ahorro

Osram, nada menos que 100 años haciendo luz

0
Un día como hoy hace 100 años empezó la andadura de Osram en España. Poco antes, en 1906, se patentaba la marca en Berlín y comenzaba a escribirse la historia de una compañía que, a día de hoy, es la mayor empresa del mundo dedicada exclusivamente a la iluminación. Pero lo primero es lo primero: ¡feliz cumpleaños!
Osram, nada menos que 100 años haciendo luz
El Strand East Tower de Londres, iluminado por Osram

El director general de Osram España, Cristóbal Ripoll, era ayer un hombre feliz. No era para menos. Uno no cumple 100 años todos los días. Y la empresa que dirige los cumple precisamente hoy. Sin achaques, a pesar de la edad, y con un futuro luminoso por delante.

Junto a Alfonso Canorea, director comercial, y Antonio de Oliveira, director financiero, Ripoll fue desgranando ayer ante los periodistas los hitos que han marcado el devenir de Osram en España. Desde los inicios, con la fábrica de “lámparas de filamento metálico” cerca de las estaciones de Atocha y de las Delicias, en Madrid, hasta los retos que afronta la iluminación en el siglo XXI.

Todo ello está recogido en un libro, “Un siglo de luz” se titula, que verá la luz (valga la redundancia) en los próximos días. Y que forma parte de las actividades singulares que la empresa de origen alemán quiere llevar a cabo a lo largo de este año para celebrar su primer siglo de vida. Aunque de hecho, Osram está ya en España en 1908. Y la prensa de la época es testigo. Como testigo, la publicidad de entonces ya insistía en que sus lámparas podían ahorrar hasta un 75% “en el consumo de corriente”.

En este tiempo la empresa ha cambiado mucho. Tanto como las formas de iluminar. Y así lo recoge la evolución del logo que, en todo caso, ha sido fiel a la famosa bombilla. Ya no tiene los filamentos metálicos que se ponían incandescentes, ni el bulbo mira hacia abajo. Ahora el bulbo está arriba “porque trata de reflejar el símbolo de las ideas”.

Entre los hitos de Osram está el lanzamiento de lámparas para coches en 1930, o del tubo fluorescente en 1936. En 1954 lanza la lámpara XBO, que ha servido para que millones de personas en todo el mundo pudiéramos ver las películas en el cine, porque era la lámpara más utilizada en los clásicos proyectores. En los años ochenta Osram recibió dos Oscar de Hollywood por su contribución a la iluminación escénica.

Luego vendrían las lámparas halógenas y, aunque parezca que son de la semana pasada, ya en 1973 se montó la primera fábrica de producción de led en Regensburg (Alemania). En 1985 llegaría la lámpara fluorescente compacta Dulux con el balasto integrado, las famosas lámparas de bajo consumo. Y desde entonces siguen afrontando nuevos retos, “con nuestra promesa de marca: la innovación y la calidad”, apunta Cristóbal Ripoll.

La iluminación que viene
La historia de Osram es también la historia de la iluminación, que ha ganado en calidad, en especificidad (una iluminación para cada necesidad) y en eficiencia, porque la iluminación consigue sus propósitos consumiendo cada día menos energía.

“Desde nuestro punto de vista la tecnología led crecerá mucho en los próximos años, desde un mercado actual de 79.000 millones de euros hasta más de 110.000 en el año 2020. Al mismo tiempo que se irá reduciendo la presencia de la iluminación ecológica tradicional”.

Osram es proveedor de toda la cadena de valor añadido de la iluminación en general. Desde los semiconductores ópticos a la fabricación de lámparas de todo tipo, la ingeniería de iluminación y controles, luminarias, etc.

No en vano la empresa cuenta con más de 20.000 patentes en su cartera de propiedad intelectual. Y dedicó el 6,5% de sus ventas a I+D. En España no se encuentra ninguno de los diez laboratorios de investigación que tiene Osram, “pero sí se trabaja en desarrollo de productos para soluciones específicas que requieren determinados clientes”, explica Alfonso Canorea.

Añadir un comentario