termosolar

Un año en blanco para la termosolar en Europa

0
El consorcio independiente EurObserv´ER pone datos a la situación de la energía solar termoeléctrica en la Unión Europea: en 2014, esta tecnología no sumó ningún megavatio y sigue estacionada en los 2.311,5. El parón en España impuesto por el Gobierno a las renovables es el principal responsable de esta situación de impasse.
Un año en blanco para la termosolar en Europa

De acuerdo con el último informe de EurObserv’ER sobre el conjunto de las renovables en Europa, en 2014 había 608,1 MW termosolares en fase de desarrollo en los países de la Unión Europea, pero buena parte de ellos siguen pendientes de autorizaciones o de la creación de sistemas de incentivos suficientemente rentables.


En Europa, España es hasta ahora el único país que ha desarrollado una cadena de producción comercial de energía termosolar. Sin embargo, en 2014 no añadió nueva potencia, y la situación podría cambiar muy poco en los años que restan hasta 2020, según EurObserv´ER. 



El analista añade que pese a que un informe del departamento de Planificación del Ministerio de Industria, de febrero de 2015, preveía que en 2020 habría 211 MW nuevos de solar termoeléctrica, desarrollados a partir del nuevo sistema de subastas, todavía no se ha dado ningún paso en esta dirección por lo que en España esta tecnología está “prácticamente paralizada” y lejos de los objetivos fijados en el Plan de Acción Nacional. EurObserv´ER destaca, asimismo, que las últimas plantas encargadas en España corresponden al año 2013, y que la producción de electricidad aportada por las 50 plantas operativas llegó a los 5.455 GWh en 2014, lo que supone un incremento del 14,4% con respecto al año anterior.



Los datos de Protermosolar, la asociación española del sector, indican que las 50 centrales operativas en nuestro país tuvieron en 2015 una producción de  5.113 GWh; algo menor, por tanto, que en 2014.


La esperanza viene de Italia

Al igual que España, Italia no conectó ninguna termosolar en 2014, si bien pronto podría empezar a hacerlo ya que dos proyectos han recibido ya el visto bueno y han entrado en la recta final de su proceso de autorización. En total, hay 12 proyectos pendientes de desarrollo, con una potencia conjunta de 280 MW. Los dos autorizados son Solecaldo MF Energía, con tecnología Fresnel y de 41 MW, capaz de producir 116 GWh de electricidad al año, cuya entrada en operación está prevista para diciembre de 2016; y el proyecto Bilancia 1, de Trinacria Solar Power. Se trata también de una central de tecnología Fresnel, en su caso de 4 MW, que previsiblemente empezará a operara el próximo mes de septiembre.

Entre los proyectos más importantes, destacan las tres centrales cilíndrico-parabólicas que se ubicarán en Cerdeña:  Flumini Mannu (55 MW), Fanadiga Gonnos (55 MW) y San QuiRico (10,8 MW). También se puede citar el proyecto de la planta de torre Mazara, promovida por Abengoa en Sicilia (50 MW), y la central de colectores cilindro parabólicos de Banzi (50 MW), ubicada en el sur de Italia en el región de Basilicata.


De acuerdo con la información de EurObserv´ER, en total hay 17 proyectos de centrales termosolares en Italia (1 en la región de Basilicata, 3 en Cerdeña y 13 en Sicilia). En conjunto, representan una capacidad total de 361,3 MW y una generación de 1.080 GWh. La inversión en estos proyectos e estima en 1,2 millones de euros.


En Francia, la situación está resultando difícil de desbloquear. Los dos primeros proyectos aprobados en la primera licitación (CRE 1) de 2012, cuya entrada en actividad estaba programada para 2015, se han retrasado. Y el gobierno no incluyo la termosolar en la tercera licitación solar para plantas mayores de 250 kW de noviembre de 2014.


Previsiones para 2020
Los planes de acción nacionales de energías renovables para 2020 prevén 7.044 MW de energía termosolar instalados y operativos en esa fecha en la UE, potencia equivalente a una producción de 7 a 20 TWh. Sin embargo, los países del Mediterráneo ya no parecen capaces de asumir sólos las inversiones del sector solar termodinámica.

Estela, la asociación de la electricidad termosolar europea, estima que para que la UE mantenga su liderazgo tecnológico en el mundo, tendría que instalar al menos 250 MW termosolares cada año. Una cifra, añade Estela, coherente con las estimaciones de la AIE, que  cifra en 15 GW la potencia instalada en 2030 en Europa de esta tecnología.


El desarrollo de infraestructuras de conexión eléctrica entre los países del sur de Europa y el norte, ayudaría a hacer realidad estas previsiones. La tecnología termosolar, con su capacidad de almacenar energía, encaja perfectamente en el contexto del mercado único de la electricidad, aduce Estela, y podría convertirse, a su vez, en vector de crecimiento de la Unión de la Energía.

Añadir un comentario