termosolar

Estados Unidos proyecta una termosolar de 110 MW

0
El promotor SolarReserve ha anunciado hoy que ya ha cerrado la financiación para la central solar termoeléctrica de 110 megavatios (MW) Crescent Dunes Solar Energy Project. La central será construida cerca de Tonopah, Nevada. Crescent Dunes, que utilizará tecnología estadounidense, será la central solar termoeléctrica de torre con almacenamiento más grande del mundo. Como parte de la financiación del proyecto, SolarReserve ha incorporado como inversionistas a ACS Cobra y al Banco Santander.
Estados Unidos proyecta una termosolar de 110 MW

“El proyecto Crescent Dunes será un escaparate de la tecnología estadounidense en centrales solares termoeléctricas, la tecnología más avanzada del mundo”. Son las palabras con las que el consejero delegado de SolarReserve, Kevin Smith, ha anunciado hoy el mega proyecto que su compañía está a punto de emprender. "El apoyo del Departamento de Energía y de nuestros inversores ha sido vital para que este proyecto emblemático se materialice, creando puestos de trabajo y proporcionando una plataforma para la exportación de esta tecnología líder en energía solar termoeléctrica al mercado internacional. Además, hemos recibido la primordial cooperación del estado de Nevada y el gobierno federal, así como un gran apoyo por parte del condado de Nye y la ciudad de Tonopah", ha añadido Smith.

En suelo, público
El proyecto está siendo construido en terrenos federales administrados por la Oficina de Gestión de Territorio. En noviembre de 2010, el secretario del Interior, Salazar, otorgó el derecho de uso del suelo durante treinta años así como la licencia de obras para el proyecto. SolarReserve prevé crear más de 600 empleos directos en la zona del proyecto a lo largo de los 30 meses de construcción, y más de 4.300 empleos indirectos e inducidos por parte de empresas estadounidenses que proporcionarán servicios de ingeniería, suministro de equipos y manufactura, transporte y otros servicios de valor añadido. Según fuentes del promotor estadounidense, los pedidos y trabajos ya están en proceso en más de veinte estados de todo el país.

El 90% de los puestos de trabajo, al paisanaje
Según cálculos difundidos por SolarReserve, durante la operación, el proyecto invertirá más de 10 millones de dólares al año entre salarios y costes operativos, y se prevé generar unos ingresos fiscales totales de 47 millones de dólares durante los primeros 10 años de actividad. Además, y en virtud de un acuerdo pionero de desarrollo con el condado de Nye, SolarReserve se ha comprometido a otorgar el 90% de los trabajos de construcción a los residentes de Nevada, utilizando tanto empresas subcontratistas sindicadas como no sindicadas.

ACS y Banco de Santander, presentes
Como parte de la financiación del proyecto, SolarReserve ha incorporado como inversionistas en el proyecto a ACS Cobra, líder mundial en ingeniería y construcción de plantas de energía e instalaciones termosolares; así como al Banco Santander, líder mundial en servicios financieros y de banca. El proyecto también cuenta con 737 millones de dólares de deuda con la garantía de préstamo del Departamento de Energía de EE.UU. La filial de ACS Cobra con sede en Nevada, Cobra Termosolar Plantas Inc., actuará como contratista general y contará con subcontratistas regionales y de Nevada para realizar el trabajo.

Según el director general de ACS Cobra, José Alfonso Nebrera García, "la tecnología de torre de sales fundidas de SolarReserve va a cambiar la manera que tiene el mundo de entender la energía termosolar, y estamos muy contentos de ayudar a implantar esta importante tecnología en Nevada". Por su parte, el vicepresidente de Santander en los Estados Unidos, Ignacio Hens Ruiz, ha señalado que "Santander tiene una amplia experiencia como prestamista en proyectos de energía solar concentrada. Estamos satisfechos de participar como socios en este emocionante proyecto".

Tecnología made in USA, según SolarReserve
Según SolarReserve, la tecnología de almacenamiento de energía ha sido desarrollada por Pratt & Whitney Rocketdyne, una subsidiaria de United Technologies Corporation. La promotora norteamericana calcula que el proyecto generará más de 500.000 MWh al año, lo que supone –siempre según SolarReserve– "casi el doble que otras tecnologías solares termoeléctricas por cada MW de capacidad", o, lo que es lo mismo, "suficiente como para abastecer a 75.000 hogares durante los mayores períodos de consumo de electricidad".

Dos años durará la obra
La construcción comenzó a principios de septiembre y el proyecto se espera inicie operaciones a finales de 2013. La principal compañía eléctrica de Nevada, NV Energy, comprará el 100% de la electricidad generada, en virtud de un contrato de venta por 25 años. SolarReserve, empresa con sede en California, se define como una "compañía promotora de proyectos de energía solar a gran escala en todo el mundo, licenciataria mundial, en exclusiva, de la tecnología de torre con almacenamiento de sales fundidas desarrollada por Pratt & Whitney Rocketdyne, subsidiaria de United Technologies Corporation (UTC)".

Desde los años 90
Según SolarReserve, la tecnología de energía solar de concentración en torre con sales fundidas desarrollada por UTC "fue demostrada exitosamente a finales de la década de los noventa" en California mediante un proyecto piloto patrocinado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos. El proyecto piloto de 10 MW utilizó un receptor de sales fundidas diseñado, fabricado y ensamblado por Rocketdyne, ahora parte de United Technologies Corporation.

Más información
www.SolarReserve.com

Añadir un comentario