panorama

La UE será más ambiciosa en materia de cambio climático...

... si otros son más ambiciosos también

0
La Comisión Europea (CE) difundió ayer un comunicado en el que asegura que pretende "impulsar la ambición de las medidas de la acción por el clima en el período comprendido hasta 2020 en las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el cambio climático" (estas negociaciones comenzaron ayer en Bonn y concluirán el quince de junio). Eso sí, la UE "hará hincapié en que su oferta de aumentar su objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del 20% al 30% para 2020 sigue sobre la mesa siempre que otras grandes economías adopten medidas similares".
... si otros son más ambiciosos también

La conferencia de Bonn, que incluye "negociaciones ministeriales de carácter eminentemente oficial" hoy y mañana, durará diez días y constituye, según la CE, "una valiosa oportunidad para progresar hacia un acuerdo climático global (que deberá concluirse el año que viene) para el periodo posterior a 2020, así como para instaurar nuevas medidas que intensifiquen la acción por el clima en el periodo anterior a 2020". Estas medidas -continúa la CE- "son necesarias para cubrir el amplio desfase que existe entre los compromisos contraídos por los países para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero [GEI] y las reducciones necesarias para mantener el calentamiento planetario por debajo de los 2ºC en comparación con la temperatura de la época preindustrial".

La comisaria
Según la comisaria de la Unión Europea (UE) encargada de la Acción por el Clima, Connie Hedegaard, "la UE va a superar con creces los objetivos de emisiones que se había propuesto con arreglo al Protocolo de Kioto para el periodo comprendido hasta 2020, lo que ha sido posible gracias a más de una década de ejecución de una política decidida por parte de la Unión y de sus estados miembros". Pues bien, ahora, la UE -ha explicado Hedegaard-, va a adoptar (para el mes de octubre) "la que será su contribución para el próximo acuerdo climático internacional posterior a 2020, y, al mismo tiempo, pedimos a las demás grandes economías que presenten sus propuestas concretas para, del mismo modo, impulsar las ambiciones".

El presidente del Consejo
Por su parte, el ministro de Medio Ambiente, Energía y Cambio Climático de Grecia, que actualmente ocupa la presidencia del Consejo de la UE, Yannis Maniatis, ha declarado que "esta negociación necesita avanzar de forma palpable respecto a la información que deben facilitar los países cuando propongan su contribución a la reducción de emisiones en el marco del acuerdo posterior a 2020". Según Maniatis, además, "llegar a un acuerdo sobre dicha información es fundamental para garantizar que las contribuciones sean perfectamente comprensibles y transparentes. Bonn debe además preparar el camino hacia una decisión sobre la manera de impulsar la reducción de emisiones planetarias con posterioridad a 2020. La UE desea que se tomen decisiones sobre estas dos materias en la conferencia climática de Lima, en diciembre".

Calendario
Según el comunicado difundido ayer por el Servicio de Prensa de la Comisión Europea, la mesa redonda ministerial que tiene lugar hoy está centrada en "cómo impulsar la ambición de la acción climática por parte de los países desarrollados en el marco del Protocolo de Kioto en su segundo período de compromiso, que va de 2013 a 2020". Por otro lado, en el diálogo ministerial de mañana se debatirá "el futuro acuerdo climático global, así como la manera de impulsar la ambición de las acciones para el período anterior a 2020 en todos los países". En las reuniones de carácter ministerial, la UE "compartirá sus experiencias de cumplimiento y superación de sus objetivos de emisión y expondrá sus ideas respecto al diseño del futuro acuerdo global".

Crece la economía, bajan las emisiones
La UE -explica la Comisión en su comunicado- "ha conseguido romper el vínculo que existía entre el crecimiento económico y las emisiones de gases de efecto invernadero". Y ello es así porque, según los datos de la propia Unión, "si bien las emisiones han disminuido en un 19% entre 1990 y 2012, la economía de la Unión aumentó en dicho periodo más de un 44%". De este modo, las emisiones por unidad de PIB se habrían reducido a la mitad, "lo que hace de la UE una de las economías más energéticamente eficientes del mundo". Pues bien, según la CE, en la mesa redonda del Protocolo de Kioto, "la Unión mostrará cómo ha conseguido superar su objetivo oficial para el primer período de compromiso del Protocolo (2008-2012) en unos 4.200 millones de toneladas (o 4,2 gigatoneladas, Gt) equivalentes de CO2".

La ambición relativa
La superación potencial para el segundo período -explica la CE- podría ser de 1,3 Gt suplementarias, lo que para 2020 situaría las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la UE e Islandia un 24,5 % por debajo de los niveles del año de referencia elegido (1990 en la mayoría de los casos). Si se combina la superación del primer período de compromiso y la del segundo se llegaría a un ahorro total de emisiones para 2020 superior en 5,5 Gt a lo que la UE e Islandia se habían comprometido a realizar. Esto equivale a más de un año de emisiones: en 2012, las emisiones de la UE y de Islandia alcanzaron las 4,55 Gt. Además de esto, la UE "hará hincapié en que su oferta de aumentar su objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del 20% al 30% para 2020 (siempre que otras grandes economías adopten medidas similares) sigue sobre la mesa".

Objetivo: que la información sea clara
En los debates relativos al acuerdo climático posterior a 2020, un aspecto importante de la reunión de Bonn será, según la CE, "el de avanzar hacia un consenso en torno a la información que los países deben facilitar al presentar sus propuestas de contribución para reducir emisiones en el marco del futuro acuerdo de manera que tales contribuciones sean comprensibles y susceptibles de revisión". La UE quiere que en Lima pueda llegarse una decisión sobre esta información. Todos los países han convenido en presentar sus contribuciones con gran anticipación a la conferencia de diciembre de 2015 en París, donde deberá adoptarse el acuerdo para el período posterior a 2020 y, si fuera posible, durante el primer trimestre de 2015.

Añadir un comentario