biocarburantes

La glicerina del biodiésel, de co-producto a materia prima para biocarburantes

2
Neol Biosolutions (Neol), una unión al 50% entre Repsol y la división bioindustrial de Neuron Bio, acaba de anunciar que la Oficina de Patentes de Estados Unidos le ha concedido la patente para MicroBiOil-1, aceite obtenido a partir de la glicerina (un co-producto del biodiésel) que se puede convertir, entre otros usos industriales, en biocarburantes avanzados. Hace menos de un mes la Universidad de Michigan (Estados Unidos) anunció también el aprovechamiento de la glicerina en un proceso de fabricación de etanol que sustituye al metanol en la conversión de aceites vegetales en biodiésel.
La glicerina del biodiésel, de co-producto a materia prima para biocarburantes
Imagen de los trabajos con glicerol en la Universidad de Michigan. Foto: Kurt Stepnitz

A finales del pasado año Abengoa obtuvo la primera acreditación de ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) para realizar ensayos sobre glicerina en su planta de biodiésel de San Roque (Cádiz) para cuantificar algunos de los componentes que acompañan al glicerol, información clave para su transformación en productos de valor añadido. Ahora le toca el turno a Neol y su MicroBiOil-1. “Esta tecnología permite obtener aceites para uso industrial a partir de glicerina cruda mediante un procedimiento biotecnológico”, señalan desde Neol.

Los aceites resultantes del proceso se pueden usar para convertirlos en biocarburantes avanzados y también como materia prima dentro de la industria oleo-química. Desde Neol añaden que “esta tecnología, que ya se ha demostrado a escala semi-industrial, incrementa el rendimiento global de las plantas de biodiésel al convertir su principal co-producto, la glicerina cruda, en nuevo aceite, convirtiendo de esta forma un residuo en nueva materia prima”. Lo cierto es que en la gran mayoría de estas plantas ya se destina este residuo a su aprovechamiento en la industria cosmética y farmacéutica, aunque no en la propia de los biocarburantes.

Etanol en lugar de metanol para la transesterificación
En la actualidad Neol afirma encontrarse “en fase de comercialización de esta plataforma, promocionando la venta de licencias o las alianzas pertinentes para poder co-licenciar con un socio industrial”. Esta nueva línea se añade al desarrollo de bioprocesos y de tecnologías microbianas de la empresa (participada a partes iguales por Repsol y la división bioindustrial de Neuron Bio) para su aplicación industrial, especialmente en el sector energético y químico.

El pasado mes de mayo, la Universidad de Michigan anunció los resultados de un estudio de investigación en los que se va aún más allá en el aprovechamiento de la glicerina derivada del proceso de fabricación del biodiésel y de otros procesos industriales, donde llega a suponer un problema su tratamiento como residuo. En este caso se consigue extraer etanol del glicerol que, posteriormente, sirve para emplearlo en el proceso de transesterificación para fabricar biodiésel. De esta manera, no se usa metanol, un componente derivado de la industria petroquímica.

Añadir un comentario
@CarlosAFL
Andrés, el etanol puede utilizarse para producir biodiésel. Te recuerdo que bajo esta denominación caben tanto los FAME como los FAEE.
Andrés
Hay que diferenciar entre bioetanol y biodiesel. El bioetanol se produce en la transesterificación con etanol y es usado en los motores de gasolina, y luego esta el biodiesel que se produce de la transesterificación con metanol, el cual es usado en los motores diesel. En resumen, no se puede producir biodiesel a partir del etanol tal y como se dice en este artículo publicado, en todo caso se producirá bioetanol.