biocarburantes

WWF y UICN participan en los esquemas de certificación de biocarburantes aprobados por la CE

0
World Wide Fund For Nature (WWF), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Conservation International y Wetlands International son algunas de las ONG que participan en la definición y puesta en marcha de cuatro de los siete primeros esquemas de certificación de sostenibilidad de biocarburantes aprobados por la Comisión Europea (CE). Se espera que para el otoño se aprueben otros 18 más.
WWF y UICN participan en los esquemas de certificación de biocarburantes aprobados por la CE

En la elaboración de cuatro de los siete esquemas aprobados la pasada semana por la CE han participado diferentes ONG internacionales. Los tres restantes provienen directamente de la industria, y uno de ellos está desarrollado por la compañía española Abengoa. Una vez aprobados estos siete esquemas, tantos las empresas importadoras como las productoras de biocarburantes deberán acogerse a alguno de ellos para certificar su sostenibilidasd y cumplir con la directiva europea de energías renovables.

El esquema ISCC (International Sustainability and Carbon Certification) está desarrollado principalmente por empresas suministradoras de materias primas, y ha contado con la participación de organismos de investigación y WWF. En total, engloba a 55 miembros, cubre todo tipo de biomasas y biocarburantes y está respaldado por el Gobierno alemán. WWF también está implicado en dos esquemas que certifican la sostenibilidad para la producción de caña de azúcar en Brasil (Bonsucro) destinada a producir etanol y para la de soja en Argentina y Brasil  (RTRS EU RED –Roundtable for Responsible Soy–) para biodiésel. Además de la industria, en la última también participan Conservation International y The Nature Conservancy.

Abengoa, Greenergy y Bureau Veritas lideran los esquemas propuestos por la industria
Otro de los esquemas con representación de ONG es RSB EU RED (Roundtable on Sustainable Biofuels). Además de empresas implicadas en la cadena de suministro, el estándar cuenta igualmente con la colaboración de WWF y Conservation International, a los que se añaden la UICN, la Fundación de las Naciones Unidas y Wetlands International. Entre los esquemas promovidos por la industria está 2BSvs (Biomass Biofuels Sustainability voluntary scheme), desarrollado desde Francia por un consorcio de empresas liderado por Bureau Veritas y que cubre los biocarburantes en general, y el Greenergy Brazilian Bioethanol, desarrollado por la compañía Greenergy y aplicable al etanol de caña de azúcar producido en Brasil.

El último de los esquemas lleva marca española, ya que el RBSA (RED Bioenergy Sustainability Assurance) lo ha desarrollado Abengoa, uno de los principales productores mundiales de etanol. Según informan desde la compañía sevillana, “permite demostrar el cumplimiento de los requisitos de la Directiva con cualquier materia prima y proceso productivo, desde la producción agrícola hasta la comercialización del biocarburante, incluyendo los procesos de transformación industrial”. El estándar, añaden, “incorpora una metodología innovadora desarrollada por Abengoa, principalmente para el cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero, y el desarrollo de mapas sostenibles, con el objetivo de facilitar una implantación eficaz y rigurosa en las cadenas de suministro de estos novedosos requisitos de sostenibilidad”.

Además de los siete esquemas aprobados, la CE confirma que hay otros 18 más pendientes de evaluación definitiva. Algunos analistas estiman que todos recibirán la aprobación durante el próximo otoño. Cada uno de los esquemas se mantendrá vigente durante cinco años. Pasado este tiempo tendrán que pasar de nuevo una validación por parte de la CE.

Más información:
http://europa.eu/

Añadir un comentario