termosolar

Protermosolar plantea subastar 200-300 MW termosolares al año hasta 2025

1
El presidente de Protermosolar, Luis Crespo, cre que "sería bueno" que se vayan haciendo plantas termosolares en España a un ritmo anual de 200-300 MW de aquí a 2025" a fin de estar preparados tecnológicamente" para cuando se "apague el carbón" y a partir de ese año hacer subastas mayores. En declaraciones a Energías Renovables, Crespo recuerda que el coste de esta tecnología ya es más bajo que el de los ciclos combinados en países como Dubai, Australia y Chile, y seguirá bajando. Para España, la Asociación prevé un coste por debajo de los 55 euros el MWh para 2030.

Protermosolar plantea subastar 200-300 MW termosolares al año hasta 2025

En España hay actualmente 2.300 MW termosolares, pero desde 2013 no se construye ninguna planta nueva. Esto no es óbice para que las empresas españolas estén teniendo una participación muy importante en la mayoría de las centrales que se han construido en todo el mundo. Centrales en China emplean componentes suministrados por Rioglass, Suaval, Refractaris, entre otras, e ingenierías y empresas EPCistas como Abengoa, Aries o Empresarios Agrupados. En las de Suráfrica tienen una participación muy importante Cobra, Abengoa, Acciona, Sener y TSK, mientras que Sener ha sido la encargada de la construcción de los subsistemas solares de las nuevas centrales cilindro parabólicas y de torres de Marruecos.

Luis Crespo, que está al frente de la Asociación Española para la Promoción de la Industria Termosolar (Protermosolar), considera, no obstante, que "aunque no sea imprescindible, sería bueno que el desarrollo tecnológico se haga también aquí, y así estar preparados para cuando haya que ir sustituyendo las centrales de carbón y las plantas nucleares. Con esta finalidad, Crespo defiende que se subasten entre 200 y 300 MW termosolares anuales de aquí a 2025. Y a partir de esa fecha se celebren subastas mayores.

En cuanto a la información publicada ayer por El Confidencial indicando que el Plan de Energía y Clima prevé  5.000 MW nuevos para esta tecnología, Crespo señala que lo único que pude confirmar es que la termsolar "sale en la foto", pero nadie le ha comunicado la cifra exacta. "Hasta que no lo vea no acabaré de creérmelo", añade, si bien dice que, de confirmarse, "5.000 MW me parece una buena noticia".



Fotovoltaica de día, termosolar de noche

En junio pasado, Protermosolar presentó el informe "Transición del sector electrico. Horizonte 2030" –que acaba de actualizar– en el que afirma que no será posible la posible la transición energética sin una contribución significativa de las centrales termosolares. "Con una flota de generación con la misma potencia renovable que la del Comité de Expertos pero repartiendo la potencia solar entre fotovoltaica y termosolar, se podría abastecer la demanda en 2030 a todas las horas del año, sin centrales de carbón ni nucleares, con emisiones inferiores y con una menor flota de ciclos combinados que aportarían al año tan solo el 3% de la electricidad".

Crespo explica que esto se lograría gracias a la complementariedad entre la tecnología fotovoltaica y la termosolar con almacenamiento: "La combinación entre ambas tecnologías, en la que la FV suministraría electricidad durante el día y la termosolar ayudaría a esta en las últimas horas diurnas y generaría electricidad durante toda la noche, desplazaría la necesidad de respaldo con gas natural, reduciendo emisiones y a un precio medio imbatible por cualquier otra tecnología convencional o renovable".

Además, hay una marcada tendencia de reducción del coste de la tecnología termosolar.  Las estimaciones de la Asociación son que para 2030, teniendo en cuenta los costes de generación de los años anteriores, generar un MWh con esta tecnología en España estará por debajo de 55 euros. Para la eólica, Protermosolar estima un coste de 40 € el MWh y de 35 € el MWh para la fotovoltaica en esa misma fecha.

 Crespo defiende también la contribución de las centrales termosolares a la economía española y a la creación de empleo. "Construir 1,77 GW al año genera permitiría generar 88.500 empleos en la fase de contrucción; y en la de operación, 1.770 empleos directos adicionales también anuales. Así, a partir de 2030 habría 20.000 empleos permanentes", subraya.

Ventajas de contar con la termosolar
Estas son las principales conclusiones recogidas en el informe "Transición del sector eléctrico. Horizonte 2030" presentado hace seis meses por Protemorsolar y que la asociación acaba de actualizar con los datos de 2018:

• Con los 106 GW de potencia total renovable (cifra de referencia, coincidente con la Comisión de Expertos del gobierno anterior) el informe demuestra que habría unidades de generación a cada hora del año 2030 para satisfacer la demanda, sin necesidad de nucleares ni de térmicas de carbón y con una potencia de respaldo de poco más de 15 GW de ciclos combinados, bastante inferior a la potencia actualmente instalada.


• Si además, como se recomienda en el informe, la potencia solar se repartiera con cierto equilibrio entre FV y termosolar (en el informe se consideran 25 GW FV y 20 GW termosolar a 2030) con un funcionamiento complementario entre las dos (la termosolar solo operaría a partir de las últimas horas de la tarde) la aportación del gas en dicho año sería inferior al 3%. Reducir la potencia termosolar en 2030 implicaría una mayor contribución del gas como respaldo de la FV a partir de las últimas horas de la tarde. Dado que los costes de las nuevas termosolares serán más competitivas que los ciclos en los próximos años (por el coste de gas y de las emisiones), la contribución de la termosolar tendría incluso un efecto positivo en la reducción de precios en dicho horizonte.


• La contribución de las renovables a la generación eléctrica sería del 84% en 2030, lo que permitiría poder alcanzar el objetivo del 35% de renovables en el consumo de energía final en 2030.


• Esas conclusiones quedarían incluso reforzadas si se tuvieran en cuenta grados adicionales de libertad, no considerados en el informe, como el uso de contratos de interrumpibilidad (que podrían usarse, además de como seguridad, con el objetivo de descarbonización ordenando su uso cuando hiciera falta un alto nivel de respaldo de los ciclos), la gestión de la hidráulica con perspectiva estacional para la reducción de emisiones, así como los importantes impactos esperados de la gestión proactiva de la demanda.

Otros beneficios adicionales
• Las centrales con almacenamiento pueden ofrecer al sistema la captación de los vertidos (incluidas las eventuales exportaciones a precio cero o muy pequeño) de las renovables no gestionables, convirtiéndolos en calor para luego producir electricidad con un 40% de rendimiento global. Aunque el rendimiento es menor que en los bombeos (70%) las inversiones adicionales para dar ese servicio serían muy pequeñas.


• Ayudarían a suavizar las tensiones del sistema que se producirían en las últimas horas de la tarde, cuando se “apagara” toda la potencia FV que estuviera conectada al sistema. Con niveles de potencia FV instalada similar a los de la demanda ese problema sería muy delicado.
 
• Permitirían un factor de utilización muy elevado de las nuevas infraestructuras de transporte necesarias ante el desplazamiento de la generación al sur de España que llevaría consigo un gran despliegue de FV a corto plazo. Con la utilización conjunta por parte de FV y termosolar de las nuevas infraestructuras en horarios diferentes se aprovecharían de forma más eficiente.  

Reparto de tecnologías y costes según las estimaciones de Protemorsolar







 


 

Añadir un comentario
Miguel
A mí, los cálculos me dan que el bombeo tiene ventaja sobre el almacenamiento en sales. Tanto por rendimiento, capacidad de almacenamiento, duración del almacenamiento, flexibilidad y costes.