piet holtrop

No soy tan inteligente

0

La máxima inteligencia a la que podemos aspirar las personas individualmente es la consciencia sobre las limitaciones de la propia inteligencia. De manera agregada la suma de la inteligencia de los individuos es parecida. De ello podemos deducir la consciencia de los límites que tienen las predicciones. Lo digo por las predicciones que hice en mi anterior artículo en esta revista en papel, y lo digo, en general, reconociendo que las predicciones generalmente son especulativas, porque no tenemos certeza sobre los acontecimientos del futuro.

Tampoco soy tan creativo
Porque el título de este artículo lo he tomado prestado de Nassim Nicolas Taleb, de su libro “Fooled by randomness” The hidden role of change in life and markets. Nos explica cómo tenemos que hacer un esfuerzo constante para dominar nuestras emociones en la toma de decisiones, y evitar ver falsas causalidades en nuestro entorno.

Ya lo mencioné en mi presentación sobre contratación de energía eléctrica con entrega física en el mercado de producción del sistema eléctrico español, durante el I Congreso Nacional de Renovables de APPA. Lo recordaba esta mañana porque estaba preparando mi presentación para el III Congreso Nacional de Renovables de APPA, el próximo 4 de diciembre. Haré esta vez una breve presentación, y seguidamente moderaré una mesa de debate, con el título: Hidrógeno: ¿una solución rentable para instalaciones renovables?

Pero no me puedo resistir
La tentación de hacer especulaciones sobre el futuro. Hablando de subastas, me pareció muy acertada la respuesta de Joan Groizard, durante el VI Foro Solar de UNEF, en la mesa que precedía a la mía sobre PPA’s. Decía que estas subastas son una señal de continuidad en el tiempo. Durante mi intervención en la siguiente mesa hice referencia a ello, y añadí que llevamos apenas tres años trabajando en PPA’s en España, y ya algunos no queremos subastas.

Puede ser que este deseo venga de nuestra emocionalidad sobre el reciente pasado regulatorio, que para muchos ni siquiera ha terminado todavía, y hemos desarrollado una profunda antipatía a la confianza que nos pretende transmitir el regulador. A pesar de ello, creo que las subastas son necesarias para generar esta reafirmación constante de la senda que estamos siguiendo como sector.

Evolución del pool
En nuestra mesa también hablamos de la evolución de los precios del pool, esencial para los proyectos merchant, que dependen directamente de ello, y muy relevante como referencia de coste de oportunidad y de cobertura para los PPA’s. Hablamos del temido fenómeno de la canibalización, que a mi entender es una proyección lineal equivocada de una curva que va bajando sin límite, ignorando que esta curva en sí misma constituye una señal de precio para otros participantes, actuales o futuros.   

No es mi trabajo hacer predicciones
Y ni pretendo que lo sea, lo que busco es abrir debates, y conseguir aclararme las ideas sobre dónde vamos, y con ello saber responder mejor a la evolución de la transición energética. Me imagino que será por este motivo que APPA me invitó a moderar una mesa sobre hidrógeno y renovables.

Mi argumento para rebatir esta curva de canibalización sin límite es justamente el hidrógeno, cuyos fabricantes entrarían en el mercado de producción del sistema eléctrico, una vez que el pool dé una señal de precio que permita sustituir el gas natural en la producción de hidrógeno mediante electricidad. Según un estudio de la plataforma alemana para el hidrógeno, en la Unión Europea esta señal estaría en alrededor de 24€/MWh. Con el abaratamiento de los sistemas electrolizadores, en la medida que este componente en el precio final del hidrógeno vaya bajando, con la misma referencia de precio del gas como coste de oportunidad, el precio que estaría dispuesto a pagar el fabricante del hidrógeno irá subiendo, con el límite del abaratamiento del electrolizador. Si la mitad del coste de producción del hidrogeno fuera la electricidad, si el equipo electrolizador se redujera a la mitad, el suelo sería 24+12=36€/MWh. Si el precio del gas subiera, también subiría con ello este suelo, y viceversa. El debate está servido, ¡espero veros el 4 de diciembre!

Añadir un comentario