ahorro

La comercializadora pública Barcelona Energia hará balance neto con los autoconsumidores

1
Lo confirmó ayer el Ayuntamiento que preside Ada Colau, en el marco de la jornada «Comercialización pública de la energía: experiencias europeas e implicación de la ciudadanía». El acto, organizado por el propio consistorio barcelonés y Área Metropolitana de Barcelona (que agrupa a 36 municipios), ha contado con la presencia de delegados de, entre otros actores del sector, la cooperativa Efi-Duero Energy, en la que participan 200 municipios de España y Portugal, Our Power (Escocia) y la asociación europea Energy Cities. [En la imagen, Mercat de Santa Caterina, en Barcelona].
La comercializadora pública Barcelona Energia hará balance neto con los autoconsumidores

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó el pasado 31 de marzo (todos los grupos municipales votaron a favor menos el PP) la puesta en marcha de la comercializadora de energía eléctrica pública Barcelona Energia, que satisfará todo el consumo del Ayuntamiento a partir del verano de 2018, es decir, dentro de poco más de un mes, y que se abrirá a la ciudadanía a principios del año 2019 (el consistorio estima que podrá dar servicio en una primera fase a unos 20.000 hogares, cifra que corresponde al 20% del volumen de negocio que las empresas públicas pueden suministrar a particulares de acuerdo con la ley). Todos esos datos fueron hechos públicos a finales de marzo, cuando fue aprobada la creación de la nueva comercializadora, y fueron ratificados ayer por el concejal de Agua y Energía del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, en el marco de una jornada titulada «Comercialización pública de la energía: experiencias europeas e implicación de la ciudadanía».

Cambio de modelo
Durante el acto, Badia volvió a insistir en que tanto el Ayuntamiento como Área Metropolitana (en la que viven 3,2 millones de personas) están trabajando "por un cambio de modelo energético basado en el ahorro y la eficiencia; las energías renovables; la generación distribuida; la gestión de la demanda; la democratización de la energía y el empoderamiento de la ciudadanía; y en la lucha contra la pobreza energética". En ese marco de pensamiento, la constitución de Barcelona Energia, empresa comercializadora de electricidad, forma parte -informa el Ayuntamiento- del "cambio de paradigma", cambio en cuanto a la gestión desde los entes locales y cambio en cuanto a la prestación de un verdadero servicio público. Badia ha confirmado que Barcelona Energia comenzará a operar el próximo mes de julio, abasteciendo en un primer momento a la totalidad de equipamientos municipales de la capital, si bien "también se está estudiando la ampliación [de ese servicio] a los demás municipios del área metropolitana".

Segunda fase
El regidor de Presidencia y concejal de Agua y Energía ratificó también que "en una segunda fase, a partir de enero de 2019, el servicio se abrirá a la ciudadanía" y volvió a señalar un primer horizonte de 20.000 familias. Según Badia, "la nueva comercializadora tiene el objetivo de poner en valor el papel fundamental de las ciudades en la transición energética. Hemos creado una empresa 100% pública -ha dicho el concejal- que proporcionará energía verde y de proximidad, a la vez que ofrecerá servicios y la mejor tarifa a cada ciudadano. No tendremos ningún problema -ha añadido- en proponer una reducción de la potencia contratada o medidas personalizadas de ahorro y eficiencia, porque nuestro fin no será nunca buscar el beneficio económico, sino el bienestar y el empoderamiento de la ciudadanía".

Autoconsumo
Barcelona Energia ofrecerá diferentes tarifas, que se calcularán por tramos de consumo y per cápita, para formentar la eficiencia y "también pondrá en marcha -informa el Ayuntamiento- una tarifa solar para aquellos usuarios que tengan placas solares instaladas en su casa, haciendo un balance entre la energía generada y la consumida". La nueva empresa pública se propone, así, no solo fomentar que la ciudadanía genere energía sino que, además, quiere "garantizar a los barceloneses la compra de los excedentes, además de acompañarlos y asesorarlos en todo el proceso para optimizar tanto el ahorro como la eficiencia" de sus instalaciones de autoconsumo. Así mismo -anunció ayer Badia-, habrá también una tarifa variable en función del precio horario del mercado eléctrico, "así como una tarifa de representación para los autoconsumidores".

El Ayuntamiento que preside Ada Colau estima que el paso de todo el suministro eléctrico de la Adminsitración municipal a Barcelona Energia supondrá un ahorro de 500.000 euros. Barcelona Energia nace como una proveedora de servicios energéticos integrales, sobre la base de la empresa pública Tratamiento y Selección de Residuos SA (Tersa), que añadirá a su actividad actual de valorización energética de residuos la de comercialización de energía.

Añadir un comentario
internete
Hay un limite de mercado para las empresas publicas del 20%??? No existe tambien ese limite para cualquier compañia privada???