Jueves, 24 de abril de 2014
English America

Obtener Adobe Flash Player

Las primas renovables le cuestan al país menos que el gas natural

Antonio Barrero F. Martes, 15 de enero de 2013


El último informe de la Comisión Nacional de Energía (CNE) lo ha dejado muy claro. Las ayudas que reciben las energías renovables en España suponen mucho menos que el gasto que el país ha debido afrontar para abastecerse de gas en estos últimos once meses (ambos datos -prima renovable y gasto por importación de gas- se refieren a los once primeros meses de 2012 y son los últimos datos difundidos sobre ambos asuntos por la administración: en el primer caso la fuente es la CNE; en el segundo, la Agencia Tributaria).

Las primas renovables le cuestan al país menos que el gas natural

Todas las energías renovables juntas (todas las contempladas en el denominado régimen especial, o sea, la eólica, la termosolar, la fotovoltaica, la biomasa y la minihidráulica) han recibido en 2012, en los once primeros meses concretamente, 5.444 millones de euros (véase CNE, página 24). La cifra contrasta con los más de 8.850 millones de euros que ha enviado España al exterior para pagar sus importaciones de gas natural en el mismo período: enero-noviembre de 2012. El 99% del gas que quema España procede del extranjero (Argelia y Catar son nuestros principales suministradores).

Un régimen muy especial
Pero, aparte de esos 8.800 millones de euros que han volado allende las fronteras, el gas natural también cobra su correspondiente prima. Una prima que, en los once primeros meses del año 2012, y según datos de la propia Comisión Nacional de Energía, habría ascendido a unos 2.200 millones de euros. La prima la perciben las centrales de cogeneración que queman gas y las plantas de tratamiento de residuos que también queman gas (ambas están incluidas en el denominado régimen especial, junto a las renovables). Y ahí está la trampa: muchos medios de comunicación suman ambas partidas (5.750 y 2.200) y presentan el total como si todo fuera renovable, y no todas las instalaciones incluidas en el régimen especial -las que cobran prima- generan electricidad con energías renovables (léanse el sol, el agua o el viento). Ni mucho menos, porque en ese régimen también hay centrales térmicas de carbón, de fuel-gasóil, de gas de refinería y de gas natural (véase BOE, página 32.010).

Ayudas ocultas al gas
No es esa, sin embargo, la única ayuda que recibe el gas, porque resulta que la propia administración general del estado ha establecido a lo largo de los últimos años varias otras líneas de ayuda para las centrales térmicas que queman gas (y también para las que queman otros combustibles fósiles, por cierto). A saber: a lo largo de los dos últimos años, una de esas líneas –denominada "pagos por capacidad"– ha servido para que el fuel, el carbón y el gas se hayan levantado cerca de 3.000 millones de euros. El dato, muy difícil de concretar, es estimado. Ha sido obtenido a partir de varias fuentes: OMEL, CNE, Asociación de Productores de Energías Renovables (véase página 34).

Incentivos... por qué?
Pero no acaban ahí las ayudas al gas. Hay que sumar otra: los denominados "incentivos a la inversión", probablemente la más escandalosa de todas. El "incentivo a la inversión" es definido por la CNE como "un incentivo de largo plazo destinado a promover la construcción y puesta en servicio efectiva de nuevas instalaciones de generación a través de pagos que facilitarán a sus promotores la recuperación de los costes de inversión". Este incentivo "valía" hasta noviembre de 2011 veinte mil euros por megavatio y año... a pagar durante diez años. En ese momento, noviembre de 2011, su precio subió un 30% por orden del gobierno hasta los 26.000 (véase BOE, página 119540). Y, ahora, está en 23.400.

Un suministro la mar de garantizado
La idea matriz que subyace al establecimiento de esos pagos es "vamos a garantizar el suministro, pues no podemos disponer de energías renovables a demanda, dado su carácter variable". ¿Dónde está, pues, la trampa? Pues en que el sistema eléctrico nacional ya tiene potencia de respaldo (entendida esta por el gas, el carbón y la nuclear*) más que suficiente para evitar riesgos de suministro en caso de apagón súbito y simultáneo del sol y todos los vientos que en España son. Lo dice la propia CNE: "el operador del sistema [Red Eléctrica de España] considera que un escenario donde se asegure la garantía de suministro debe contar con un índice de cobertura no inferior a 1,1, o lo que es lo mismo, que presente más de un 10% de reserva de capacidad de cobertura de la punta de demanda prevista". Y eso sucede desde el año 2008.

