solar térmica

Solar térmica en España: un pasito "palante" y otro "patrás"

0
A lo largo de 2015 se han instalado en España un total de 169 MWth (241.165 M2) de solar térmica, lo cual implica un retroceso del 5,5% respecto del año anterior. El total acumulado se sitúa en 2,59 GWth de potencia y en casi 3,7 millones de M2 instalados y en operación. Son algunos de los datos ofrecidos por la  Asociación Solaar de la Industria Térmica (ASIT), que representa al 90% de las empresas del sector, en su último informe sobre la situación de esta tecnología.
Solar térmica en España: un pasito "palante" y otro "patrás"

ASIT señala que la caída de actividad detectada en 2015 está directamente relacionada con el descenso de actividad registrada, a su vez, en los dos principales segmentos de la solar térmica: la nueva vivienda construida y regulada a través del Código Técnico de la Edificación (CTE) y los programas de apoyo de las CCAA.

En el primer caso, la caída de actividad se estima en torno al 5% en la “vivienda finalizada” (datos hasta noviembre de 2015). En cuanto a los programas de apoyo de las CCAA, el mayor freno se debe a la finalización, el pasado mes de junio, del programa Prosol en Andalucía –la región más activa en solar térmica– y cuyo impacto, tras 6 meses de inactividad, se sitúa en cerca de -35.000 M2.



Pese a todo, ASIT ve algunos elementos positivos cara al futuro:


• El cambio de tendencia que se observa en cuanto a la vivienda iniciada en 2015 (44.577 hasta noviembre, frente a las 34.873 de 2014) previsiblemente se traducirá en un cambio de tendencia, asimismo, de la vivienda finalizada en 2016 y de la potencia solar instalada, según la asociación.

• La incorporación al mercado global de un nuevo segmento emergente que ASIT denomina de “instalaciones voluntarias de financiación privada”, surgido con motivo del cierre coyuntural de los programas de apoyo en la comunidad andaluza y al amparo del alto nivel de competitividad alcanzado ya por determinadas soluciones solares térmicas.


• El incremento registrado en la actividad exportadora de las empresas fabricantes ubicadas en el estado español respecto del año anterior (3,6%).



Lejos de los objetivos del PER

No obstante, la asociación solar deja claro que “si tomamos como referencia los objetivos contenidos en el PER 2011–2020, la proyección de los resultados globales alcanzados por el sector, acumulados a cierre 2015, nos llevarían a alcanzar una cifra máxima de 5 millones de M2 instalados y en operación a finales de 2020”. El objetivo del PER era contar con 10 millones de M2  para esa fecha. Es decir, a este ritmo se llegaría a la mitad.

“

¿Por qué un Plan Energías Renovables, de tan reciente creación y que tantos estudios justificativos precisó en su elaboración, parece hoy tan alejado de la realidad en cuanto a sus objetivos?”, se pregunta ASIT. “¿Acaso en 2011 no se sabía que el mercado de la nueva construcción de viviendas no podía ser el único motor para consolidar el crecimiento de la solar térmica? ¿Acaso no se preveía entonces que la coyuntura económica no mejoraría súbitamente?”.



La respuesta que da la asociación es que el PER dejó previstas una serie de medidas de promoción que no se están implantando. Medidas como la inspección y control del CTE;  sistemas de certificación o cualificación de instaladores; homogeneización de convocatorias de subvenciones;  promover el carácter ejemplarizante de los edificios públicos en la utilización de energía solar térmica; o impulso al desarrollo de las ESEs mediante un sistema de incentivos al calor renovable (Icaren).



Además, de acuerdo con ASIT, en todos estos años tampoco se ha hecho prácticamente nada por superar las barreras que dicho plan detectaba: barreras técnicas derivadas del desconocimiento de la tecnología por parte de promotores y usuarios;  barreras normativas por incumplimientos del CTE o por malas interpretaciones que permiten que se sustituya la solar térmica de forma indebida por otras tecnologías (bombas de calor, etc.); e incumplimiento parcial con un incorrecto dimensionado, instalación y falta de garantía de funcionamiento.



¿Es posible invertir la tendencia? “Tenemos un sector capaz, comprometido e ilusionado y cinco años por delante para cambiar la tendencia y lograr el objetivo”, señalan desde ASIT. Pero matiza: “necesitamos una administración responsable que quiera cumplir los objetivos comprometidos con la UE y cuente con nosotros para ello”.



Captadores planos, en alza
En su informe, la asociación hace un repaso a otros aspectos, como el tipo de captador más instalado en 2015: el capador plano, que creció un 18% en relación al año anterior, pasando de los 101.909 m2 de 2014 a los 119.660 m2 de 2015. No obstante, cuando se trata de sistemas prefabricados de capadores planos, el año pasado se produjo un retroceso del 20% (133.446 m2 suministrados en 2014 y 106.478 m2 en 2015).



La caída fue aún más causada para los tubos de vacío, de un 30% en concreto (11.121m2 en 2015 frente a los 15.894 m2 en 2014). En otras tecnologías (captador sin vidrio, plástico, aire…) el retroceso fue del 12% (3.375 en 2015 y 3.839 en 2014). 

En conjunto, teniendo en cuenta todas las tecnologías, en 2015 se instaló un 5,5% menos que el año anterior (241.165m2 frente a 255.088m2). 

Todo ello da como resultado un nuevo parque instalado de 169 MWth al cierre de 2015.

La facturación ascendió a 193 millones por parte de las empresas miembros de ASIT, que dan empleo directo a 4.800 personas y que en 2015 exportóaron 81.350 m2 de capadores solares a terceros países.  

Andalucía sigue siendo, de lejos, la comunidad donde la solar térmica es más visible, con 957.223 m2 acumulados en 2014. Le siguen Cataluña, con 525.439 m2, y Madrid, con 324.332 m2.







Añadir un comentario