bioenergía

El biometano obtenido a partir de residuos de maíz puede ser peor para el clima que los combustibles fósiles

1
Un nuevo análisis del Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT), que examina las posibles emisiones de Gases de Efecto Invernadero durante el ciclo de vida de todos los tipos de producción de hidrógeno en la UE, así como las del biometano, advierte sobre el bajo potencial de reducción de carbono cuando el biogás se obtiene a partir de maíz almacenado en silos. De hecho, advierte que este método puede emitir tanto o más CO2 que los combustibles fósiles.
El biometano obtenido a partir de residuos de maíz puede ser peor para el clima que los combustibles fósiles

El biometano obtenido a partir de residuos tiene, en general, una intensidad negativa de gases de efecto invernadero (GEI), de acuerdo con el informe, que analiza cuatro vías de obtención del gas: estiércol, lodos residuales, gas de vertedero y maíz almacenado en silos.

Respecto al biometano de estiércol, indica que su potencial de reducción de emisiones a lo largo del tiempo (la referencia que da es de 100 años) podría ser limitado si se producen fugas altas de metano durante el proceso de producción.

 En cambio, el biometano procedente de lodos residuales y de gas de vertedero, incluso después de tener en cuenta las incertidumbres, mantiene unas emisiones de GEI relativamente bajas.

El que sale peor parado de los cuatro métodos es el biometano producido a partir de maíz ensilado. En este caso, las emisiones de GEI se reducen solo un 30% en relación con el comparador fósil. Este bajo potencial de reducción de carbono se debe a las importantes emisiones derivadas de los cambios directos e indirectos en el uso de la tierra que conlleva el cultivo del maíz, según el estudio.

Teniendo en cuenta todo ello, el ICCT advierte que el biometano producido con maíz ensilado puede ser incluso peor para el clima que los combustibles fósiles. En cuanto al hidrógeno, su conclusión es que solo el producido a partir de electricidad renovable es realmente cero emisiones.

"El hidrógeno producido a partir de biometano procedente de lodos de aguas residuales, gas de vertedero o estiércol,  y el de gas natural más CCS (captura y almacenamiento de carbono), puede ofrecer importantes reducciones de gases de efecto invernadero, pero también es posible que tenga una intensidad de GEI similar o incluso superior a la de los combustibles fósiles", señalan sus autores.  Esto se debe a que la tasa de fuga de metano es potencialmente alta durante la producción del biogás, o durante la extracción y el transporte de gas natural.


El hidrógeno generado a partir de carbón más CAC y el que tiene como fuente la electricidad de la red eléctrica tienen las intensidades de GEI más altas de las ocho vías de obtención evaluadas en el trabajo.




Los colores del H2
"El hidrógeno procedente de la electricidad renovable es la única opción verdaderamente limpia", concluye Yuanrong Zhou, investigador del ICCT. "Esta forma de hidrógeno es la que menos emisiones de gases de efecto invernadero tiene a lo largo de todo su ciclo de vida, desde su producción hasta su uso, y la que menos riesgos presenta de todas las opciones que hemos probado".

Jochen Bard, director de la División de Tecnología de Procesos Energéticos del Fraunhofer IEE, añade: "No todo el hidrógeno es igual. Este nuevo análisis es otra prueba de que el hidrógeno producido a partir de combustibles fósiles con CAC no puede considerarse por defecto bajo en carbono. El único hidrógeno del que podemos estar seguros que contribuye a nuestros esfuerzos de descarbonización es el producido a partir de electricidad renovable". La Unión Europea, concluye, debe reconocerlo así, "y centrar todos sus esfuerzos en el desarrollo de un sector del hidrógeno verdaderamente limpio y ecológico que nos ayude a descarbonizar los sectores de la economía que no pueden ser electrificados."

Este nuevo trabajo del ICCT sigue a la publicación en agosto pasado del estudio How Green is Blue Hydrogen (¿Cómo de ecológico es el hidrógeno azul?) y que ha generado un gran debate sobre la inclusión del hidrógeno azul en los planes gubernamentales para lograr la neutralidad climática. 






Añadir un comentario
Alberto
Pepa, con todo mi cariño por tu impresionante labor al frente de ER, pero este artículo me deja bastante perplejo... no se sabe si se está hablando de fugas de metano, de balance neto en el proceso de producción del maíz ensilado... y por supuesto no se habla del potente sumidero de CO2 que supone un cultivo de maíz que puede llegar a las 20 toneladas de materia seca por hectárea... ¿están todas las granjas alemanas, francesas, italianas que emplean ensilado de maíz sólo o junto a los estiércoles de la explotación tan equivocadas como para lanzar este tipo de comentarios tan confusos? ¿No se dice nada del alto valor fertilizante de los digestatos que se obtienen tras el proceso de digestión, y que evitan los cientos de toneladas de fertilizantes químicos en los campos de cultivo? Tengo la sensación de que caemos un poco en esta nueva moda de culpar a los agricultores y ganaderos de todos los males relacionados con los GEI, y deberíamos recordar que en los picos del confinamiento, cuando se notaron las reducciones significativas de estos gases, las explotaciones agrícolas no \"apagaron\" a sus animales, ni dejaron de cultivar los campos, pero sí que se pararon las fábricas y dejaron de circular los automóviles.
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).