biocarburantes

ESTADOS UNIDOS

United Airlines comienza a utilizar biojet

0
La línea aérea United Airlines ha anunciado la primera utilización de biocombustible para aviación en los vuelos comerciales regulares. Según la empresa, el pasado viernes 11 el vuelo 708 Los Ángeles-San Francisco se propulsó con una mezcla del 30% de biocombustible y 70% del tradicional. La aerolínea sostiene que esta mezcla ayudará a reducir las emisiones de "efecto invernadero" en un 60% en comparación con el combustible tradicional.
United Airlines comienza a utilizar biojet

La aerolínea ha comenzado a utilizar el biocombustible en sus operaciones diarias en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, almacenándolo y proveyéndolo a las aeronaves de la misma manera que lo hace con el combustible tradicional. United ha informado que operará los vuelos entre Los Ángeles y San Francisco con el mencionado biojet, provisto por la firma AltAir, durante dos semanas, mientras que también integra este combustible en sus operaciones regulares en el aeropuerto.

El biojet procede de las refinerías de AltAir Fuels, en Los Ángeles, realizado con una tecnología desarrollada por Honeywell UOP, una de las empresas distribuidoras más importantes de la industria petrolera.

En 2013, AltAir y United Airlines anunciaron un acuerdo por un período de tres años por la compra de 57 millones de litros de biocombustible, basado en aceite de cocina reciclado y algas marinas.

Altair es el segundo productor de combustible de Estados Unidos que utiliza la tecnología de Honeywell UOP para producir combustibles renovables y el primero en producir combustible para aviones, uniéndose a Diamante Verde Diesel, que produce diesel renovable en el estado de Louisiana.

Según la vicepresidente y directora general de Energía Renovables y Productos Químicos de Honeywell UOP, "la producción de Altair y Diamante Verde Diesel demuestra que la visión de producir combustibles a partir de materias primas sostenibles ha dado el paso decisivo desde la demostración de la tecnología a la producción a escala comercial".

El anuncio se produce en un momento en que el interés en el uso de biocombustibles para reducir las emisiones de carbono en el sector del transporte está creciendo, aunque también tiene sus controversias. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su acrónimo en inglés) ya exige a las refinerías a mezclar una cierta cantidad de combustible renovable, principalmente el etanol a base de maíz, en su gasolina, y en noviembre pasado, decidió aumentar ese porcentaje, un movimiento que inspiró considerables críticas por parte de la industria del petróleo.

Añadir un comentario