ahorro

El 86% de las medianas empresas paga un sobrecoste por su consumo energético

1
Esa es la conclusión a la que ha llegado la división española de la consultora multinacional Expense Reduction Analysts, que acaba de presentar un informe sobre el consumo energético de empresas de tamaño medio. La consultora ha analizado medio centenar de empresas que facturan entre 20 y 50 millones de euros y tienen un gasto en electricidad por encima de los 300.000 euros al año.
El 86% de las medianas empresas paga un sobrecoste por su consumo energético

Expense Reduction Analysts ha presentado hoy un estudio "en el que se comprueba cómo el 86% de las empresas analizadas tiene sobrecostes en sus facturas por consumo de energía, principalmente electricidad, pero también gas o combustibles". La consultora, especializada en reducción de costes, asegura que ha conseguido ahorrar "hasta un 20% en la cuenta de consumo energético de más de 50 empresas españolas". El perfil típico de las compañías que han sido analizadas es mediana empresa, con una facturación entre los 20 y los 50 millones de euros y un gasto en electricidad por encima de los 300.000 euros al año. La consultora señala que focaliza su trabajo "en la optimización de costes a través de la mejora de precios y el perfeccionamiento de procesos". 

Sin inversión o con recursos propios
Según Fernando Vázquez, analista en la categoría de energía de Expense Reduction Analysts, a través de una mejora en la eficiencia energética “se puede reducir el consumo y por tanto minorar los costes de energía, pero, para ello, en muchos casos, los clientes tendrían que realizar una inversión en nuevos equipos". Pues bien –añade Vázquez–, "en estos momentos, las empresas españolas no están en disposición de realizar estas inversiones por falta de financiación; y es por ello que, para mejorar la cuenta de resultados de la empresa, nos centramos en aquellos aspectos que no requieren inversión o se pueden abordar con los propios recursos de los clientes”.

La clave, muchas veces, en el contrato de suministro
Expense Reduction Analysts "analiza tanto las instalaciones, como el perfil de consumo de la empresa y sus condiciones de contratación energética, buscando adaptarse a las necesidades reales de cada negocio, a las fluctuaciones del mercado y al proveedor que mejor se ajuste al consumo de la empresa en cada circunstancia". En el caso concreto de la electricidad, donde –según la consultora– se obtiene el 75% de los ahorros de energía, "un primer aspecto a mejorar son las estructuras de precio de los proveedores y las condiciones de contratación de los suministros (que en gran parte de los casos difieren de las necesidades reales de la empresa)".

La consultora solo cobra si el cliente reduce sus costes
Según Expense Reduction Analysts, entre las más de 50 empresas que han sido analizadas, "la horquilla de reducción de costes en consumo energético varía entre el dos y el veinte por ciento y, como media, un 7% de ahorro". La consultora sólo cobra sus servicios al cliente si logra reducir los costes de la empresa y, en función de estos ahorros, se emite la factura. Vázquez explica, así, que su modelo de trabajo "es muy diferente al de otras asesorías energéticas que realizan una auditoría, presentan un informe y cobran por ello". Nosotros –concluye el analista–, "realizamos el estudio, pero sólo cobramos si el cliente implanta alguna de las recomendaciones realizadas y realmente se produce el ahorro. Los proyectos se implementan durante 24 meses en los que seguimos de cerca la evolución de la ejecución”.

Con denominación de origen
Expense Reduction Analysts es una empresa que fue fundada en 1992 en Reino Unido y que declara a día de hoy oficina en una treintena de países y más de 750 consultores en todo el mundo. La compañía, que inició su andadura en España en el año 1999, tiene en nuestro país cuatro delegaciones territoriales, con Madrid como sede central y se define como "una de las mayores consultoras de gestión y control de gastos no estratégicos del mundo, especializada en ofrecer soluciones de ahorro de costes a empresas medianas o grandes".

Más información
Expense Reduction Analysts

Añadir un comentario
Xavier Palacios
El hecho de cobrar en función de los ahorros no es tan bonito como lo "pintan". En la mayoría de los casos los ahorros no son verificados y certificados mediante métodos fiables, y las diferencias entre valores es aberrante. Se debe ahorrar manteniendo los parametros de confort necesarios. Por ejemplo: puedes ahorrar mucho en un alumbrado público dejando las calles a oscuras, y cobrar por el ahorro. Hay que aplicar siempre una medida y verificación de los ahorros conseguidos mediante métodos y protocolos reconocidos, como por ejemplo mediante el IPMVP-EVO. Por otra parte, hay que cerrar muy bien el acuerdo, ya que si tu propones medidas de ahorro a partir de realizar un estudio, y el cliente luego no quiere realizarlas, sales perdiendo de mucho; a no ser que tu estudio esté carecido de inversión de tiempo y dinero y por tanto solo tengas opción a quedarte igual o ganar. Cualquier estudio un poco aceptable conlleba días o meses de trabajo, equipos, etc... Cada vez hay más clientes que no quieren pagar en función del ahorro, sinó pagar por un buen asesoramiento y ver buenos resultados. Saludos y sean eficientes!