Una hipoteca multimegavatio
O sea, que, desde el año 2008, Red Eléctrica de España, la Comisión Nacional de Energía y por ende el gobierno saben que contamos con un índice de cobertura superior a ese 1,1. Según la CNE, ha llegado al 1,6 (véase página 14). Bueno, pues a pesar de esa sabiduría, el gobierno ha decretado incrementos de ese "incentivo a la inversión" de hasta un 30%. Pongamos un ejemplo: el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, y el presidente de Endesa, Borja Prado, inauguraron el 30 de marzo de 2011 la central de ciclo combinado Besòs 5, que, según Endesa, "tiene una potencia de 859 MW y ha supuesto una inversión de 436 millones de euros". Pues bien, si multiplicamos 859 MW por 26.000 euros y por diez años, la cantidad obtenida supera los 220 millones de euros, es decir, más del 50% de la inversión que declara Endesa.

Paradojas
¿Conclusión? Los están pagándole a Endesa y compañía (Iberdrola, Gas Natural Fenosa...) más de la mitad de lo que cuesta levantar la central de ciclo combinado. Por lo demás, cada megavatio hora eléctrico generado en una central térmica de ciclo combinado de gas natural emite 0,37 toneladas de CO2, según datos de Red Eléctrica de España (REE). En el caso del carbón, ese factor de emisión es mucho mayor. Según REE, un megavatio hora generado en una central térmica de carbón emite 950 kilos de CO2, o sea, casi una tonelada por MWh (0,95 ton). O sea, que si ayer los consumidores pagaban a las renovables porque no contaminaban (y dícese ayer porque las primas fueron suprimidas hace ya un año)... hoy pagamos... al que contamina (el gas). Y lo hacemos con incentivos a la inversión que pretenden garantizar un suministro que ya sabemos todos (REE, CNE, gobierno) que está más que garantizado.

Casi 20.000 millones de euros
El próximo día hablaremos de otro coste regulado (establecido) por el gobierno: la distribución de electricidad, esa energía que consumimos hoy en menor cantidad que en 2008 (la crisis), electricidad sin embargo por cuya distribución estamos pagando hoy –porque así lo ha determinado el gobierno– más que en el susodicho año de 2008, el año en el que empezó a torcerse todo. ¿Beneficiarias en todo caso? Las cinco grandes distribuidoras que en España son, o sea, Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa (controlada por Gas Natural), Hidrocantábrico (controlada por EDP) y E.On, es decir, precisamente las propietarias de la inmensa mayoría de las centrales térmicas que queman gas natural en este país. ¿Precio de la distribución en los once primeros meses de 2012, según el último informe CNE? 4.303 millones de euros, precio superior al que cobraron en 2008 esas compañías aunque entonces, en 2008, distribuyeron más kilovatios que hogaño. En los últimos cuatro años, esas cinco compañías se han levantado así casi 20.000 millones de euros.

*Algunas tecnologías renovables también pueden dar respaldo. Los sistemas de almacenamiento de calor con los que cuentan muchas de las centrales termosolares españolas permiten, cada vez en mayor medida, prolongar la generación de electricidad en períodos sin insolación.

+ Añadir un comentario

Antonio Barrero F.

Francamente, Manolo, no sé de dónde sacas todos esos datos. Pero, en todo caso, vayamos por partes. Primero: ¿es cierto o no que España ha enviado al exterior en once meses 8.850 millones de euros por mor de las importaciones de gas? ¿Sí o no? Segundo: ¿es cierto o no que todas las primas de todas las renovables han supuesto en esos once meses 5.444 millones? ¿Sí o no? Tercero: las renovables no han generado 70.000 GWh eléctricos en 2012, tal y como tú dices. Han generado 88.649 GWh, que es lo que dice REE. Y, perdóname, por favor, pero me quedo con los datos del operador del sistema eléctrico nacional (REE) y no con los de Enagas, que es la patronal del gas. Y cuarto: en cuanto a la contabilidad (cuentas 1.600M€, por una parte; 2.800, por otra; 60 €/MWh...) me rindo, no sé ni por dónde empezar. Vamos, que necesitaría todo un artículo editorial para deshacer todos esos nudos, que, además, no sé muy bien cómo has ido atando. Gracias, en todo caso, por tus comentarios, que nos ayudan a seguir afinando. Un abrazo.



