ahorro

La factura electrónica ahorraría la tala de decenas de árboles y de emisiones en España

1
El uso de la factura electrónica permite reducir y limitar las emisiones de CO2 a la atmósfera y la contaminación, así como emplear la energía de manera mucho más eficiente. Lo afirma SERES, grupo especializado en soluciones de intercambio electrónico seguro de documentos, según la cual el papel y el cartón suponen alrededor del 90% de los residuos de una empresa.
La factura electrónica ahorraría la tala de decenas de árboles y de emisiones en España

SERES propone el uso de la factura electrónica como una de las soluciones orientadas a reducir el calentamiento global. En concreto, el grupo indica que “si cada millón de facturas en papel precisa de 10.000 kg de madera, al pasar al formato electrónico, ese millón de facturas evita la tala de 56 árboles. Esto es una contribución realmente importante a la salud del planeta”, de acuerdo con Alberto Redondo, director de Marketing para España y LATAM.



"El 90% de los residuos generados por las empresas vienen del alto uso del papel y el cartón", añaden desde la empresa "Si pensamos de forma individual una sola hoja claramente no significa nada, pero el uso de millones y millones en los procesos de facturación, causa un gran daño irreparable al planeta ya que contribuye al calentamiento global, a no reducir las emisiones de dióxido, a destruir el hábitat de numerosos  animales, insectos y plantas. Además de necesitar generar más energía para la producción de papel".


El intercambio electrónico de documentos también implica otros beneficios como la reducción de tiempo que se traduce en 335 años laborables y un ahorro económico que se sitúa en más de un millón de euros, según la firma.


En la actualidad solo es obligatorio el uso de factura electrónica en nuestro país en la relación B2G  según la Ley 25/2013 y en las relaciones B2B de los subcontratistas de la AAPP, obligatoriedad recogida en la Ley 9/2017. No obstante, gran parte del tejido empresarial español ha optado por implementar la factura electrónica en la relaciones B2B y B2C, además de la implantación obligatoria en las relaciones B2G, de acuerdo con SERES. En 2017, 156.656.072 facturas electrónicas fueron generadas en las relaciones B2G, B2B y B2C generando un ahorro medioambiental medido en 8.557 pinos, añaden.

El grupo SERES está especializado en servicios de intercambio electrónico seguro de documentos desde hace más de 30 años. Está l presente en Francia, España, Alemania, Portugal, México, Colombia, Ecuador, Argentina y Colombia y, a través de sus socios, en Canadá, EEUU, Reino Unido, Bélgica, Suiza, Italia, etc.



Añadir un comentario
Juan pedro
Ayudar a todo esto es posible con un software contable que tiene todo en la nube para organizar y evitar el papeleo, con Alegra deje de usar papel para las facturas y los procesos administrativos.