solar térmica

Solo el 59% de las instalaciones solares térmicas de Barcelona funciona "de forma aceptable"

1
Enero de 2013: el Ayuntamiento de Barcelona impulsa las Jornadas de Reflexión Solar, que son coordinadas por la Agència d’Energia de Barcelona. ¿Objetivo? Hacer balance de los doce años de aplicación de su emblemática Ordenanza Solar Térmica y señalar las líneas de futuro, esas que habrán de vertebrar el Plan de Autosuficiencia Energética del que quiere dotarse la capital de Cataluña. Septiembre de 2014: tras más de un año y medio de encuentros y estudios, los protagonistas de esas Jornadas presentarán los resultados de su trabajo (el 59% del titular es uno de ellos) y, además, un Plan de Acción específico en materia de solar térmica para la ciudad de Barcelona. Aiguasol Enginyeria, partícipe activo en esas reflexiones, nos adelanta en exclusiva algunas claves de ese proceso y, asimismo, de UrbanSol+, un proyecto internacional enmarcado en el programa Intelligent Energy Europe cuyo objetivo es la promoción del uso de la energía solar térmica en grandes rehabilitaciones y zonas urbanas protegidas.
Solo el 59% de las instalaciones solares térmicas de Barcelona funciona "de forma aceptable"

El Ayuntamiento de Barcelona lanzó en enero de 2013 un proceso de reflexión sobre la energía solar térmica y sobre su papel futuro en el plan de autosuficiencia energética de la ciudad. El motor de este proceso han sido las Jornadas de Reflexión Solar. El objetivo de estas ha sido partir del diagnóstico de los doce años de Ordenanza Solar Térmica (OST) en la ciudad de Barcelona para "identificar las principales barreras y oportunidades de esta tecnología con el fin de reimpulsarla como solución de generación renovable en los edificios que contribuya a reducir el consumo de energías primarias convencionales".

Doce años después
El primer anexo sobre Captación Solar Térmica de la Ordenanza General de Medio Ambiente Urbano de Barcelona, también conocido como Ordenanza Solar (OST), fue aprobado en julio de 1999 y entró en vigor en agosto de 2000, un año después de su publicación, debido a una moratoria que se acordó entre el Ayuntamiento y el resto de actores implicados en su aplicación. En el momento de la entrada en vigor de la ordenanza solar, la superficie solar térmica instalada en la ciudad era de 1.650 metros cuadrados, promovidos en su mayoría por la administración pública. A finales de 2012, había registrados casi 90.000 metros cuadrados.

Cinco mesas para las jornadas
Las Jornadas se han realizado a través de cinco mesas de trabajo con enfoque técnico que han sido coordinadas por la Agència d’Energia de Barcelona. Son estas: Mesa Transversal de Diseño y Ejecución; Mesa Transversal de Gestión y Explotación; Mesa del Sector Alojamiento; Mesa del Sector Centros Deportivos; y Mesa del Sector Socio-Sanitario. En ellas han trabajado 60 profesionales de empresas y organismos, asociaciones y gremios, diseñadores y ciudadanos, es decir, los principales actores implicados en el desarrollo de las energías renovables. Los participantes en las mesas de trabajo han tenido un rol fundamental
- en la definición de los retos que debe afrontar la solar térmica,
- en la identificación de los factores clave para cumplirlos y
- en la definición de las futuras líneas estratégicas de actuación.

El proceso de reflexión se ha desarrollado en tres fases:
- diagnosis del contexto actual,
- definición de oportunidades y retos, y
- propuesta de medidas estratégicas.

Las normas que obligan
Barcelona disfruta de aproximadamente 2.500 horas de sol y de una irradiación solar de 1.250 kilovatios hora por metro cuadrado y año. La obligatoriedad de la energía solar térmica en Barcelona está regulada por la "Exigencia básica de ahorro de energía HE 4: Contribución solar mínima de agua caliente sanitaria" (HE 4), el "Decreto 21/2006 por el cual se regula la adopción de criterios ambientales y de ecoeficiencia en los edificios" (DECO) y la "Ordenança general del medi ambient urbà de Barcelona. Títol 8: Energia Solar" (OSB), que obligan a cubrir un porcentaje de la demanda de agua caliente sanitaria (ACS) en los edificios de nueva construcción.

Solo un 59% de las instalaciones funciona "de forma aceptable"
El impacto de la Ordenanza Solar (2000) se ha calculado en un registro de 88.755 metros cuadrados de superficie de captación a finales de 2012, de los cuales un 60% está instalado en edificios de vivienda. Según los resultados de una muestra de 116 instalaciones auditadas, solo un 59% funciona de forma aceptable, mientras entre un 13% y un 50% (según usos diferentes) se encuentra fuera de servicio. En la mayoría de los casos se han detectado defectos en la regulación, diseño y operación de los sistemas, y una falta de sistemas de gestión energética.

Evolución instalaciones solares térmicas en Barcelona

Siete líneas de actuación
Otro aspecto es la falta de conocimiento de los beneficios de las energías renovables y la desconfianza hacia la energía solar térmica, detectadas gracias a las encuestas efectuadas durante el proceso de definición de oportunidades y retos. Durante esta fase, se ha realizado también el análisis de los aspectos económicos que condicionan la decisión de implantar solar térmica (viabilidad económica y financiación) y las alternativas técnicas a la solar térmica y los nuevos mercados para su desarrollo. El resultado de este proceso ha sido la elaboración de siete líneas de actuación:
- informar a la ciudadanía, el empresariado y las asociaciones sobre los beneficios de la energía solar térmica;
- formar a los profesionales, directivos y responsables de gestión de edificios en materia de energía solar térmica;
- revisar el marco reglamentario municipal;
- promover y definir buenas prácticas para orientar las futuras instalaciones;
- normalizar el seguimiento (control, monitorización, inspección, auditoría) de las instalaciones solares térmicas;
- rehabilitar y/o reaprovechar instalaciones solares térmicas infrautilizadas; e
- impulsar la instalación de nuevas instalaciones solares térmicas.

UrbanSolPlus
Entre las líneas de actuación consensuadas destaca la potencialidad que tienen los edificios existentes para aumentar la superficie instalada de solar térmica. Este aspecto necesita la implementación de una regulación específica a nivel normativo y un proceso de información para ciudadanos, empresas y asociaciones sobre los beneficios de esta tecnología, actualmente vista únicamente como obligación. La promoción de la instalación de solar térmica en renovación de edificios es el objetivo principal del proyecto europeo UrbanSolPlus, que ha tenido un rol importante en la planificación del contenido y de los objetivos de las Jornadas de Reflexión Solar. El próximo mes de septiembre se prevé la realización de una sesión final de presentación de los resultados de las actividades de las mesas de trabajo, coordinadas por la Agència d’Energia de Barcelona. Y a ello seguirá la publicación de un Plan de Acción específico para la ciudad de Barcelona.

Más información
Documentos del proceso de reflexión

Añadir un comentario
Lucia
¿Pero como es posible que solo un 59% funcionen de forma aceptable? no lo puedo entender; Se hace una inversión importante que para que pueda amortizarse correctamente debe estar funcionando... y solo un 59% de estas instalaciones lo hacen "de forma aceptable". ¿Como es posible? solo se me ocurre que se haya realizado una instalación ineficiente.. La solar térmica es una energía de futuro y todos deberíamos apostar por ella :(