biogás

Biogás y biomasa para hacer más eficientes a las pymes alimentarias

0
Las corrientes de residuos sólidos y aguas residuales de la industria agro-alimentaria aportan materias primas para producir energía. Sin embargo, la complejidad y coste de los procesos echa para atrás a muchas pymes. Esta barrera la intenta derribar el proyecto europeo TrustEE, que añade la eficiencia energética y otras renovables como la solar térmica para que las empresas cubran la demanda de calefacción de procesos industriales. Un primer paso es la creación de una plataforma digital que facilita el asesoramiento técnico y la financiación de proyectos.
Biogás y biomasa para hacer más eficientes a las pymes alimentarias
Investigadores de Ainia que participan en el proyecto europeo TrustEE del programa Horizonte 2020

En España, el centro tecnológico Ainia (acrónimo de Asociación de Investigación de la Industria Agroalimentaria) es uno de los más activos en ofrecer soluciones energéticamente más eficientes, limpias y rentables a la industria alimentaria. Este currículo le ha llevado a formar parte, junto a otros cinco socios europeos, del proyecto TrustEE del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea que incide en esa dirección.  

Conscientes de que las pymes del sector que afrontan el reto de obtener una financiación favorable para sus proyectos de eficiencia energética e implantación de renovables deben vencer una serie de obstáculos (acceso a créditos, cobertura de riesgos, altos costes tecnológicos…), desde TrustEE buscan cómo captar a proveedores y propietarios de estas tecnologías energéticas para que satisfagan la demanda de calefacción de procesos industriales.

Plataforma digital para asesorar en lo tecnológico y en lo económico
Ainia informa que para ello se ha creado una plataforma digital que “facilita el asesoramiento técnico y la financiación de proyectos de eficiencia energética o energías renovables de aquellas pymes de la industria alimentaria que apuesten por sustituir o compensar las fuentes de calor fósiles por otras renovables, como por ejemplo, la recuperación del calor residual, la energía solar térmica, el biogás y/o sistemas basados en la biomasa y las bombas de calor”.

De esta manera, tanto promotores como empresas usuarias evalúan técnica y económicamente sus proyectos “para conocer los costes de su implantación, así como el ahorro energético que les supondría en su factura”, añaden desde Ainia. En TrustEE calculan que “la eficiencia energética y las energías renovables juntas podrían suministrar el sesenta por ciento de la energía de calefacción de procesos industriales”.

309 industrias ya están interesadas
El mismo proyecto constata que el potencial de eficiencia energética supondría un ahorro en el consumo de energía final industrial de entre el ocho y el diez por ciento para 2050, con amortizaciones a los cinco años. Además, el potencial térmico de la solar térmica, el biogás y la biomasa cubriría la mitad de la energía total en la calefacción de proceso.

TrustEE es un complemento idóneo y puede aprovechar la información generada en otros proyectos europeos en los que ha estado implicado Ainia, como Biogas3. Uno de los resultado fue el interés despertado en 309 industrias agroalimentarias por desarrollar pequeñas plantas de biogás asociadas a su producción.

Junto a Ainia, participan en TrustEE el centro AEE- AEE-Institut für Nachhaltige Technologien y la empresa Reenag Holding, ambos de Austria; el Fraunhofer-Institut für Solare Energiesysteme de Alemania; el European Council for an Energy Efficient Economy y la Universidad de Évora de Portugal.

Añadir un comentario