Manolo
Los 8.850 millones de euros es lo que han costado las importaciones de todo el gas que consume España, la mayor parte para uso industrial y doméstico, no para generar electricidad (los ciclos combinados, según enagas consumieron en 2012 unos 80 TWhde gas y el consumo nacional fue de unos 380 TWh, o sea, sólo un20% del gas, es decir, el gas para ciclos combinados sólo ha costado unos 1600 millones de euros. Si con las renovables hemos producido 70.000 GWh eléctricos hemos ahorrado, unos 2.800 millones de euros en gas, pero hemos cobrado las primas más el precio de mercado, esto es, los 5.750 más 70.000 gwh a 60 eur/MWh de mercado, supone en total más de 10.000 millones de euros. Para ahorrar unos 2.800 millones en importaciones de gas y derechos de CO2. Al final ahorramos el 28% de lo que facturamos?. Es mucho o poco?

Manolo
Pero si las renovables cuestan menos que el gas, por que a los ciclos combinados de gas les salen las cuentas a 60eur/MWh incluyendo los pagos por capacidad, el coste del CO2, los pejes de gas, impuestos, etc y a nosotros nos tienen que pagar entre 450 ( las primeras fv) i 120eur/MWh, o a 300 eur/MWh las termosolares o a 88eur/MWh las eolicas

Jordi
Mariano, no miré los comentarios que puso la gente, por que lo importante es que apareció esa noticia en la página principal (web), que al final lee mucha gente y se cree lo que se pone. Se va inculcando lenta pero inexorablemente la idea que las renovables son malas, caras, causantes de todos nuestros problemas, y estos periódicos nacionales son cómplices de toda esta mentira. No hablan para nada de carbón, no hablan como en este artículo lo que ha costado el gas natural, no hablan del ahorro que ha supuesto en emisiones, de la reducción en dependencia energética, de la contribución al empleo (al ser energías que producen más ocupación que las convencionales), del tejido industrial nacional que fomentan (y a largo plazo, innovación, competitividad e imagen para el país), etc, etc, etc. Desgraciadamente "Spain is different", como diría un escritor muy famoso...

Mariano Sanz
Jordi, ¿y no contesto nadie las falacias publicadas por el País? así nos va, siempre que podamos deberíamos desmontar las manipulaciones de UNESA, llamando a las radio, contestando en los periódicos, y VOTANDO a los partidos, que por lo menos vean más allá de 4 años.

RATO CONSULTING SLU
No será que como pais debemos dar cobertura de riesgo a los fondos soberanos árabes, además de devolverles el dinero y pagar intereses. Qué fondos de inversión sustentan a Iberdrola, Endesa, ...? Todo gobierno es rehen de todos lobbys, y ahora toca comprar gas natural, al precio que sea; que vuelvan los ciclos combinados, y se paralicen las renovables. Y el asunto de ahorro y eficiencia energética, cada cual que se las busque, porque no habrá apoyo institucional.

I.Maule
Espléndido análisis. Muchas gracias. todosobreenergia.com

Jordi
Antonio, contrasta esta noticia con la publicada en El País, de poder mediático superior, con claro interés de seguir culpando a las renovables del déficit tarifario...: http://economia.elpais.com/economia/2013/01/14/actualidad/1358166724_176026.html

ursula
a que estamos esperando para actuar

Luis
Y lo más cachondo, por la centésima parte de esos 6.000 u 8.000 millones de euros podrías tener una industria del biogás floreciente en España. Generando el mismo metano, a un precio sumamente competitivo, y de forma completamente renovable. Los incentivos a las energéticas tradicionales son escandalosos. La planificación que se hizo en su día, metiendo 2.000 MW termosolares a 30 c€, y 4.000 MW fotovoltaicos a 45 c€, para luego arrinconar al biogás o la biomasa, porque no eran energías especulativas, también fue escandalosa. El PSOE nos machacó y el PP nos remató

historico Creación: Viaintermedia, diseño y desarrollo web
Share |