diseño, montaje e instalación de lo que denominan MiniPlanta de Biogás (MPB). Dicho proceso se completa con el desarrollo de un planta de enriquecimiento de biogás a biometano (PE3BM10), “que combinada con la MPB dará el producto comercial MP2B”, señalan.

En la última entrada al blog afirmaban que la planta MP2B está a un setenta por ciento de su montaje y que “se espera poder enviarla a su ubicación final durante la segunda quincena de abril”. “Mientras tanto, en la parcela donde se va a llevar a cabo este proyecto se realizan las obras necesarias para poder recibir la planta. Se espera poder comenzar la puesta en marcha antes de finalizar abril”.

La situación actual de confinamiento provocado por la COVID-19 y el parón y ralentización de muchos procesos industriales hará que estas previsiones se alarguen un poco, según afirman desde AGF. “Nos ha afectado a la parte final del montaje, que la teníamos al setenta por ciento, y se complica aún más con el posterior transporte e instalación”, apostillan.

La miniplanta MPB puede ser reproducida siguiendo el mismo diseño
Desde AGF hablan de dos tipos de descentralización que ayudarían a replicar y rentabilizar estas miniplantas. Una sería la de la gestión de los residuos, lo que ahorraría en transporte y logística en general. La otra es la energética. “La primera impresión que ofrece este mercado es que está por despegar. Parece que no termina de desarrollarse en Europa la producción descentralizada de biogás a pesar de que hay varias empresas intentando este modelo de negocio en varios de los principales países europeos”, aseguran en AGF.

Añaden que “alguno de estos modelos son adaptaciones de diseños industriales a pequeña escala, mientras que otros son más arriesgados”. El diseño de MPB es el de un nuevo producto: “en la actualidad, los proyectos industriales obligan a un diseño individual y detallado, en el que cada proyecto requiere un gran esfuerzo de ingeniería. En cambio, la MPB se concibe como un producto, ya que puede ser reproducida siguiendo el mismo diseño, y aspirar a tener un amplio mercado con ligeras modificaciones”.

Preparadas para entre una y tres toneladas de residuos al día
Según el trabajo realizado por AGF, la planta industrial estaría preparada para  procesar entre una y tres toneladas de residuos al día. “Pequeños productores de residuos cuya gestión sea costosa, responsables de la gestión de basura orgánica en países desarrollados o en vías de desarrollo o consumidores de energía cara pueden obtener una rentabilidad económica y medioambiental de una instalación de estas características”, señalan.

Una de las claves para el éxito de estas miniplantas es que deben procesar esta entrada de residuos de forma estable y con un alto grado de automatización. Con respecto al añadido de la producción de metano, explican que “en aquellos casos en los que se asocia una planta de enriquecimiento en la instalación de biogás, de nuevo se trata de una adaptación a pequeña escala de un proceso industrial, por lo que es costoso”.

Objetivo principal: el pequeño productor de residuo orgánico industrial
En España hay varias iniciativas, en marcha o concluidas, de pequeñas plantas de biogás, incluso modulares, asociadas a industrias agro-alimentarias. En 2012, Plamgas, un proyecto liderado por la Universidad de León, permitió la instalación de una planta piloto en Mercagranada (Granada). Hace unos meses repasábamos muchas de estas iniciativas tras anunciar Enagas la adquisición del trece por ciento de SEaB Energy, que desarrolla y fabrica diversas plantads modulares y escalables de biogás.

Según AGF, “la inmensa mayoría de las plantas disponibles se centran en diseños para granjas, restos de grandes comedores o rechazos de supermercados, así como en el uso del biogás para la producción eléctrica. Un sustrato al que estas plantas parecen no estar siendo orientadas es al pequeño productor de residuo orgánico industrial o a la fracción orgánica del residuo doméstico”.

Biometano para vehículos y distribución a puntos cercanos
En cuanto a la novedad de incorporar el proceso de conversión de biogás en biometano, advierten que “esta planta de separación de gases no espera llegar a valores de concentración de biometano para su uso en la red de gas natural, sino para su uso vehicular o su distribución a un punto de consumo cercano. El proceso que se llevará a cabo es novedoso, y busca el punto de mayor separación de solubilidad entre los distintos gases a separar”.

“El diseño de la planta de enriquecimiento PE3BM10 se ha llevado a cabo buscando no superar un coste de inversión determinado, por lo que no se podía trabajar a presiones moderadas ni altas”, aseguran. Entre las características que definen a esta miniplanta de biogás y biometano está la de no contar con un grupo de cogeneración para producción eléctrica y dedicar así espacio e inversión al prototipo de planta de enriquecimiento a baja presión.

Añadir un comentario