pep puig

Debate en torno al papel de Europa y las energías renovables

3

Bajo el titulo EU Leading on Renewable Energy Policy, delivering on 2020 targets and beyond (http://www.euleadingrenewable.eu/index.html), la Comisión Europea convocó, el pasado 17 de marzo de 2015, a varios centenares de personas vinculadas con la energía (y especialmente con las renovables) para debatir como la UE puede  continuar liderando las políticas de las energías renovables en el mundo.

El acto tuvo lugar en el edificio de Brussels Environment (http://www.environnement.brussels/qui-sommes-nous), un novísimo edificio, el mayor edificio de oficinas construido en Bélgica con criterios pasivos (y el segundo mayor de Europa).

Como participante tuve la oportunidad de escuchar el discurso de apertura pronunciado por el Comisario Europeo de Acción Climática y Energía, Miquel Arias Cañete y en el cual hizo una defensa de las energías renovables. El comisario estuvo acompañado, en la sesión de apertura, de un representante de la Presidencia del Consejo Europeo, el presidente del Comité de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo y de la Ministra Federal Belga de Energía, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La primera mesa de debate, entorno al liderazgo de la UE en renovables, discutió el desarrollo del marco político y legal mas avanzado. El debate fue precedido de un brillante discurso de Claude Turmes, parlamentario europeo. La mesa de debate, se centró en las respuestas de los participantes a la pregunta  que planteó Marie Donnelly, directora para Renovables, Investigación e Innovación y Eficiencia Energética de la CE: De acuerdo con tu visión y experiencia, ¿cual es el PRINCIPAL elemento del marco político que se necesita para que la UE se mantenga como número uno mundial en renovables? Puedes, por favor, elaborar la respuesta para el año 2020 y mas allá. El debate, en el que tuve el honor de representar a Som Energia (http://www.somenergia.coop/), compartí la mesa con el director ejecutivo y responsable de la cooperación europea en energía del Agora-Energiewende (http://www.agora-energiewende.org), con el presidente del consejo de la Red Europea de Operadores del Sistema de Transmisión de Electricidad (http://www.entsoe.eu/), un miembro del consejo de la Agencia para la Cooperación de los Reguladores de Energía (http://www.acer.europa.eu/), una miembro del consejo del Plan de Acción de Energía Sostenible de la ciudad de Riga (http://195.76.147.227/renforus/site/?p=1018).

La segunda mesa de debate discutió el impulso del cambio industrial y la innovación tecnológica. El director general de IRENA (http://www.irena.org/), Adnan Amin fue el encargado de hacer el discurso introductorio. Bajo la moderación del periodista Alex Taylor, participaron en el debate el CEO de Tisun GmbH, pionera empresa austríaca de fabricación de colectores solares (http://www.tisun.com/), el responsable de Clima y Medio Ambiente del Banco Europeo de Inversiones (http://www.bei.europa.eu), el responsable de Innovación y Sostenibilidad de ENEL Green Power (https://www.enelgreenpower.com/en-GB/), la vicepresidenta de investigación y desarrollo de Alstom Renewable Power (http://www.alstom.com/microsites/power/products-services/renewables/), el director de Sostenibilidad de IKEA (http://www.ikea.com/ms/en_US/pdf/sustainability_report/sustainability_report_2013.pdf) y el CEO de Dong Energy (http://www.dongenergy.com/en/transforming-energy/transforming-energy).

La jornada acabó con las conclusiones políticas que expresaron Monica Frnasoni, Presidenta de la Alianza Europea para el Ahorro de Energía y Dominique Ristori, Director General para Energía de la Comisión Europea.

Descrito el evento paso a compartir la respuesta que di a la pregunta formulada en la mesa de debate en la que participé: De acuerdo con tu visión y experiencia, ¿cual es el principal elemento del marco político que se necesita para que la UE se mantenga como número uno mundial en renovables? Puedes, por favor, elaborar la respuesta para el año 2020 y mas allá.

El principal elemento del marco político que se necesita para que la UE se mantenga como número uno mundial en renovables es la creación de un sistema energético basado en los principios de la democracia energética. O sea que hay que crear los elementos necesarios para que la democracia energética sea una realidad en todos los sistemas energéticos de los países de la UE.

¿Cómo entiendo la democracia energÉTICA o energía 3.0?
Es aquel sistema energÉTICO que da poder a las personas y a las comunidades que disponen de fuentes locales de energía renovable para que saquen provecho de su captación, transformación y uso.

Principios en los que debería basar un sistema energÉTICO democrático: 1) reducción de las necesidades de energía, no solo mediante la generación eficiente de energía sino también en su uso eficiente; 2) sin emisiones de carbono fósil ni emisiones de radioactividad; 3) flexibilidad, para dar cabida a una proporción creciente de generación renovable variable y  permitir la circulación bidireccional de la energía; 4) control local, las comunidades deben tener la autoridad para tomar decisiones sobre su economía energÉTICA, sopesando no solamente los costos de la energía (inversión & operación) sino los beneficios económicos locales; 5) acceso equitativo, todas las personas deben tener garantizado el acceso a la propiedad de las tecnologías para la captación, transformación y uso de las energías renovables locales (de forma individual y/o colectiva). Además deben tener acceso a la autoridad de las redes.

Dado que el Sol, el viento, el agua, . . . que discurren por una comunidad son bienes comunes que pertenecen a toda la comunidad, todas las personas residentes en ella deben poder compartir la riqueza que genera su aprovechamiento.

La clave para un sistema energético democrático es una gestión no discriminatoria de las redes, que no discrimine a los usuarios. Ello significa que el gestor de las redes no tenga ningún interés financiero en hacer nuevas redes o construir nuevas centrales de generación, que las reglas de la red permitan las transacciones de igual a igual mediante un acceso equitativo y unos precios transparentes (por la energía, por el uso de las redes y por los servicios que los usuarios puedan proveer a las redes), que los generadores y los suministradores de energía no tengan la propiedad de la red ni ningún interés en su gestión y que los usuarios tengan la propiedad de las redes.

La democracia energÉTICA implica también un acceso equitativo al capital y a la financiación, la auto-organización comunitaria y una buena gestión y educación y empoderamiento de las personas de la comunidad para que conozcan sus oportunidades para ser activas en la energía (interacción entre personas y entre ellas y las redes).

Solo la democracia energÉTICA tiene la capacidad de crear una economía de la energía justa y equitativa en la que los precios de la energía sean transparentes i efectivos en cuanto a coste y en la que no haya subvenciones cruzadas de una parte del sistema hacia otra parte del mismo.

Solo la democracia energÉTICA encauzará las oportunidades tecnológicas de las fuentes renovables locales y de la red ampliamente distribuida, con la oportunidad económica de las comunidades para recuperar el control social de los mercados de la energía, hoy todavía en manos de los oligopolios.

La grabación del evento se puede visualizar en:http://www.euleadingrenewable.eu/streaming.html

El discurso del Comisario europeo de acción climática y energía se puede leer en:
http://europa.eu/rapid/press-release_SPEECH-15-4615_en.htm

Añadir un comentario
Javier López Dorronsoro
Menos hablar y mas legislar para esa democratización energética, que para meterle impuestos abusivos basta un real decreto
Josep Maria
Una bonita utopia
emho
Excelente artículo. Leído con el babero puesto. Una puntualización: las ER producen una externalidades, menores que las fósiles si se sopesan cuidadosamente y de forma transprente los impactos y cómo reducirlos o anularlos. Pero también las externalidades positivas han de ser explicitadas, en forma de ahorros y de productividades, tanto individuales como colectivos.